Mentiras y verdades de Roberto Navarro

17

El día Domingo 26 de Marzo, en el regreso del programa “Economía Política” del periodista Roberto Navarro se realizó la presentación de un informe realizado por su equipo periodístico con lo que se definió como “la mayor compra de armamento en 40 años”, incluso descrita como la mayor realizada en la historia de la República Argentina.

Con un tinte opositor a la actual administración Macri, Navarro hizo una curiosa analogía en la que encuentra un paralelo entre la crisis económica macrista del año 2017 con la crisis económica vivida a principios de la década de 1980 por la última dictadura militar que según su razonamiento habría llevado al Conflicto del Atlántico Sur también conocido como Guerra de las Malvinas con el Reino Unido entre Abril y Junio de 1982. Con un evidente sesgo y apelando a la sensibilidad por la proximidad de la fecha del 24 de Marzo, día de la Memoria y Justicia en la República Argentina tomando como base la fecha del último golpe militar.

El documento central utilizado se refiere a una presentación realizada el día 16 de Junio de 2016, de parte del embajador argentino en los Estados Unidos, Martin Lousteau, al congresista Peter “Pete” Visclosky. En la misiva, Lousteau realiza una solicitud al congresista Visclosky por su cooperación en los equipos de interés para la República Argentina, en este caso desde excedentes de las FF.AA. de los Estados Unidos así como de nueva manufactura, las cuales requieren autorización del Congreso de los Estados Unidos para su exportación. Visclosky no es un congresista cualquiera, en este caso, el de mayor antigüedad de la minoría Demócrata en el Subcomité de Apropiaciones para Defensa del Congreso, segundo en importancia y también con relevancia política en el comité de presupuesto fiscal de los Estados Unidos.

Los diputados Amadeo y Laspina se han reunido según el documento con Visclosky en el mes de Abril 2015, en donde también han requerido el necesario apoyo político para poder llevar a cabo las adquisiciones pretendidas por la nación. El documento hace referencia a los acuerdos políticos existentes tanto de la previa como de la actual administración en los valores de paz y seguridad internacional así como en el combate al terrorismo con los Estados Unidos, de evidente importancia hemisférica tradicionalmente. Inclusive con los acuerdos y la gestión de ambas partes para el proceso de pacificación y desmovilización en Colombia, donde la Argentina ha enviado observadores militares y así, en misiones de paz al mando de las Naciones Unidas.

Tales solicitudes hacen énfasis en equipamiento para la Fuerza de Paz binacional “Cruz del Sur” junto con la República de Chile así como equipamiento de ingenieros y apoyo de uso dual (tanto apoyo a la comunidad como de aplicación militar) junto a armamentos y equipos exclusivamente militares para la Armada, Ejército y Fuerza Aérea Argentina.

Este listado, se envía anualmente a los Estados Unidos para su análisis y posible disponibilidad en la que se hace uso de principalmente 2 programas de exportación de armas de los Estados Unidos que se denominan Foreign Military Sales (FMS) y Excess Defense Articles (EDA), el primero enfocado casi exclusivamente a armamento y equipos de nueva manufactura inclusive similar al utilizado en ese momento por las FF.AA. de los EE.UU. pero el segundo contempla excedentes de las FF.AA. de los Estados Unidos, es decir, material usado declarado en disponibilidad o fuera de servicio. El acceso al programa de financiación de FMS fue destrabado luego de la cancelación de la deuda con el Club de París, en el cual el Gobierno de los Estados Unidos era acreedor del Estado argentino, desde el año 2002 en default.

Esta lista se produjo gracias a la planificación del instrumento militar como parte del Plan de Capacidades Militares (PLANCAMIL) inclusive con elementos solicitados por la administración Fernandez de Kirchner durante los ministros Garre, Puricelli y Rossi en Defensa. La misma ha sido validada por fuentes militares, si bien en muchos casos de carácter informativo y no necesariamente entendida como una orden de compra sino por una solicitud de información, disponibilidad y en algunos casos apoyo político necesario para acceder sin restricciones a estos equipamientos.  Lo que si correctamente ha apreciado el equipo periodístico de Navarro es un valor potencial aproximado en los pocos miles de millones de dólares, aunque podemos discutir el origen de las valuaciones utilizadas durante el programa.

