Por: Jeffrey Lewis

Traducción y reinterpretación por Nopelovic con la colaboración de Daniel1962 para ZM.

Hay un nuevo libro sobre el programa nuclear de Sudáfrica durante la era del Apartheid, escrito por Nic von Wielligh que participó en el mismo. Originalmente fue publicado en Afrikaans como “Die Bomb, Suid-Afrika se Kernwapenprogram” pero se puede encontrar en su versión de habla inglesa (literalmente el título es The Bomb, South Africa´s Nuclear Weapon Programme, es decir, La Bomba: El programa de armas nucleares sudafricano)

“La Bomba…” está lleno de revelaciones, dando muchos detalles sobre el programa. Especialmente una, que impacta: la bomba sudafricana era mucho más pequeña de lo que se pensaba.

Sabemos desde hace mucho que el programa nuclear de Sudáfrica usaba uranio enriquecido, producido con métodos similares a “Little Boy” , la bomba que EE.UU. usó para desvastar Hiroshima. La visión corriente, desde la perspectiva civil fue que la bomba y su programa fue más un demostrador de la posibilidad de realizar un arma que un aparato operativo. Esa versión le debe mucho a las presentaciones públicas de algunos oficiales sudafricanos que describían el aparato como “algo que se podría descargar desde la rampa trasera de un avión” y como un “voluminoso dispositivo que carecía de iniciadores de neutrones”. Las dimensiones provistas públicamente por ARMSCOR eran rotundas: 1.8 metros de largo por 0.65 metros de diámetro. Este diseño es muchas veces comparado con las imágenes tomadas por Mungo Poore de gigantescas carcazas de bombas localizadas en las instalaciones de Kentron Circle.

No se sabe para qué eran estas carcazas, pero según von Wielligh no eran para las armas sudafricanas. Si se puede hacer una lectura entre líneas, probablemente lucirían como el Raptor I, una bomba guiada por televisión de diseño local (también conocida como H2)

Cuando Sudáfrica comenzó a desarrollar armas nucleares operacionales, estas armas eran integradas en aviones que lanzaban el Raptor, y eventualmente, en misiles balísticos de rango medio basados en el diseño israelí Jericho -2.

Von Wielligh no lo dice explícitamente. Pero describe las dimensiones de las armas de prueba, y como debían ser llevadas por los aviones armados con el Raptor, basándose en muchos textos y documentos formalmente secretos en el apéndice de su libro. Lleva un tiempo, pero a la larga se entiende lo que quiere decir: cuando Sudáfrica decidió abandonar el programa de armas nucleares sus prototipos eran lo suficientemente pequeños para caber en las H2 y en los misiles balísticos de medio rango. Y probablemente, y de manera poco sorpresiva, los rezagos del programa fueron puestos en el mercado para exportarse a países como, por ejemplo, Pakistán.

1. Video/Melba

Una posible fuente de desinformación sobre el tamaño de las armas sudafricanas son los demostradores de tecnología construidos. La estrategia sudafricana enfatizaba una “divulgación gradual” de su capacidad nuclear, comenzando con una ambigüedad calculada, culminando con una postura de disuasión que involucraría la detonación de un dispositivo nuclear. Se construyó consecuentemente una serie especial de objetos de prueba con estos propósitos.

Primero se construyó con un ingenio que nunca fue equipado con uranio enriquecido. Este aparato podría haber sido el que se ensayó en “pruebas frías” en Vastrap, el sitio sudafricano de pruebas nucleares. Eventualmente se probó otra vez, en una prueba “fría” usando uranio natural, por lo que no alcanzó la reacción en cadena en un lugar llamado Somerset West. Este diseño era muy grande. Según von Wielligh el arma medía 2,79 x 0.48 metros. Cuando fue ubicada en una carcaza mayor (4.44 x 0.61 metros) su peso alcanzaba 3.450 kgs.

El primer aparato nuclear sudafricano fue un objeto inicialmente llamado “Video” (y luego Melba). Este aparato fue algo más pequeño (2 x 0.36 mts) que los aparatos de las pruebas “frías”. Pesaba alrededor de 750 kgs y posiblemente tenía un rendimiento de unos 6 kilotones (se supone por que el uranio estaba enriquecido sólo al 80%) Este aparato fue almacenado en una mina por muchos años. von Wielligh cuenta en el libro una graciosa historia sobre su traslado.

Cuando Sudáfrica decidió detener los proyectos nucleares, estaba planeado construir un nuevo objeto conocido como Modulus.

2. Hobo/Cabot y Hamerkorp

Sudáfrica no llegó a producir una bomba operacional –algo que von Wielligh define coloquialmente como apta para las Fuerzas Armadas- hasta que Armscor se hizo cargo de la producción. Armascor construyó la primera bomba operacional llamada “Hobo” (y después Cabot) en 1982. El dispositivo también tenía un rendimiento de 6 kilotones. Luego fue desarmada y su “ojiva” usada en una bomba operacional.

Armscor prodjo entonces una serie de modelos de pre-producción y de producción bajo el nombre en código de HAMERKORP. Un nombre fantástico, que alude a un ser que cuando aparece y llora, alguien muere. Un nombre bastante apropiado para un arma nuclear. Mientras que Hobo/Cabot fueron “armas tontas”, la serie Hamerkorp fueron armas “inteligentes”, planeadoras y guiadas por televisión.

