¿Argentina está preparada para la Cumbre del G-20?

7

Para los tiempos políticos, un año puede parecer una eternidad, en cambio para los tiempos logísticos y operativos un año puede ser realmente muy poco. A casi un año de que se celebre una nueva cumbre del G-20, esta vez en Argentina, la perspectiva de que el pais pueda brindar seguridad aérea en la misma se mantiene con serias dudas.

Estas serias dudas rozarían el bochorno dadas las condiciones en que se encuentra la Fuerza Aérea Argentina, incapaz al día de hoy de poder blindar el espacio aéreo para poder satisfacer ya no solo una obligación, sino un requerimiento diplomático que podría ser solicitado por cualquiera de las comitivas a presentarse. Es claro, Argentina al día de hoy presenta solamente tres aviones A-4 en condiciones operativas y capaces de brindar una limitada cobertura a las distintas etapas que implica el desarrollo de la cumbre. Sin duda hablamos de incapacidad para desarrollar una tarea que por lo general resulta preceptiva para una celebración de tamaña envergadura.

La cumbre estima que la Argentina se obliga a garantizar la seguridad de los lideres de las principales potencias del mundo. Si esto no es posible para nuestro país, existirían diversas opciones: o la comitiva de alguna de las principales potencias no asiste, o se intenta solucionar en el poco tiempo que resta para que comience la celebración una posible adquisición o lease de aeronaves.
Claro esta que estas no son las únicas opciones (o desenlaces) posibles. Queda una opción, quizá la mas factible, simbólica y que definitivamente mostrara las condiciones en las que se encuentra nuestra defensa nacional: la intervención de aeronaves foráneas para garantizar un deber soberano.

Esto ultimo, quizá un tanto alarmista, no suena descabellado. La Argentina avanzo el 10 de noviembre del año pasado en un acuerdo con la Georgia National Guard para la asistencia y entrenamiento en cuanto a seguridad de fronteras, desastres ecológicos y humanitarios, logística y situaciones de emergencia. A sabiendas de esto y según los primeros contactos, la Argentina al no estar en condiciones de velar por la integridad física de la comitiva estadounidense, solicitaría a nuestro país la intervención de la Air National Guard para el cuidado de sus connacionales. Esto desde ya implica el traslado, la coordinación y la logística de diversos aparatos, entre ellos cazas de combate.
Desde ya que la Argentina, en la situación en la que se encuentra su sistema militar, no se encuentra en condiciones de desplegar aeronaves con capacidad de derribo.

Esta situación hipotética, pero altamente probable, no se desvía de lo ya acontecido anteriormente con la visita del presidente de los Estados Unidos. En esa instancia la Argentina relego en el país visitante la escolta del convoy presidencial, no ya por pleitesia, sino por rallana incapacidad.
¿Que sucede con las demás comitivas? Sabemos que no solamente Estados Unidos asistiría a la cumbre del G-20, sino que ademas se sumarían desde ya numerosos estados que también integran la pequeña lista de super-potencias o potencias regionales. En la gran mayoría de casos, estos se encuentran con conflictos abiertos o latentes, sufren los embates de las nuevas amenazas, y se blindan espectacularmente para aniquilarlas. A razón de esto, y dadas las paupérrimas condiciones instrumentales y operativas de la Argentina, se puede inferir que las condiciones de brindar seguridad a los cuerpos diplomáticos serán similares en prácticamente todos los casos, incluyendo también, sus condiciones de participación.

Lógicamente seria absurdo pensar en una ciudad (Buenos Aires o Mar del Plata) cercada y sobrevolada por aeronaves de 19 de las principales economías del planta (descartando al país anfitrión). Lo que no es absurdo a esta altura, es que la Argentina se debe una política publica de defensa al corto plazo para solucionar un inconveniente que podría traer rispicedes diplomáticas, o peor, graves riesgos a la seguridad nacional.