En el caso de materializar la totalidad, lo cual sería impracticable de aplicar sino escalonadamente y acompañado del presupuesto operativo y para su mantenimiento, el PLANCAMIL definiría necesidades idealmente entre los 8000 y 15000 millones de dólares para poder recuperar sistemas de armas, equipamientos y capacidades perdidas sea por obsolescencia o desprogramación. Estas cifras han sido utilizadas como una chicana política en la que el Estado gastaría de su caja estos miles de millones en armamento para combatir ¿quién sabe a quién? en el corto plazo, cuando en otros frentes políticos inmediatos, por ejemplo, ejecuta paritarias salariales por debajo de la inflación anual y a pagar en cuotas. El mismo latiguillo usado por oficialistas y opositores, según les correspondiera, para comparar la inversión militar con programas como por ejemplo Fútbol para Todos de televisación gratuita de los torneos nacionales de fútbol versus en este caso la responsabilidad del estado para proveer a la Defensa Nacional. Expresada por el comunicado oficial de manera que “la exploración en los programas de ayuda militar disponibles no implica la intención de compra ni conlleva, mucho menos, la capacidad financiera para hacerle frente.”

La connotación negativa y el implícito rechazo a la existencia misma de los Ejércitos colisiona con la realidad de la política y relaciones internacionales, si bien la Paz entendida como entendimiento entre las partes también en muchos casos apoyada por el poder disuasivo del instrumento militar en defensa de los interés nacionales. Esta concepción se apoya en un momento en donde varios lineamientos políticos cuestionan la utilidad de los costosos ejércitos modernos y buscan cada día más funciones políticamente redituables en las cuales utilizar sus capacidades latentes para la operación durante condiciones adversas, catástrofes y el apoyo a personas y comunidades en grandes números. En este caso, la zona de mayor conflicto político siendo el solapamiento o complemento, según el caso, con las Fuerzas de Seguridad. Actualmente las FF.AA. se limitan a labores de apoyo a las de Seguridad si bien algunas voces e incluso durante campaña, impulsaran la militarización del combate al narcotráfico, las organizaciones delictivas transnacionales y el terrorismo.

Regionalmente el proceso de reequipamiento militar se ha entendido en relación a la revalorización del crecimiento y desarrollo nacional no tanto a nivel conflicto limítrofe o de intereses como tradicionalmente lo era sino también como sustento económico y tecnológico tanto de zonas científicas, industriales y productivas así como parámetro de potencial comercial y económico de las mismas. A nivel bloque incluso determinando tal como indica la frase, la cadena es tan fuerte como el más débil de sus eslabones.

El Ministerio de Defensa, 48hs después de emitido el programa, recién hizo su descargo en el cual describió al listado de armas y equipamientos como de carácter “exploratorio, genérico y público y de ninguna manera se trata de una lista de materiales a adquirir”. Si bien la definición de las necesidades y posibilidades, está directamente influenciada por la respuesta de los Estados Unidos así como de otros países y el complejo militar-industrial internacional en proveer de alternativas y opciones para la Argentina.

El documento en sí mismo propone el análisis de factibilidad según anexos para el aprovisionamiento de ítems para el Ejército, Armada y Fuerza Aérea. Para quien pueda analizar más allá de la propia superficie, el armado y planteo de los requerimientos en sí mismos da una imagen del proceso de compra y adquisiciones de las propias FF.AA. y sus prioridades.  El mismo se compone de tal forma:

Armada:

14 ítems de uso militar: 3 tipos de aviones, blindados a oruga anfibios, 3 tipos de buque de desembarco, 2 tipos de lanchas patrulleras, remolcadores y 4 tipos de vehículos.

