Imagen generada por computadora de la futura nave MKS 180 (Foto: Bundeswehr)​

Traducido y adaptado por Negro2000

La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, ha decidido comprar seis buques de guerra multifunción MKS-180 en lugar de postergar la decisión sobre dos de esos buques hasta el 2030, dijo su portavoz el lunes.

El ministerio decidió el pasado mes de octubre retrasar la licitación de cuatro buques de guerra, valorados en 4.000 millones de euros, para garantizar el cumplimiento de los estándares de calidad. Una decisión sobre dos buques de guerra adicionales se había previsto inicialmente en 2030.

“Ahora la ministra ha decidido comprar los seis buques MKS-180 requeridos “, dijo el portavoz, sin proporcionar una nueva estimación de costos para el programa.

Los nuevos buques, que se entregarán a partir de 2023, serán utilizados para atacar blancos en tierra y bajo el agua, además de proporcionar protección aérea a otros buques.

Los tres equipos que ofertaron la construcción de los nuevos buques de guerra son el astillero de Bremen Luerssen y Thyssen Krupp Marine Systems, Blohm + Voss y el grupo de astilleros holandés Damen, y la alemana Naval Yards junto con la británica BAE Systems, según fuentes de seguridad.

La decisión de Von der Leyen tiene como telón de fondo la creciente presión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para que Alemania y otros países de la OTAN gasten más en sus propias defensas.

Alemania está aumentando el gasto militar en cerca de 2.000 millones de euros en 2017 alcanzando los 37.000 millones de euros, o 1,22 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), pero dijo que llevaría tiempo alcanzar el objetivo de la OTAN de gastar el 2 por ciento del PIB en defensa.

El gobierno alemán, junto con Francia, ha estado presionando por una mayor cooperación europea en defensa y seguridad, especialmente después de la votación de Gran Bretaña para abandonar la Unión Europea.

Berlín también ha profundizado sus lazos militares bilaterales con los Países Bajos y Noruega con acuerdos recientes.

El lunes, Noruega anunció que Alemania compraría misiles de ataque navales de Kongsberg Gruppen por más de 10 mil millones de coronas (£ 895.1 millones).

El Ministerio de Defensa Alemán dijo que los dos países trabajarán juntos para desarrollar el misil de la firma noruega.

Los buques MKS-180 serán los primeros en ser equipados con los nuevos misiles, y se convertirán en equipos estándar en las fragatas alemanas y noruegas a largo plazo.

La decisión de la ministra alemana de comprar los seis buques no afectará el actual proceso de adquisición, y los dos buques adicionales se comprarán bajo un lote aparte, dijo el portavoz.

Deja un comentario