Por Alexandre Galante
Traducido y adaptado por Zona Militar

La Argentina tenía cerca de 200 aviones de combate en el inicio de la Guerra de Malvinas en 1982, incluyendo:

9 bombarderos Canberra
19 Mirage IIIEA
26 Dagger (copia israelí del Mirage V)
68 aviones A-4 Skyhawk
45 Pucará bimotor turbohélice
El resto de la Fuerza Aérea Argentina fue formado por entrenadores, medios de transporte y helicópteros.

A finales de abril de 1982, varias unidades de la FAA comenzaron a ser trasladados a las bases al sur del país, que estaban más cerca de las islas.

Ocho bombarderos Canberra fueron a la base de Trelew, junto con los aviones de reconocimiento Learjet.

Diez IAI Dagger fueron a San Julián, acompañados por 15 Skyhawk A-4B.

Río Gallegos recibió 24 Skyhawk y Mirage 10 IIIEA de los Grupos 5 y 8.

Comodoro Rivadavia recibió otros Mirage y Rio Grande recibió 10 Dagger, además de los aviones Super Etendard de la Armada Argentina (ARA) y los A-4Q que aterrizaron en el portaaviones ARA 25 de Mayo.

Pintura de Pablo Albornoz
Pintura de Pablo Albornoz

En los primeros combates entre aviones supersónicos argentinos (Mirage y Dagger) y Sea Harrier subsónicos británico, se mostro una fuerte superioridad del caza pequeño Inglés equipado con misiles guiados por infrarrojos Sidewinder AIM-9L, dotados por los estadounidenses. Hacia el final del conflicto, el Sea Harrier dispararía 26 misiles Sidewinder, con 18 victorias, y ninguna derrota en el combate aéreo.

La gran mayoría de los disparos fue en encuentros traseros con objetivos que no maniobraron o incluso sabian que estaban siendo atacados. El Sea Harrier fue finalmente bautizado por los argentinos como “La muerte negra” debido a su característica pintura.

Con  el mantenimiento de la superioridad aérea, los británicoscomenzaron a atacar los aeródromos de las islas con bombardeo naval y aéreo, utilizando bombarderos Vulcan (de la isla de Ascensión) y Sea Harrier y Harrier GR3 embarcados. También emplearon fuerzas especiales SAS y SBS, que llevaron a cabo misiones de reconocimiento y destruyeron varios aviones argentinos en el suelo.

Sin embargo, la reacción argentina fue feroz: los aviones de la FAA y ARA fueron capaces de hundir o dar graves daños a varios barcos británicos: el HMS Sheffield (hundido el 4 de mayo), las fragatas HMS Ardent (hundido el 21 de mayo) y el HMS Antelope (hundido el 23 de mayo), buques de desembarco Sir Galahad y la RFA Sir Lancelot (dañados el 24 de mayo), el destructor HMS Coventry y el MV Atlantic Conveyor (hundido el 25 de mayo) – este último con un misil Exocet. El RFA Sir Galahad fue destruido finalmente el 8 de junio, cuando elRFA Sir Tristán fue seriamente dañado. El 12 de junio, el destructor HMS Glamorgan fue dañado por un misil Exocet MM-38 lanzado desde tierra. El 14 de junio, las fuerzas terrestres británicas ocuparon Puerto Stanley y las fuerzas argentinas firmaron la rendición.

En total, la aviación argentina logró hundir siete barcos británicos y dañaron (poco o gravemente) alrededor de 20 unidades. Pero el precio fue alto: la FAA perdió 47  aeronaves y 55 tripulantes de avion (añadiendo a los heridos, las bajas totales alcanzaron 101):

10 Douglas A-4B Skyhawk
9 Douglas A-4C Skyhawk
2 Mirage IIIEA
11 IAI M-5 Dagger
2 BAC-62 BMK Canberra
Pucará 11 FMA IA-58
1 Lockheed C-130H Hercules
1 LR-Puertas Learjet 35A

Las Islas Malvinas tenían tres pistas de aterrizaje, pero la mayoría tenía poca capacidad para operar  aviones de combate. Ellos tendrían que haber sido expandidos después de la invasión argentina (incluyendo sus áreas de escape) para recibir aviones A-4 y Mirage / Dagger, lo que no ocurrió.

Sólo los bombarderos bimotores Canberra tenían poder de volar a las Malvinas y volver sin repostar, pero también eran más vulnerables a la interceptación de Sea Harrier. El Mirage y Dagger, a su vez, sólo podían mantener la PAC en la zona de las islas a grandes altitudes, o ataque evitando el empleo de postcombustión (cámara de postcombustión). Esto debido a que necesitaban  ahorrar combustible, ya que carecen de la capacidad de REVO (recarga) y las Malvinas estaban en el límite de su ámbito de actuación, con el combustible que podría llevar en los tanques internos y externos.

