Traducido y adaptado por Negro2000
Para www.zona-militar.com

11109295_G

Las líneas perfectamente simétricas de los planos se extienden por lo menos una milla y media en todas las direcciones. Bienvenido al 309ª Grupo Aeroespacial de Mantenimiento y Regeneración, también conocido como el “Boneyard” la Base de la Fuerza Aerea en Davis-Monthan. Es el hogar de 4.000 aviones militares suspendidos de su actividad. Mil quinientos de ellos son capaces de estar listos de nuevo y en condiciones de vuelo si son llamados de ser necesario.

“En la medida que las guerras de la nación suben y bajan, tenemos que tener algún lugar donde enviar los aviones cuando se necesita, o almacenarlos, cuando no se necesitan tantos. Aquí es donde todo eso sucede”, dijo Tim Gray, quien es el director de AMARG.

Una de las nuevas misiones para los técnicos que trabajan aquí implica a los F-16 Fighting Falcon. Ellos son los combatientes de primera línea de la Fuerza Aérea, pero fueron puestos en servicio a mediados de la década de 1970. Son una flota envejecida. Cuatrocientos de ellos se almacenan en AMARG, pero el Pentágono ha ordenado a Gray restaurar 210 F-16 a condiciones de vuelo.

“Se pueden imaginar, han estado en almacenamiento durante 10 a 15 años es una tarea difícil sacarlos inspeccionarlos y tratar de conseguir que vuelen en 84 días”, dijo Gray.

La misión llevará en completarse entre 8 a 10 años.

“Muchos tendrán algunos problemas de mantenimiento y tendremos que conseguirlo más allá”, dijo Leroy Sykes, que es el director de la 576a escuadrilla de Mantenimiento y Regeneración. Sykes trabajó en muchos de estos mismos aviones cuando estaba en el ejército, y como empleado civil después.

Por lo que la nueva misión es agridulce para él. Este es el primer paso para convertir estos Falcons en blancos volantes. Ellos se convertirán en aviones no tripulados, que se utilizarán para ayudar a entrenar a los nuevos pilotos de cazas, que sustituirán a los F-16.

“Se pone emotivo para mí. Pero la misión final es lo más importante y el propósito es que servirán para nuestra defensa nacional”, dijo Sykes.

Desde aquí, los jets se dirigirán a la Florida, donde los técnicos de Boeing añadirán los paquetes de aviones no tripulados, lo que permitirá a los pilotos volar los aviones de forma remota. Ellos seguirán recibiendo más de 300 horas de vuelo pilotado. Pero una vez ahí sus misiones tripuladas son más, van a volar sobre el océano en algún lugar, y se convertiran en blancos para los nuevos pilotos de F-22 o F-35.

“En cierto modo, es triste pensar que van a volar y luego ser derribados. Pero lo que es gratificante es pensar que su última misión será entrenar a nuestros pilotos”, dijo Gray.

Pero hay una misión más potencial a futuro para estos aviones, y tiene un anillo aún más heroico. El Departamento de Defensa está aplicando la tecnología que permitiría a los aviones no tripulados acompañar a los F-35 en combate. El avión que se ha mencionado más para esta misión es el F-16. Se llama Loyal Wingman Initiative, y podría enviar aviones no tripulados F-16 al combate junto con la última generación de aviones de combate pilotados dentro de un par de años.

http://www.cbs5az.com/story/3256885…ighter-jets-into-drones#.V5-RaPwvWFE.facebook

Deja un comentario