Secretario de Defensa de EE.UU. ordena revisión inmediata del programa F-35 ​

0

Traducido y adaptado por Negro2000
Para www.zona-militar.com

En un memorándum del 26 de enero, el secretario de defensa James Mattis ordenó al subsecretario de defensa que examinara la forma de reducir el costo de los programas de reemplazo F-35 y Air Force One. Las acciones de Lockheed cayeron bruscamente luego del anuncio de Mattis.

Bajo la revisión de recapitalización de la aeronave presidencial, la oficina militar de la Casa Blanca y el subsecretario identificarán áreas específicas donde los costos podrían ser recortados. Esto podría incluir operaciones autónomas, generación de energía de aviones, refrigeración, capacidad de supervivencia y comunicaciones, según el memorando.

Aunque Trump ha criticado todo el programa F-35, la revisión tomará en consideración sólo la variante C, que representa la parte más pequeña del programa de Lockheed. El Super Hornet necesita una catapulta para ser lanzado desde un portaaviones y no podría reemplazar la variante B de aterrizaje corto y despegue vertical.

“Paralelamente, el subsecretario de defensa supervisará una revisión que comparará las capacidades operativas F-35C y F / A-18E / F y evaluará el grado en que las mejoras del F / A-18E / F (un Super Hornet avanzado) pueden ser hechas para proporcionar una alternativa competitiva, rentable, del avión de combate, ” escribio Mattis.

La decisión de lanzar al F-35C contra un Super Hornet avanzado sigue al tweet de Trump del 21 de diciembre, que apuntaba a los excesos de costos del programa F-35 y sugirió que Boeing sacara un “ Super Hornet comparable ”. Mientras que incluso un avanzado Super Hornet es incapaz de competir con el F-35 en términos de furtividad, FlightGlobal señaló anteriormente que el F / A-18E / F podría proporcionar una natural sustitución, de no muy baja observabilidad (VLO) para la variante C . El Super Hornet todavía podría funcionar bien contra las amenazas menos sofisticadas.

La batalla Super Hornet y F-35 ya tiene algún precedente. En noviembre, Canadá anunció que el gobierno compraría 18 Boeing F / A-18 Super Hornet como una solución provisional para su actual déficit de capacidades y más tarde lanzaría un concurso abierto para reemplazar su flota de CF-18.

La variante C puede representar un pequeño margen de la producción de Lockheed, pero cualquier decisión de la Armada de los Estados Unidos de reducir o abandonar su compra provocaría un aumento significativo de los costos de la Fuerza Aérea, el Cuerpo de Marines y los socios internacionales involucrados en el programa conjunto, el analista de Strategic and International Studies Andrew Hunter dijo a principios de esta semana.

“Aunque ha habido algunos cambios en los socios internacionales, en general se ha mantenido muy bien en los últimos años”. “Pero si la Marina cae de la mesa tendría un impacto muy profundo en los costos unitarios”.

Deja un comentario