Sudáfrica desclasificó su bomba planeadora guiada por televisión, la H2 en 1998. El sistema fue registrado bajo el nombre Raptor. Hubo unos cuantos modelos (como el Raptor II) y su tecnología fue el punto de partidda para el misil de crucero local MUPSOW. Para el autor de la nota la H del nombre corresponde a Hamerkorp, a pesar de que Jane´s la nombra como “Hammerhead” o incluso como “proyecto Hanto”. Por último, Sudáfrica construyó cinco dispositivos Hamerkorp. Basándose en información pública cedida por ellos, un arma nuclear para caber en una bomba H2 no podía medir más de 1.67 x 0.38 mts, con una masa total de unos 600 kgs. El aparato tenía un rendimiento de 20 kilotones.

El libro de Von Wielligh también contiene una tabla con cada dispositivo nuclear que contó Sudáfrica, su cantidad y fecha de abandono. Es bastante explícito:

Video/Melba (Noviembre 1979 – construida por AEB)
Reemplazada en 1982

Hobo/Cabot (Diciembre 1982 -primera construida por Armscor)
Cabeza usada luego en otro dispositivo (502)

306 – Sept 1986/Nov. 1986
Modelo de pre-producción mejorado

501 – Agosto 1987/Junio 1988
Primer modelo de producción

502 – Noviembre 1988/Octubre 1988
Modelo de producción

503 – Noviembre 1988/Marzo 1989
Modelo de producción

504 – Marzo 1989/Marzo 1989
Modelo de producción

3. Husky

El diseño sudafricano fue miniaturizado para entrar en un HUSKY, un misil balístico de medio alcance derivado del israelí Jericho-2 y probado en el lanzador espacial RSA-3. En los hechos, Sudáfrica intentó diseñar cabezas “operacionalmente intercambiables” que pudieran ser usadas indistintamente en una bomba o misil.

Se planeaban realizar 3 misiles “Husky” con cabezas nucleares, antes de producir tres artefactos más potentes. Para realizar esto, debemos recordar la historia de la cooperación entre Israel y Sudáfrica en la serie de misiles Jericho/Shavit (pero se haría muy extenso este texto). Sudáfrica probó el lanzador RSA-3 tres veces desde el sitio de pruebas de Overberg. Se conserva uno de los vehículos en el Museo de la Fuerza Aérea de Sudáfrica en Swartkop, junto con su lanzador.

Este nos hace preguntarnos: ¿Qué tipo de transporte habría usado el “Husky”? El camión fue bautizado “Camión sin nombre” (Lorry Zonder Naam), ya que, como saben, era un proyecto super secreto. Más tarde este vehículo fue reconvertido en amunicionador para los sistemas de artillería G-6. Existe una foto de “LZM” en el libro del 2010 de Clive Wilsworth sobre la historia de la artillería sudafricana. (“First In, Last Out”) mostrando el vehículo cuando fue exhibido en Iraq con vistas a una posible exportación, muy poco tiempo antes de la invasión a Kuwait.

También se pueden encontrar imágenes del mismo “LZM” como camión de bomberos y una última en un vertedero de chatarra, en ambas con el nombre “Hulk”.

El libro de Wilsworth es sorprendente, sobre todo porque incluyó gran parte de la información que consiguió. Llama al proyecto del misil como “HIBISCUS”, no como “HUSKY”, pero es cierto que es una práctica común en Sudáfrica el cambio de los nombres claves (Video/Melba, Hobo/Cabot). Y él, o un editor descuidado, le erra en un cero en el alcance de “Husky” (El alcance de un misil balístico de medio alcance se encuentra en un rango entre 1.000 y 3.000 km) Aún así, es un impresionante seguimiento del programa sudafricano de armas nucleares.

4. Exportaciones

Una cosa interesante que surge de una mejor comprensión del programa nuclear de Sudáfrica es la cantidad de tecnología secundaria que fue finalmente colocada en el mercado de exportación.

En primer lugar, Sudáfrica exportó el H2 / Raptor a Pakistán. (Denel, que exportó el Raptor a Pakistán, también es sospechoso de ayudar a Pakistán a desarrollar el misil de crucero Ra’ad.). El arma nuclear pakistaní es un diseño diferente al de Sudáfrica(de implosion en lugar de cañón). Estaría interesado en saber cómo Sudáfrica verificó que el uso final fue sólo de tipo convencional. Tal vez integraron la carga útil convencional con el sistema de guía de manera que la eliminación de los sistemas dañara al otro.

Por otra parte, también se intentó exportar el transportador LZN. Tal como vimos, Sudáfrica podría haber vendido el LZN, configurado como un cargador de municiones, a Irak. Este, por supuesto, podría haber encontrado otros usos para él. Y de acuerdo con una publicación de local, Sudáfrica desarrolló el prototipo LZN para la venta a un “anónimo cliente de Oriente Medio “, que en última instancia se negó a comprarlo. Los dos clientes de Oriente Medio que han comprado el G-6 fueron los Emiratos Arabes Unidos (EAU) y Omán. Los EAU tienen un programa de misiles de tamaño desconocido que incluye misiles Scud-B y Scud-C comprados a Corea del Norte en 1988 y 1999. En una fotografía de ese prototipo se puede ver en la reja una frase- eL Zed eN- que podría sonar como transcripción fonética de LZN vagamente árabe. Me pregunto si al cliente le hizo gracia,se ofendió o simplemente estaba aturdido.

También me pregunto qué habrían pensado los otros miembros del Régimen de Control de Tecnología de Misiles, al que Sudáfrica se unió en 1995, sobre estas exportaciones si las raíces del Raptor y del LZN relacionadas con programa de la bomba de la época del apartheid de África del Sur se hubieran sido ampliamente conocidas.

Fuente: http://www.armscontrolwonk.com/archive/1200544/revisiting-south-africas-bomb/

Deja un comentario