A CH-46 Helicopter from Helicopter Marine Medium 262 preapres to depart the USS Fort McHenry, January 17, 2005. The USS Fort McHenry LSD-43 is performing platform support to helicopter operations to deliver disaster relief and humanitarian aid supplies to remote regions of Indonesia devastated by a Tsunami in late December 2004 . U.S. Air Force photo by Technical Sgt. Scott Reed.

A mediados del mes pasado, con la reunión entre el presidente de ARS, Ernesto Gaspari, y el director general de la firma Daewoo Argentina, se puso a la luz de la opinión publica la necesidad (ya algo antigua) de la Armada Argentina de poder contar con un buque de desembarco multiproposito.

Es verdad que este requerimiento tiene ya su tiempo y se remonta a la baja del BDT ARA Cabo San Antonio y al cuello de botella operativo que supone el destructor reconvertido en Transporte Rápido, el ARA Hercules. Su capacidad testimonial de transporte frente a otros buques destinados genuinamente a la tarea, junto a la pulsion diplomática actual de comenzar con tareas de mantenimiento de paz tanto en Colombia como operaciones en la MINUSCA han desempolvado seriamente la posibilidad de que la Armada Argentina pueda poseer un buque destinado al transporte de tropas.

Fuerte fue la frase del Secretario de Estrategia y Asuntos Militares Angel Tello quien sostuvo en su gira por Washington: “[…] acordamos estudiar la transferencia de alguno de los buques de desembarco de blindados que la Armada estadounidense o el cuerpo de marines ya hayan dado de baja; se trata de buques que más allá de sus características bélicas facilitan el traslado y desembarco de entre 30.000 y 40.000 toneladas de carga”. La frase se puede enfocar puntualmente a aquellos buques que se encuentran en la famosa “Mothball Fleet”, o Flota de Reserva de la US Navy, la cual yace con diferentes grados de mantenimiento tanto en el Pacifico como en el Atlántico.

Dentro de la misma podemos observar a diferentes buques que frecuentemente tienen como destino la venta a naciones amigas de los Estados Unidos, la donación a museos, el chatarreo o directamente ser blanco de diferentes sistemas de armas en ejercicios de la Flota.

Ahora bien, dentro de los buques en reserva con fines anfibios, de transporte o porta helicopteros podemos contar diversos en distinto grado de alistamiento.

USS_Austin_(LPD-4)_underway_in_1982

De los 12 LPD clase Austin originales, uno todavía sigue activo dentro de la Flota, el ultimo de serie que actualmente se encuentra basado en Norfolk, Virginia, el USS Ponce, mientras que 5 se encuentran en reserva: el USS Cleveland, el USS Dubuque, el USS Denver, el USS Juneau y el USS Nashville.
Los clase Austin son buques de transporte anfibio con hangar, puente para transportar hasta 6 helicópteros, 900 soldados y unos 24 vehiculos. Pese a estar en condiciones para ser transferidos, sus cascos rondan los 50 años de vida y los motores con los que opera son turbinas vaporeras, motores que no son operados en la Armada desde hace varios años.

1

Por otro lado, la “Mothball Fleet” posee actualmente unos 3 buques LST Newport en reserva de los 20 originales. Este tipo de buques tienen la capacidad de transportar hasta unas 360 tropas o unos 40 vehículos. El estado de los mismos figura con una X en los registros de la National Reserve Fleet, esto quiere decir que los buques no cuentan con ningún tipo de mantenimiento desde hace un tiempo, lo que estima que sus cascos no se encuentren en buenas condiciones para seguir operando.

De igual forma la flota cuenta con 5 LKA clase Charleston: el USS El Paso, el St. Louis, el Mobile, el Durham y el Charleston. Ninguno de estos LKA se encuentra en condiciones de operar. Ninguno de estos buques de transporte retirados en el año ’94 ha recibido mantenimiento en los últimos años, lo que también estima que los mismos se encuentren en un muy mal estado para ser transferidos a la Armada Argentina.

Otro tipo de buques de transporte en reserva e inactivos son los LHA clase Tarawa (USS Tarawa, Nassau y Peleliu), los cuales no merecen comentario ya que sus costos operativos, la posibilidad de ser vetado, y su desplazamiento lo hacen prohibitivo para ser transferido a nuestra Armada. Comentario importante es que el desplazamiento de estas unidades concuerda con lo expresado por el Secretario Angel Tello, quien indico buques con capacidad de portar entre 30 mil a 40 mil toneladas de carga. Descartamos lo expresado por el funcionario como un error técnico.

140806-N-JX484-145 ARABIAN GULF (Aug. 6, 2014) The amphibious dock landing ship USS Gunston Hall (LSD 44) transits the Arabian Gulf as part of the Bataan Amphibious Ready Group. The amphibious ready group, with the embarked 22nd Marine Expeditionary Unit, is deployed in support of maritime security operations and theater security cooperation efforts in the U.S. 5th Fleet area of responsibility. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 3rd Class Mark Andrew Hays/Released)
140806-N-JX484-145
ARABIAN GULF (Aug. 6, 2014) The amphibious dock landing ship USS Gunston Hall (LSD 44) transits the Arabian Gulf as part of the Bataan Amphibious Ready Group. The amphibious ready group, with the embarked 22nd Marine Expeditionary Unit, is deployed in support of maritime security operations and theater security cooperation efforts in the U.S. 5th Fleet area of responsibility. (U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 3rd Class Mark Andrew Hays/Released)

Por fuera de la actual Flota de Reserva, pero pronto a ingresar a ella, se encuentra el buque LSD Clase Widbey Island: el USS Widbey Island, estimando que el mismo podra ser retirado el año que viene. Este es un buque que pese a no contar con hangar, posee una plataforma para operar helicópteros, y cargar unas 5 mil toneladas de carga entre 21 vehículos y unos 400 infantes.
Ya a finales del año pasado el entonces Jefe del Estado Mayor de la Armada, Almirante Gaston Erice, en visita oficial a los Estados Unidos, pudo recorrer el buque USS Fort McHenry (LSD 43) en Mayport lo que parecería condecir con el interés que posee la institución en contar con un buque moderno para operaciones de transporte.

Con las novedades de lo expresado por el Secretario queda en evidencia que se esta avanzando para que la Armada Argentina pueda operar un casco con características reales de transporte anfibio. Resta saber si finalmente el animo se decantara por un buque nuevo y económico como el Makassar, o si primaran las nuevas relaciones y el futuro buque de transporte sera uno mas viejo y operado originalmente por los estadounidenses.

6 Comentarios

  1. Todo muy interesante pero estimo que es prioritario contar con un portaviones de, al menos, mediano porte, que permita volver a operar debidamente a la Aviación Naval.

    • Correcto, Tenemos 9 o 10 Super Etendart que estan en vias de completarse, con repuestos que ya vienen de Francia, algunos helis, y 8 (ocho) cazas interceptores para operar en un porta, …que si se pueden comprar. y fundamentalmente voluntad de hacerlo por parte del Mindef.

  2. un portaviones con que lo sostenemos???? para ahora es un sueño que no podemos costear, por que ni siquiera tenemos con que llenarlo.

Deja un comentario