Los A-4 Skyhawk tenían sonda REVO y podían llegar a las islas después de realizar reabastecimiento en vuelo, pero sólo teniendo una carga menor de bombas.

Los aviones disponibles estában diseñados para misiones de corto alcance y operaciones de apoyo aéreo cercano. La FAA se había especializado más en los últimos años, en operaciones de contrainsurgencia (utilizando los Pucara) y no contra un enemigo externo.

También carecía de coordinación efectiva con las otras dos fuerzas, porque el Ejército y la Marina mantuvieron a la Fuerza Aérea afuera de los planes de invasión de las Malvinas hasta el día anterior.

Con la invasión, la FAA estaba con la mayor responsabilidad en la defensa de las islas. Justamente la fuerza que tenia prohibido por la ley practicar operaciones en el mar, una misión que era exclusiva de la ARA.

La mayoría de los aviones de la FAA no tenían equipo de navegación o de radar, sistemas necesarios para las operaciones en el mar.

La FAA no sabía cómo ajustar correctamente los fusibles de bombas a las misiones anti-buque (el 60% de las bombas que alcanzaron los objetivos no explotaron). La ARA sabía cómo ajustar las espoletas, pero no pasó la información a la FAA, que tampoco pido su ayuda.

Malas decisiones tácticas
Durante el gran desembarco anfibio llevado a cabo por los británicos en la Bahía de San Carlos, el 21 de mayo, las aeronaves argentina atacaron a los barcos de guerra (que podría defenderse y que no llevaban las tropas), en lugar de centrarse  en ataques a barcos de transporte y portaaviones. Atacaron en pequeñas formaciones separadas, en lugar de grandes formaciones de ataque . Esto facilitó las intercepciones por los cazas Sea Harrier ingleses.

El único radar Westinghouse AN / TPS-43 instalado por la FAA en las islas era de importancia fundamental, pero no fue acompañado por una unidad similar para su instalación en otra posición.

La instalación de radar estaba en un mal lugar, lo que permitió que los ingleses se acercaran a las islas no detectados, haciéndose pasar por suelo.

La ARA tenía una buena cantidad de misiles anti-buques instalados en sus buques de guerra, pero la FAA no tenía misiles anti-buque. Cuando comenzó la guerra, la Aviación Naval tenía sólo cinco aire-superficie Exocet AM-39, claramente insuficiente para una campaña contra un enemigo fuerte.

Saldo final
La Guerra de las Malvinas puede considerarse esencialmente un conflicto marítimo, el cual fue parcialmente decididó en el primer choque de fuerzas navales entre el 1 y 2 de mayo de 1982. Fue un conflicto clásico con un campo de batalla bien definido, con fuerzas reconocibles, sin guerrilla y prácticamente sin civiles involucrados en los combates. El ambiente ideal para los estrategas.

Una vez logradas las metas, la victoria sobre la Armada Argentina (donde se destacó el uso de un submarino de ataque nuclear) y la superioridad aérea de la conquista , el desembarco anfibio se hizo posible incluso en la cara de la fuerte oposición aerea argentina.

La victoria de las fuerzas terrestres británicas, mientras se enfrentaron en duros combates, eran sólo una cuestión de tiempo, ya que la calidad de sus soldados era superior y las tropas argentinas ya no tenian una línea de suministro que provenia del continente.

A pesar de la valentía de los combatientes argentinos, principalmente de sus pilotos, la preparación militar británica se impuso en la final.

2 Comentarios

  1. Sr
    Alexandre Galante:
    El A. Conveyor no se hundio el 25/5/82…fue 3 dias después, y estando al garete…y no por el impacto de un exocet…si no de dos..
    Argentina NUNCA invadio las Malvinas (un pais soberano jamas puede invadir territorio propio)
    Inglaterra no uso UN submarino nuclear…uso CINCO y UNO convencional
    Un piloto de combate con un avion sin radar, no puede, sin lugar a dudas, mientras pilotea un avion a 900 KPH decidir entre atacar a un buque de guerra o uno logistico…los pilotos le tiraban a lo primero que veian…mas aun viniendo al ras del agua porque era la unica defensa al atacar…
    La mejor tactica para atacar era en pequeñas formaciones y no en grandes cantidades…no era la 2º guerra mundial
    Hasta los bombardeos del 1/5/82 inglaterra no tuvo superioridad aerea ya que no habian entrado en combate con aviones argentinos….
    Y si tuvieron acaso superioridad aerea, fue GRACIAS a la ayuda de sus socios, los EEUU con el préstamo incondicional de los AIM-9L.
    El Sir Galahad no fue destruido el 8/6/82, fue HUNDIDO !!!
    Con todas estas incongruencias y otras que ya no me interesan seguir corrigiendo de su nota, UD. le falta el respeto a nuestros Veteranos de Malvinas!!!
    Informese antes de escribir una nota asi.

Deja un comentario