Ejército:

-48 ítems de uso dual: 36 para Apoyo en Emergencias, 4 para apoyo a FF.SS., 8 para misiones de paz.

-21 ítems de uso militar: 3 tipos de blindado a oruga, 8 tipos de blindado a rueda 8×8, 3 tipos de helicópteros, 3 tipos de equipos de observación, nocturnos y de todo tiempo junto a 4 tipos de radares.

Fuerza Aérea:

5 ítems de uso militar: 4 tipos de aviones y helicópteros.

La televisación de este informe ha llevado a presentaciones y acusaciones de parte de la bancada del Frente para la Victoria al Presidente de la Nación, al Ministro de Defensa e inclusive a la Canciller Susana Malcorra, si bien tal como dijimos anteriormente, los plazos gubernamentales y el planeamiento a largo plazo de estos requerimientos y otros que se realizan en el país responden al diseño realizado durante la gestión de Cristina Fernandez de Kirchner y en la cual también se han recibido cientos de equipos, vehículos militares y de uso dual para las FF.AA desde los Estados Unidos por cientos de millones de dólares. Apelando al mismo principio de la denuncia ¿contra quién entonces CFK buscaba ir a la guerra?

Sorprende la demora oficial en la respuesta desde Balcarce 50 o de parte del Ministerio de Defensa, en algunos casos, alimentando la teoría del “doble comando” de parte del ministro Julio Martinez y uno de sus secretarios, Walter Ceballos, coincidentemente de viaje con una comisión militar en los Estados Unidos. También sin ignorar los roces entre los Jefes de Estado Mayor de cada una de las fuerzas con el ministro Martinez, Ceballos e incluso con el Jefe del Estado Mayor Conjunto, Teniente General Bari del Valle Sosa.

A los fines prácticos, el silencio en vez de traer claridad genera incertidumbres y perdida de cohesión en un contexto recientemente vapuleado también por informes que se hicieron públicos, aparentemente de origen oficial, planteando importantes recortes en el sector de Defensa, históricamente golpeado en procesos de ajuste presupuestario y con una imagen pública negativa asociada a la última dictadura militar y la violación de derechos humanos o el tráfico ilegal de armas décadas atrás, lo que produciría poca resistencia social frente a un recorte de magnitud.

17 Comentarios

  1. Me encanta el personaje de C5N, ni siquiera se molesto en envestigar un poco que los gastos generados durante la dictadura fue autorizada bajo el “Plan Nacional de Construcciones Navales” del Comando General de la Armada, aprobado por el decreto Nº 956 “S” del 28 de marzo de 1974 con el objetivo de que estas nuevas unidades reemplazasen los viejos y obsoletos destructores en servicio en la Armada Argentina que databan de la Segunda Guerra Mundial…..llamese MEKO 360H2 / MEKO 140 / TR-1700, entrenamiento, provision de herramental y demas facilidades…..

    Que decada perdida y generadora de tanta payasada mediatica y carente de seriedad/responsabilidad….!!!

    • para el que no leyo bien la fecha, el documento fue firmado durante el gobierno de Isabel Peron, es decir durante una presidencia legitimante constituida; Proveer a la defensa común. Es un objetivo fundamental del Estado. Se propone otorgar al poder federal las fuerzas suficientes para la defensa del propio Estado, de las provincias y de la población. Significa también la defensa de la Constitución, de la comunidad y, con ella, de la persona humana.
      La defensa común que debe proveerse está por encima de intereses individuales y grupales, de banderías o sectores.

  2. Estimado excelente artículo solo espero la segunda parte para terminar de destrozar las burradas de este infame personaje de Navarro, Dutulio y toda esa caterva de ladrones ignorantes.

