Sergei Shoigu

Traducido y adaptado por Negro2000

El ministro de defensa Ruso Sergei Shoigu dijo que la misión del único portaaviones de Rusia, el Almirante Kuznetsov, en el Mediterráneo oriental fue un éxito a pesar de la pérdida de dos aviones de combate. Dijo que la experiencia ayudaría a evitar “errores” en el futuro.

Shoigu ha expresado su satisfacción con la campaña militar de Moscú en Siria y dice que ha sido una buena prueba de nuevas armas y unidades de las fuerzas especiales.
En un discurso ante la cámara baja del parlamento el 22 de febrero, Shoigu dijo que 162 nuevos sistemas de armas rusos habían sido probados en Siria y que “sólo 10” no cumplieron con las expectativas.

Shoigu dijo a la State Duma (cámara baja) que 1.760 misiones de combate habían sido llevadas a cabo en Siria desde que Rusia lanzó la campaña de ataques aéreos en apoyo del gobierno del presidente Bashar al-Assad en septiembre de 2015.
Dijo que “casi el 90 por ciento” de los pilotos militares rusos habían ganado experiencia de combate en Siria.

Los gobiernos occidentales han criticado la campaña aérea rusa, diciendo que ha atacado en gran parte a rebeldes más bien que al Estado Islámico (EI) y ha causado víctimas civiles substanciales.
Rusia ha dado al gobierno de Assad un apoyo militar y diplomático crucial a lo largo de la guerra de seis años en Siria, que ha matado a unas 300.000 personas y ha expulsado a muchos más de sus hogares.
La campaña aérea rusa ha ayudado a cambiar el rumbo del conflicto en favor de Assad, cuyas fuerzas estaban bajo severa presión y perdiendo terreno en ese momento.

Dijo que las fuerzas especiales de Rusia “han demostrado una considerable eficiencia” en el conflicto y “desempeñaron un papel clave en la eliminación de terroristas, destruyendo importantes instalaciones enemigas y dirigiendo ataques aéreos”.

El número exacto de tropas rusas en Siria no se ha hecho público, pero los expertos sitúan la cifra en alrededor de 4.000.
Shoigu no habló de las bajas en Siria, que representa la mayor campaña militar de Moscú en el extranjero desde la guerra soviética en Afganistán en 1979-88.

Preguntado por los legisladores sobre “la guerra de información” y “contra propaganda”, Shoigu dijo que “las tropas de información de operaciones se han creado”.
“La propaganda debe ser inteligente, y eficiente”, dijo a la Duma.

La campaña rusa en Siria, donde Estados Unidos lidera una coalición conduciendo ataques aéreos dirigidos contra extremistas del EI, ha aumentado las tensiones con Occidente tras la toma por Moscú de Crimea en 2014 y el apoyo a los separatistas que luchan contra las fuerzas del gobierno ucraniano en Ucrania oriental.

Los gobiernos occidentales dicen que Rusia también está usando propaganda, ciber ataques y otros métodos para interferir en la política y aumentar su influencia en el extranjero.
Agencias de inteligencia estadounidenses dijeron en enero que han llegado a la conclusión de que Rusia usó hacking, filtraciones y otros métodos para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre.

Deja un comentario