El 12 de diciembre pasado, la empresa alemana Rheinmetall AG anunció que le fue otorgado un contrato valuado en 135 millones de euros a los fines de modernizar noventa VCBR Fuchs, con el objeto de llevarlos al estándar 1A8. Estos VCBR modernizados se sumarán a la flota existente de 177 Fuchs 1A8 con que cuenta el  Bundeswehr alemanán.

 El desarrollo y posterior adopción de la versión A8 en gran parte de debe a las experiencias operacionales obtenidas en Afganistán. Las principales modificaciones hacen hincapié en la mejora de protección, tanto contra minas e IEDs como contra amenazas balísticas. Los trabajos de modernización incluyen modificación estructural del casco blindado, nuevos asientos anti-shock, refuerzo de las escotillas, ruedas y ventanillas blindadas así como la provisión de nuevos canastos porta-equipos y refuerzos exteriores varios. La versión 1A8 ha prestado servicio en Afganistán y Mali, mientras que modelos anteriores fueron desplegados en Somalia (UNOSOM) y la antigua Yugoslavia (IFOR, SFOR y KFOR).

Habiendo entrado en servicio a fines del año 1979, el Transportpanzer TPz-1 Fuchs nace de un requerimiento para dotar con un medio de alta movilidad a las unidades de apoyo de combate y C2 (Comando y Control). Las cinco versiones producidas inicialmente (estándar, estándar con kit de blindaje MEXAS, radio/comando – Funk -, NBQ y  guerra electrónica –EloKa -) cuentan cada una con distintas sub-variantes, las cuales fueron entrando en servicio a medida que surgían nuevas tecnologías o con posteriores modernizaciones. Del total de 1236 Fuchs 1 entregados, sus principales usuarios son Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. Con este último país participaron de los últimos conflictos en Irak, tanto Desert Shield/Storm como durante la operación Libertad Iraquí. Otros países que hacen (o hicieron) uso del Fuchs son Holanda, Noruega, Venezuela, Turquía, Israel, Arabia Saudita, Indonesia, Taiwán, Tailandia y Abu Dhabi.

TPz Fuchs 2. Imagen: Rheinmetall Landsysteme.

 Cabe recordar que Rheinmetall Landsysteme ofrece desde algunos años el Fuchs 2, el cual es una versión más pesada y potente que su antecesor. Cuenta con una nueva planta propulsora, frenos y suspensión, modificaciones necesarias para hacer frente al incremento de peso que significó la protección adicional y la ampliada capacidad de carga.

Imagen de portada: TPz Fuchs 1A8 prestando servicios en Afganistán.

Deja un comentario