Según lo comunicado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, algunos de los A-10C Thunderbolt II actualmente en servicio han recibido mejoras en parte de sus sistemas a los fines de incrementar sus capacidades de búsqueda y rescate en combate. Más concretamente, diecinueve Warthog con asiento en las bases de Davis-Monthan y Moody han sido equipados con un nuevo sistema aerotransportado ligero para la localización de personal (LARS), el AN/ARS-6 V12 fabricado por la empresa Cubic. Las modificaciones necesarias para acomodar el nuevo LARS fueron realizadas por el 309th Aicraft Maintenance and Regeneration Group (AMARG).

Habiendo sido requerido como una necesidad operacional urgente, el nuevo sistema de localización de personal permitirá a los pilotos de A-10C establecer una mejor comunicación con pilotos derribados, rescatistas y con los controladores aéreos. También provee a las unidades de rescate las coordenadas GPS del personal en tierra, así como la posibilidad de intercambiar información vía mensaje de texto o por voz. Entre las capacidades que destaca el fabricante, el LARS proporciona una comunicación segura y encriptada, interoperabilidad con los distintos modelos de radios se supervivencia en combate en servicio con fuerzas de EEUU y de la OTAN y una mejorada cobertura en banda UHF con mayor alcance, entre otras opciones.

Técnico del AMARG trabajando en la instalación del sistema LARS. Imagen: USAF.

El A-10C es la versión más moderna del “Hog”. Habiendo iniciado el programa “Precision Engagement” en el año 2001, de la mano de la empresa Lockheed Martin, la actualización consistió en la incorporación de dos pantallas multifunción de 5×5 pulgadas (en reemplazo de la vieja pantalla del AGM-65 Maverick), HOTAS, data-bus Mil Std 1760, nuevas computadoras y un mejorado sistema de potencia. Posteriormente se sumaría la provisión de un data link y un pod para la adquisición de blancos. Con el nuevo sistema de gestión de datos, el A-10C contaría con la capacidad de utilizar las JDAM.

 El A-10 Thunderbolt II constituye el sistema de armas predilecto para realizar misiones de búsqueda y rescate en combate así como apoyo cercano. Pese a ello, en los últimos años la USAF ha buscado todas las maneras posibles para pasarlo a retiro, principalmente aduciendo que se debe a una cuestión de costos. Los planes de la fuerza aérea encontraron fuerte oposición, no solo en el senado sino también entre los distintos beneficiarios de los servicios que presta el Warthog: los soldados en tierra. Las presiones (y la lógica) dieron sus frutos, anunciando la USAF en octubre pasado que piensa mantener en servicio a los Warthog por tiempo indeterminado.

Los Warthog han sido desplegados nuevamente a Medio Oriente, esta vez en la lucha contra isis. Imagen: USAF.

 Pese a que ya tiene un reemplazo programado (El F-35A Lightining II), el “Hog” continúa prestando sus valiosos servicios: Durante la última década lo hizo en Irak y Afganistán, ahora lo hace en la lucha contra los distintos grupos terroristas que plagan medio oriente.

Imagen de portada: A-10C “Hog” de la 188th FW realizando uno de sus últimos vuelos previo a la transición hacia MQ-9 Reaper. Imagen: Senior Airman Matthew Bruch – USAF.

Deja un comentario