  3. El periodismo argentino es muy berreta, desde 678 y Navarro hasta TN, Canal 13, Clarín Intratables, Majul, Lanata, etc, etc. son todos unos manipuladores de la información al servicio de intereses políticos. Lo cual no está del todo mal, siempre cuando sean honestos a la hora de informar y, además, aclaren sus tendencias ideológicas.
    Esta nota me gusta y me aclara varias cosas, sin embargo continuo con un par de dudas que estaría bueno que los que saben del tema me aclaren ya que yo no soy muy ducho en el tema:
    1-En la nota se dice…”los plazos gubernamentales y el planeamiento a largo plazo de estos requerimientos y otros que se realizan en el país responden al diseño realizado durante la gestión de Cristina Fernandez de Kirchner y en la cual también se han recibido cientos de equipos, vehículos militares y de uso dual para las FF.AA desde los Estados Unidos por cientos de millones de dólares. Apelando al mismo principio de la denuncia ¿contra quién entonces CFK buscaba ir a la guerra?” Yo tenía entendido que CFK no hizo absolutamente nada por la Defensa, que había destruido a las FFAA, y de pronto me entero que durante su gestión se diseñó este pedido y además se adquirió “cientos de equipos” ¿que onda entonces?
    2- Si estos informes se enviaban anualmente ¿los informes que se mandaron durante la gestión CFK también se argumentaban que la adquisición de esos mismos materiales que ahora pide la gestión Macri eran para “combatir al terrorismo”, o este argumento fue una agregado nuevo hecho por la actual administración?
    Pido a los que saben del tema que me den alguna respuesta por favor!!
    Gracias!

    • Hola Gonzalo, vamos punto por punto.

      1) CFK hizo cosas por la Defensa, si bien insuficientes, una de ellas es la reglamentacion de la Ley de Defensa Nacional y la definicion de los planeamientos por capacidades, cuestiones de genero y el inicio del blanqueo de los salarios, todas cosas importantes. Sin embargo, a nivel equipamiento se enfoco principalmente en la incorporacion de medios de uso dual y se hizo una inversion muy muy baja en relacion a las amenazas existentes, la obsolescencia de bloque y distintas capacidades, como ejemplo principal el de la Fuerza Aerea que ha perdido practicamente toda capacidad disuasiva, a diferencia de sus pares de Armada y Ejercito que mal que mal aun tiene capacidad de ser recuperados o repotenciados proporcionalmente.
      2) Estamos esperando a que se expidan, si bien pueden haber periodos en que no hubieran estas consultas al Congreso de los Estados Unidos, la regularidad de tal documentacion y contacto siempre fue muy alta.

      • Muchas gracias por responderme Federico Luna!

        Entiendo también que durante el gobierno K se hicieron algunas inversiones interesantes en el área de ciencia y producción para la defensa, ¿estoy en lo correcto? como toda la información esta cruzada por intereses políticos, nunca supe bien la veracidad de estos temas.

        En fin, volviendo al tema de la compra de armas. Si estos informes son habituales y no esconderían nada raro mas que consultar sobre valores y cosas que no implican compra efectiva, ¿hay algún asunto del que deberíamos estar preocupados entonces?
        A mi me llama la atención que se haga en el medio re recortes importantes en la industria para la defensa y que los ingleses todavía no hayan dicho nada, siendo que ante cualquier paso que daba Argentina ellos ponían el grito en el cielo.
        Bueno en fin, mi consulta sería si lo de Navarro es puro chamuyo o, a pesar de su opereta, hay algo perjudicial y raro en esta movida de lo que deberíamos estar atentos.

        Saludos!
        Gonzalo

  4. Excelente artículo, muy bien escrito; realmente me ayudó a entender en gran parte cómo viene esta movida. Gracias a Federico Luna por la respuesta al comentario anterior, me sirvió mucho también.

  5. Muy buena nota. Gracias por la simplicidad y claridad con que esta tratado el tema, que puede resultar confuso para alguien que no esté involucrado directamente en tema de Defensa.

  6. Genio!!! Ahora explIcame dos detallecitos, porqué renunció Lousteau a partir de que se descubrió esto y segundo porqué dice la palabrita “TERRORISMO”, Si acá no existe el terrorismo??

Deja un comentario