La Fuerza Aérea anunció que la flota de aviones Cessna A-37B Dragonfly superó las inspecciones posteriores al siniestro de Durazno, y vuelve a estar operativa.
La Fuerza Aérea Uruguaya emitió un comunicado informando que este miércoles la flota de aeronaves Cessna A-37B Dragonfly quedó operativa nuevamente.

La notificación puntualiza que las aeronaves “se encuentran en orden de vuelo luego de haber sorteado las inspecciones de mantenimiento especialmente solicitadas por el Mando”, comprobándose que se encuentran en condiciones de aeronavegabilidad.

Uno de los aparatos de dicha flota se estrelló el pasado 12 de agosto en departamento de durazno. En el siniestro perecieron sus dos tripulantes, oficiales de la Fuerza Aérea Uruguaya.

CESSNA A-37B DRAGONFLY DE LA FAU SUPERAN INSPECCIONES LUEGO DEL SINIESTRO DE DURAZNO

Montevideo Portal

Deja un comentario