Desde el año 2008, los países anfitriones han literalmente blindado las ciudades donde se desarrollaron los encuentros. Cierre de carreteras, traslado de habitantes, cortes de transporte publico, perímetros militarizados y cielos cerrados con aeronaves de combate en tareas de patrullaje y alerta. No es menor el dato que el mundo esta transitando actualmente un fenómeno potenciado de terrorismo, con el agravante de desarrollarse en fronteras difusas o porosas producto de numerosas causas globales. La lucha contra el terror es a esta altura un desafió llevado a cabo por prácticamente todos los estados nacionales, convirtiéndose de esta forma en posibles objetivos.
Esta futura cumbre estará fuertemente teñida por esta fenomenología, y a su vez, ya no de manera colateral, sobre asuntos de defensa. Argentina, mirara expectante una discusión mientras sus cielos no pueden ser controlados soberanamente, o para peor, siendo custodiado por aeronaves foráneas.

Bajo estos preceptos surge el interrogante sobre si nuestro país se encuentra en condiciones de desarrollar como anfitriona la cumbre en el 2018, si todavía podemos tomar acciones concretas para prestar una seguridad contundente, o si nuestro aparato defensivo llego definitivamente a un punto de no retorno. Pero claro todo es cuestión de perspectiva.

A veces un año para los tiempos políticos puede ser una eternidad.

7 Comentarios

  1. AEW de Brasil…?, Los Sapitos de Uruguay…?, alternativas hay un montón!. Será el papelón final con el que daremos por muerta nuestra FAA… Luego de eso seguramente habrá políticos que estallarán de ira al ver nuestro patético estado de indefensión y le echarán la culpa a: los peronistas, a los peronistas k, a los ingleses, a los gorilas, a la AFA, a los radicales, a los zurdos, a los pacifistas, a Messi por pecho frío y a un largo etc…

  2. Es que la cara de piedra de nuestros políticos ya da para todo y parece ser que el pueblo argentino se va acostumbrando a los papelones y vergüenza política a las cuales nos someten a diario nuestros administradores “elegidos” por la santa urna. Entonces la reflexión sera una mancha mas al tigre?? Papelón mas papelón menos??.. Hace rato el camino es uno solo, ininterrumpido y sistemático: caída libre, entonces que mas da!! Viva la joda y el saqueo político total ya nos tienen acostumbrado a lo mismo y el pueblo vive el sueño de los justos…..

  3. Los militares en este país se ganaron mala fama.
    En la opinión común de la gente un militar es casi tan despreciable como un “villero”.
    Al no existir una política de defensa y a enaltecer una institución que en su pasado ha servido a la patria y al pueblo, la dirigencia política cae en el error que las Fuerzas Armadas son prescindibles y más aún no existiendo una “hipotesis de conflicto”.

    Hasta tanto no se entienda a las FFAA como pilar de desarrollo industrial de un país. El desenlace está cercano.

  4. Aunque nuestro país decidiera hoy mismo comprar algún SdA con las capacidades necesarias nuestros pilotos y todo el tren logístico no haría a tiempo como para brindar la seguridad aérea necesaria para el evento. La única posibilidad es que se lograra poner en servicio al menos 6 u 8 A4-AR para esa fecha. En otras palabras: “otra vez sopa…” (Qué papelón!!!)

  5. Ya sucedió la circunstancia de pedir aeronaves en “alerta” a la FAU, en Durazno; para una cumbre durante la cual no habia A4 AR en servicio. No recuerdo bien pero creo que fue en el 2015. Al margen de esto, creo que la máxima autoridad de las FFAA, el Pte de la Nación, responsable directo de la Defensa Nacional, y sus asesores directos mas cercanos (ilustres CEO´S) no consideran en absoluto esa función del estado.

  6. gracias a algunos militares inescrupulosos y a la negligente clase politica Argentina esta en estado de indefencion de su territorio. Lamentable….!!!

    Proveer a la defensa común. Es un objetivo fundamental del Estado. Se propone otorgar al poder federal las fuerzas suficientes para la defensa del propio Estado, de las provincias y de la población. Significa también la defensa de la Constitución, de la comunidad y, con ella, de la persona humana.
    La defensa común que debe proveerse está por encima de intereses individuales y grupales, de banderías o sectores.

Deja un comentario