Pese a que las relaciones políticas entre la Argentina y el Reino Unido parecen entrar en una fase de deshielo, es cierto también que diversos proyectos militares comenzados durante los últimos años están prontos o ya están formando parte de la estructura defensiva-ofensiva británica en el enclave colonial. El respaldo de avanzar sobre diversos proyectos para mejorar las capacidades de respuesta de las fuerzas en Mount Pleasant siempre ha sido la constante rispidez de las relaciones diplomáticas entre los dos estados, signados puntualmente por una estrategia agresiva por el lado argentino, y un sobre dimensionamiento de fuerzas y ejercicios por el lado británico.
Los tiempos actuales parecerían distintos en las relaciones entre ambos estados, pero el despliegue militar actual y próximo de diversos sistemas misilisticos pueden generar interrogantes para el sistema defensivo argentino. ¿Pero de que sistemas estamos hablando? ¿Cuales son esos misiles que desplegó o desplegara el Reino Unido en las Malvinas?

El FLAADS L: el escudo contra ataques a baja altura (lo-lo-lo)

El Reino Unido se encuentra muy cerca de reemplazar los sistemas de defensa aérea de las Islas Malvinas por los más modernos FLAADs. Este sistema integrado por un radar móvil, un vehículo con sistemas Link 16 y lanzadores móviles servirán como base del nuevo misil CAMM , desarrollado a partir del año 2004 en función de diversos contratos entre la compañía MBDA y el Reino Unido.

El misil CAMM (common  Anti-Air Modular Missile) es un sistema modular que pasará a ser dotación en las fuerzas aéreas, navales y terrestres británicas para reemplazar viejos sistemas de armas. El mismo tiene un peso de casi 100 kilos, 3.2 metros de largo, 16 centímetros de ancho y posee una cabeza de guerra fragmentaria que explota por contacto o proximidad. Tiene un sistema de guía por data link, un seeker por radar activo y su motor de combustible sólido le proporciona una velocidad de unos 1000 metros por segundo (match 3). Se estima que el alcance del mismo ronda los 25 kilómetros.

Retouching and recolouring work by Vantage Graphics / Mike Abbott. Telephone 01926 614211.
Retouching and recolouring work by Vantage Graphics / Mike Abbott.

Este misil formara parte del sistema FLAADS L, el cual implica un salto evolutivo frente al actualmente desplegado Rapier, ya que supone un sistema de defensa local móvil de alta efectividad que funcionara de forma independiente de otras unidades o de manera integral con un sistema de gestión de campo de batalla en red. Tendrá la habilidad de utilizar diferentes radares para diferentes objetivos, proveyéndole al misil la posibilidad de correcciones de rumbo luego de haber sido lanzado desde diferentes lanzadores enlazados en la red.

A principios del 2015, el Ministerio de Defensa británico firmo un acuerdo con MBDA de unas 228 millones de libras para el suministro del sistema FLAADS L para reemplazar al viejo sistema Rapier. Este último se encuentra en actividad desde el año 1971 y fue veterano de la Guerra de Malvinas sin mucho éxito: solamente posee una baja confirmada el 29 de mayo.

Con este acuerdo, la defensa del enclave colonial británico parecería blindarse de un modo abismal frente a una “amenaza” prácticamente inexistente debido al estado en que se encuentran nuestras fuerzas.

Es central recordar que a finales del año pasado el sistema CAMM fue definitivamente probado en polígonos de la firma sueca, lo que estima que eventualmente comience a ser suministrado a las fuerzas británicas: primero en su versión naval, para luego pasar a las versiones aéreas y terrestres.

Otro punto a remarcar sobre la evolución de este sistema es el anuncio realizado en agosto del año pasado, cuando la compañía Saab informo sobre un acuerdo con el Reino Unido por el suministro de más radares móviles Giraffe EWR, los cuales entrarían en servicio en las Islas Malvinas. El contrato ascendió a la suma de 74 millones de dólares y se informo que serian para reforzar a las fuerzas en el archipiélago dentro de un plan de inversión de unas 300 millones de libras para su defensa, lo que incluye radares, nuevos sistemas anti-aereos, nuevos sistemas de comunicaciones y un desarrollo de infraestructura en las islas.

