Los avances demostrados recientemente por las fuerzas misilisticas de Corea del Norte obligan a Corea del Sur y Japón a redefinir sus defensas anti balísticas. En los últimos meses Corea del Norte ha realizado pruebas de nuevos y mejorados misiles Hwasong, Pukkuksong y Rodong, incluyendo una variante de lanzamiento submarino presumiblemente para equipar en su submarino clase Golf en servicio.

La combinación del pequeño aunque creciente poderío nuclear norcoreano junto a estos vectores de lanzamiento ha desatado alertas en Corea del Sur y Japon.  Estados Unidos, en respuesta a esto desplegara en ambos países, baterías de misiles Terminal High Altitude Area Defense (THAAD) del U.S. Army. Específicamente diseñado para abatir en su etapa terminal a los vehículos de reentrada de misiles Scud o variantes de los mismos tal como desarrolla Corea del Norte.

THAAD
THAAD

Corea del Sur ha desarrollado con asistencia de las empresas rusas Antey y Fakel, un sistema de misiles denominado CheolMae o KM-SAM, en su primera variante de medio alcance, CheolMae 2 busca reemplazar a los misiles Hawk y en un futuro desplegar un sistema comparable al THAAD norteamericano, designado como CheolMae 4.  Pocos días atrás, un legislador coreano expreso sus quejas acerca del alto índice de falla de los radares de defensa aérea Green Pine de la empresa Elta, estos han fallado más de 21 veces en los últimos 3 años. Algunas versiones indican que tendría que ver con problemas  relativos a la exposición ambiental descubierta de las antenas y equipos, por lo que técnicos locales han buscado eliminar la concentración de humedad en las unidades para asi reducir las fallas y presumiblemente los mismos  serán protegidos con un radomo.

KM_SAM
KM_SAM

Japón por su parte, va a depender de sistemas de defensa THAAD  hasta que no despliegue finalmente las versiones mejoradas del sistema Patriot PAC-3 , que utilizaría en conjunto con los misiles SM-3 desde destructores de defensa área tipo Aegis. Ambos sistemas misilisticos han sido desarrollados en conjunto entre los Estados Unidos y Japón.

Este tipo de despliegues y desarrollos no han afectado solamente a Corea del Norte, sino que tambien han visto quejas de parte de la República Popular China, afectada por esta nueva capacidad defensiva en relación a sus misiles balísticos y fuerzas ofensivas, las terceras más grandes del mundo y más importantes de toda Asia.

SM-3
SM-3

Deja un comentario