(Nota traducida de http://aviationweek.com/blog/atac-legacy-fighters-cutting-edge-warfare)

Aprovechando la cercania con el Show Aereo realizado en la Base Conjunta de Langley-Eustis, Aviation Week tuvo la oportunidad de visitar ATAC (Airborne Tactical Advantage Company), con base en el cercano aeropuerto de Newport News, en Virginia.
ATAC proporciona entrenamiento aereo para la Armada de los Estados Unidos, a los infantes de marina, al ejército, a controladores y barcos, …a casi a todas las organizaciones gubernamentales que en los EE.UU. necesitan practicar guerra aérea. La compañía comenzó a mediados de la década de 1990 con dos Saab Drakens Saab, que habian sido operados por la Real Fuerza Aérea Danesa.


Estos habían sido una vista familiar en los cielos europeos durante varias décadas, pero para ese entonces había sido retirados y sustituidos por F-16. Hoy en día ATAC todavía tiene un Draken a la espera de su preparación como muestra estática en su sede.

Inicialmente la Armada de EE.UU. tenía un requisito de aviones de entrenamiento de alto rendimiento para ser utilizados como adversarios, para reemplazar sus propios A-4 que volaban con los escuadrones VC. Desde el principio, se utilizaron Learjets (clasificados como Tipo 2), y poco después los Drakens (tipo 4) se hicieron cargo del contrato para volar misiones de simulación para la Armada, para que los buques los pudieran identificar como ‘hostiles’. Los Drakens eran populares en este papel debido a su velocidad y a su naturaleza diferente de los aviones propios, lo que luego llevó a la Marina a contratar a ATAC para proporcionar IAI Kfir (tipo 4). Los Kfirs se utilizaron para realizar entrenamiento de apoyo a las aeronaves y tripulaciones de combate.

El Kfir fue un desarrollo israelí de los ´70 de la familia francesa de cazas Mirage 3/5 , con diferentes motores y mejoras de aviónica, lo que resultó en un caza resistente y potente que fue utilizado por Fuerza de Defensa de Israel durante varias décadas.

ATAC tiene una flota de 6 Kfirs que se emplean para entrenamiento aire-aire contra pilotos de F-18E/F pilotos, a un costo mucho menor para la Armada. También vuelan en contra de últimos aviones de la Marina, los F-35 – de hecho ATAC es la única organización civil con la que entrenan los F-22 de la USAF y la Navy’s Fighter Weapons School (también conocida como ‘TOPGUN’) de la Marina norteamericana. Los Kfirs supersónicos se mantienen muy ocupados – en el momento de la visita del autor sólo uno estaba en la ciudad en exhibición en el Salón Aeronáutico de Langley. El resto de la flota estaba en despliegue en una base de la Marina de los EE.UU., ganando su sustento.

De acuerdo con la base de datos de Aviation Week, las fuerzas aéreas tanto de Sri Lanka como de Colombia siguen volando Kfirs, a pesar que la confiabilidad de vuelo de la flota de Sri Lanka es, en particular, discutible.

ATAC también tiene una flota de cuatro 39s Aero Let, como aquí se ve.


Estos rápidos y versátiles entrenadores son muy populares tanto en organismos militares como en el sector privado. Construidos en la ex-Checoslovaquia, y en un principio diseñados para los países del bloque soviético, se han exportado a todo el mundo y, según muestra la base de datos de Aviation Week, 500 todavía están en servicio en todo el mundo. Adicionalmente más de 200 están registrados por operadores privados y comerciales en los EE.UU. solamente, y es común verlos en exhibiciones aéreas en la actualidad. Una prueba de su versatilidad es que 45 años después, todavía se están entregando nuevos desarrollos basados es este diseño (L-159).

El último modelo incorporado en ATAC, y el más numeroso, es el Hawker Hunter Mk.58.


Esta caza británico de la década de 1950 es referido a menudo como un clásico y fue exportado a todo el mundo, con casi 2.000 unidades producidas. Aparte de las colecciones privadas, ATAC es el operador más grande que queda, y su flota provino en su mayoría de la Fuerza Aérea Suiza. Los suizos los utilizaron hasta comenzados los ´90. Incluso después de todo este tiempo, todavía se los demanda para trabajar con varias agencias militares.


Los Hunters de ATAC están basados en California, Japón y Hawai, así como en su base de operaciones principal en Virginia. El mantenimiento se lleva a cabo en Newport News, esto no sólo con los Hunters, sino para todos sus otros modelos de aviones.

Los Hunters son aviones de alta velocidad subsónica, y si bien pueden tener mas de 50 años de antiguedad, tienen una confiabilidad difícl de encontrar, inclusive en la aviación civil. Los 16 Hunters de ATAC vuelan más horas que los Kfirs supersónicos y L-39 combinados, lo que demuestra que hay una fuerte demanda de sus servicios. Pueden llevar una gran variedad de pods de de Ataque Electrónico y de telemetría, y su estilizado diseño hace de ellos un ágil adversario. Diseñado por Sir Sidney Camm, responsable también de los legendarios aviones Hurricane y del Harrier (que posteriormente se transformó en la AV-8B), el Hunter es verdaderamente uno de los mejores diseños de aviones militares de Gran Bretaña. Gracias a ATAC estarán dando vueltas algún tiempo más todavía.


Nuestro agradecimiento a todas las personas de ATAC que hicieron posible nuestra visita, y en particular a Rob “Nuts” Destasio por habernos recibido y brindado gran cantidad de información.

Todas las fotos de Nigel Howarth.

Deja un comentario