Submunición tipo clúster del cohete ASTROS II​

Traducido y adaptado por Negro2000

El Ministerio de Relaciones Exteriores aconseja a las embajadas brasileñas promover la venta de armas de fuego fabricadas en Brasil. Una circular enviada a las representaciones del país en el exterior, obtenida a través de acceso a la información por el Instituto Sou da Paz y el Instituto Igarapé, afirma que la industria de defensa y armamento será una prioridad para la promoción comercial de Brasil en 2017.

Publicado el 6 de diciembre de 2016, el texto insta a los diplomáticos a promover eventos, misiones comerciales y seminarios «con el fin de promover las exportaciones brasileñas de esta cadena (industria de la defensa).»

«En la actualidad, la industria de defensa brasileña tiene un bajo grado de internacionalización. Para ganar escala y tener un mínimo de previsibilidad en la producción, es esencial que las empresas brasileñas conquisten mercados en el exterior», dice la circular.

El Ministerio de Asuntos Exteriores instruyó a los diplomáticos a centrarse en los países de Europa, Asia, Oriente Medio y África como los mercados de productos de la industria de defensa. Para las organizaciones de derechos humanos como el Instituto Sou da Paz, el gobierno brasileño es irresponsable al fomentar el aumento de la exportación de armas sin mejorar primero las concesiones de licencia del proceso de ventas.

«No estamos en contra del fomento de la industria de defensa, pero estamos preocupados por el control inadecuado de las ventas en el extranjero», dice Bruno Langeani, coordinador del área de justicia de Sou da Paz. «Tenemos que asegurarnos de que el comprador final no sea un país en guerra y que pueda garantizar la seguridad de las armas».

Según Langeani, la evaluación de riesgos realizada por el gobierno de Brasil es insuficiente y, por lo tanto, muchas de las armas brasileñas acaban en conflictos o en los países con embargo internacional. Cita dos ejemplos recientes: pistolas Taurus que se vendieron al hijo de un traficante internacional de armas; y las bombas de racimo brasileñas utilizadas por las fuerzas saudíes en la guerra de Yemen. El informe del Grupo Especial sobre Yemen al Consejo de Seguridad de la ONU del 31 de enero, dice que el fabricante brasileño Forjas Taurus, en 2015 envió un cargamento con 8.000 armas a un hijo del yemenita Fares Mohammed Mana’a, un conocido traficante a nivel internacional. Esto fue tres meses después de que la ONU imponga un embargo de venta de armas a Yemen, dado el conflicto en el país.

El informe señala las fallas del gobierno brasileño al conceder la licencia de exportación. La venta autorizada fue de 80.000 pistolas al Ministerio de Defensa de Djibouti, un pequeño país africano, que sólo tiene 16.000 militares en servicio activo y 9.500 reservistas.

Las pistolas probablemente fueron dirigidas a Somalia, también bajo embargo. Según la ONG Human Rights Watch, cohetes tipo cluster de Brasil se han utilizado en los últimos meses por lo menos cuatro veces por la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen, matando a dos civiles e hiriendo al menos a 10.

Los cohetes son fabricados por la industria brasileña Avibrás. Las bombas de racimo causan muchas muertes entre la población civil, ya que se desprenden en muchos explosivos después de ser lanzadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.