En el dia de hoy el Ministro de Defensa de la República Argentina, Julio Martinez, anunció una pequeña recomposición salarial para el personal militar ademas de expresar que se “esta recuperando a las Fuerzas Armadas después de 12 años de persecusión”. El comentario, claro está, responde mas bien a una fuerte intención de deseo por parte del equipo que administra la cartera de defensa que a una suerte de realidad hacia adentro de las instituciones.

Sin dudas, el grandilocuente -e incongruente- mensaje deja entrever que la campaña electoral comenzó también para los funcionarios del Edificio Libertador, y que el bombardeo proselitista hacia una opinión publica esquiva de temas militares va a ser común durante buena parte del año 2017. En definitiva, ¿hay algún logro que pueda achacar una y otra vez la actual administración de frente hacia la sociedad?. ¿Hay un real cambio de gestión en la cartera militar?. No.

El clima interno no es el mejor. Reina la decepción. Las promesas de recomposición salarial se están limitando actualmente a cifras magras que son anunciadas con bombos y platillos, pero que no conforman. Una promesa prácticamente rota a un año de administración de la cartera.

Si hablamos de reemplazos de sistemas vetustos o incluso incorporación de material, la administración sigue haciendo agua. Pese a comentarios vertidos durante la semana por algún secretario, la mayoría de los proyectos penden del pulgar de la Jefatura de Gabinete, y puntualmente en algún caso, el desembolso inicial para incorporar sistemas se ha realizado en detrimento de otros proyectos (Se avanzó con el pago inicial de los Texan con fondos internos para C-130 y Bell 412).

No hay presupuesto. Y mientras los funcionarios preparan las valijas para intentar ocupar cargos electivos en distintas provincias, las fuerzas siguen incorporando discursos.

La semana pasada el pequeño pero bien informado sector de la opinión publica interesado en defensa se desayuno con otra promesa rota. El llamado “ambicioso” proyecto de re equipamiento se había quedado sin posibilidad de incorporar aviones supersónicos. A palabras del Ministro, el minúsculo -y subejecutado- presupuesto no puede sostener al día de hoy el desembolso de la partida asignada en el presupuesto 2016. Para la decepción de muchos, y a esta altura por haberse convertido en una fantasía cuasi-sexual para el publico, la Argentina seguirá postergando la idea de contar con un reemplazo del sistema Mirage.

Tengamos en cuenta una cosa, pese al machaque de anuncios y de mensajes optimistas atados a una realidad política, la defensa en la República Argentina continua solamente siendo administrada. La palabra dirección o gestión se mantiene lejana, mientras la realidad critica se mantiene en las instituciones militares a la par que los funcionarios que deben velar por ella preparan sus valijas electorales.

¿Más de los mismo?

5 Comentarios

  1. A esta administración del estado nacional conformada por ceos de empresas “buitres” no les interesa la soberanía, no engorda las cuentas de resultado de sus empresas matrices. Es triste haber acertado en un pronóstico tan fácil sobre gente tan poco coherente con su mensaje. Habrá que empezar a pensar que con cuanto dilapido el “presi” con la condonación de la deuda por el fallido “Correo Argentino” hubiesemos hecho bastante para los C 130 los Bell 412. Que dolor nuestro país, nuestras FFAA y la gente que viste uniforme siempre recibiendo los detritus del devenir de politicos incalificables.

  2. normalizo/pagaro a los proveedores internacionales y nacionales de las fuerzas armadas…se blanqueo la deuda en negro con el personal en funcion y retirado…???

    Primero eso, despues se tiene que analizar caso por caso las nesecidades del personal, infraestructura y por ultimo el material de las fuerzas….!!!

  3. Todavía me pregunto quién pudo haber tenido algo de confianza en el gobierno de Cambiemos. Que se venga de gestiones malas no implica crearse falsos entusiasmos respecto a una nueva administración. Y mas teniendo en cuenta que la nueva administración, la de Cambiemos, YA SE CONOCÍA QUIENES ERAN Y QUE IBAN A HACER. Solo la falta de criterio político puede explicarlo.

    Vuelvo a repetir lo que he dicho otras veces, un gobierno que viene a ponernos de rodillas frente al imperialismo financiero no puede tener una Política de Defensa. Un gobierno que viene a atentar contra nuestra soberanía nacional solo necesitas FFAA para resguardar el orden colonial interno que quiere imponer. No es raro que se agiten permanentemente los fantasmas del narcotráfico, como si fuésemos México o Colombia, y se firmen acuerdos con EEUU e Israel para “asesorarnos” (justo con EEUU e Israel). Ahora con las verdaderas hipótesis de conflictos, como Malvinas, se entrega la cola con acuerdos humillantes con la potencia usurpadora.
    Con la compra de aviones de entrenamiento para perseguir aviones narcos y otras medidas que se vienen tomando, esta administración antinacional esta queriendo convertir al Ministerio de Defensa en un subsidiario del Ministerio de Seguridad.

  4. solo puedo adherir en un TODO al comentario lucido y acertadisimo de GONZALO , esta administracion macrista NO es lo que necesita la Patria , tampoco lo anterior , la defensa sigue postergada vergonzosamente !!! saludos

Deja un comentario