A un año de la publicación de nuestro articulo “¿Adios al IA-58 Pucara?”, aun se ven pocos avances en el desarrollo y sostén a largo plazo del mismo.

Se ha continuado tímidamente con el programa de ensayos en vuelo del prototipo de remotorización AX-561, del cual según versiones, resultaría siendo el único aparato modificado. La entrega del Pucará A-568, de avionica mejorada incluyendo sistemas de navegación, responde en mayor medida a una necesidad de reemplazar equipamiento obsoleto, de una linea logística y soporte ya muerta de parte del fabricante.

Este aparato debía ser también el de pruebas con el que se realizaría la integración de sistemas de gestión de información de combate de desarrollo local, así como el análisis de distintas propuestas de modernización de parte de empresas extranjeras. Ninguna de estas acciones se concreto.

Esta limitada mejora, incluyendo un nuevo esquema de pintura determinado por los operadores del aparato, llevaría a una mayor disponibilidad de los mismos considerando solucionar en las unidades eventualmente modificadas el problema con tales equipamientos y en las unidades con los equipos antiguos, una mayor disponibilidad de repuestos canibalizados de las cuales les fueron retirados.

Por lo pronto, la Fuerza Aérea Argentina tendría una limitada disponibilidad operacional y no se descarta que en el año 2022, considerando la falta de acción sobre el mismo, llegue finalmente la desprogramación de este sistema de armas. La decisión recae en el Ministerio de Defensa y en la Fabrica Argentina de Aviones, teniendo en cuenta los deseos de la FAA, por diversos motivos como ya hemos expresado, de no continuar adelante con el programa de remotorización.

4 Comentarios

Deja un comentario