El radar mobil de bandas S, C y X Giraffe tiene un alcance de hasta 470 kilómetros dependiendo las condiciones atmosféricas, y será una de las patas fundamentales dentro del sistema FLAADS (L) junto a los lanzadores móviles.

Infography

La bonanza que estima este tipo de sistemas, es que los vehículos lanzadores no emitirán señales de radar, conformándose como vectores ciegos para cualquier aeronave que viole su perímetro de lanzamiento, y generaran un paraguas defensivo mucho mas considerable que el que ejercen actualmente los sistemas Rapier.

El reto ofensivo: el Storm Shadow

eurofighter-typhoon-storm-shadow-initial-flight-trials-2-foto-l-caliaro

Además del futuro despliegue del misil CAMM en reemplazo del sistema Rapier, a finales del año 2015 el consorcio MBDA termino los testeos del misil Storm Shadow en el sistema Eurofighter Typhoon, lo que supone al día de hoy un paso agigantado en cuanto a las capacidades que poseen los 4 cazas polivantes apostados en el enclave ocupado por fuerzas británicas.

El sistema Storm Shadow es un misil de crucero stand-off desarrollado por el consorcio MBDA puesto en servicio en el año 2002. Tiene capacidad fire and forget pre programada, además de tener una guía semi autónoma durante su trayecto, el cual puede llegar a unos 500 kilómetros aproximadamente.

BLW_MBDA_Storm_Shadow_missile_2

Su motor Turbomeca Microturbo TRI 60-30 le otorga una velocidad de unos 1000 kilómetros por hora, que junto a su sistema de guía inercial, de GPS y térmico durante su fase final de trayecto al blanco, además de sus 450 kilogramos de explosivo, le confieren una capacidad bélica considerable.

El sistema entro en servicio en el 2005 junto al Tornado, sistema que fue desplegado en la No. 1435 Flight de la RAF en la base de Mount Pleasant hasta el año 2009, siendo reemplazados posteriormente por 4 aeronaves Typhoon. Estos hasta finales del año pasado respaldaron su capacidad de ataque de superficie en bombas Paveway II y III con un radio limitado. La situación posterior a la integración del Storm Shadow sería muy diferente ya que el radio de acción de este sistema complementado al del Eurofighter Typhoon en un perfil de interdicción le proveerían la capacidad de atacar bien adentrado en territorio continental argentino. Sin duda alguna una capacidad ofensiva que las fuerzas argentinas deberán tener en cuenta.

Sin dudas, tanto el sistema CAMM como el Storm Shadow representan un cambio fuerte para las fuerzas británicas emplazadas en las Islas Malvinas. Por un lado se blindara a las fuerzas estacionadas, y por otro lado, se las dotara de capacidad estratégica para golpear blancos dentro de un radio que ubica tanto la Patagonia, como incluso el sur de la Provincia de Buenos Aires.
El despligue eventual de estos sistemas deberá constituir un llamado de atención tanto a las autoridades políticas argentinas asi como también a los mandos militares argentinos

2 Comentarios

  1. A ninguno de nuestros políticos le llama la atención, según estos la República Argentina NO tiene hipotesis de conflicto con nadie. Tanto el gobierno de Alfonsin, como Menem, De la Rua, Duhalde, NK y CFK, (Macri esta por verse), todos se han encargado de estupidizar al argentino promedio con la bolufrase de que la Argentina no tiene hipotesis de conflicto, y el pueblo estupidizado en su gran gran mayoría se lo cree, a demas esos mismos gobernantes se han encargado continua y sin pausa de la destrucción sistematica de nuestras FFAA. Nuestra clase política es fue y sera la mas apátrida que existe no importa el partido que gobierne.

Deja un comentario