Por Roberto Lopes

Para todo hay una explicación. Y puede tomar tiempo para salir a la luz, pero la mayoría de las veces, llega.

Exactamente 15 meses después de la visita oficial de la entonces presidente de Argentina, Cristina Kirchner a Beijing – momento en que, por orden del jefe de gobierno, fueron desencadenadas diferentes negociaciones entre la industria de defensa china y las Fuerzas Armadas argentinas -Surge la primera versión de que al mes de mayo de 2015, Buenos Aires discontinuo, sin más explicaciones, los acuerdos que habían mantenido con la industria de construcción naval china en torno a la adquisición de los famosos barcos patrulla de la clase P-18N, de 1.800 toneladas (una clase de OPV derivada de la corbeta Tipo 056 Jiangdao).

AstiP18Nnigerianofotograndeboa
Buque patrulla P-18N, de fabricación china, perteneciente a la Marina de Nigeria.

Ahora se sabe de un largo informe elaborado recientemente por la Flota de Mar Argentina, con el apoyo del Estado Mayor General de la Armada, destacando los buenos oficios de las corbetas clase Drummond – en Francia clasificadas como avisos de tipo D ‘Estienne d’Orves, del proyecto A69 – destacando su alta fiabilidad, especialmente en relación con el sistema de propulsión de la nave, su tasa de disponibilidad (entre las mejores en el conjunto de las naves de la flota argentina) y especialmente su bajo costo de operacion.

La Argentina recibió tres barcos de esa categoría entre los años 1978 y 1981, bautizados como “Drummond” (P-31), “Guerrico” (P-32) y “Granville” (P-33).

DrummondastrêscorvetasA69-juntas
Los tres Drummond de la Armada Argentina

La conclusión del documento preparado por la Flota del Mar fue que la incorporación de una nueva clase de patrulleros oceanicos – más modernos – seria, en otras circunstancias, deseable, pero en el estado de desgaste y obsolescencia que se encuentra la fuerza de superficie de la Argentina, los avisos franceses de 1.250 toneladas (carga completa), dan, perfectamente con el trabajo.

Drummondumanavegandomedia

DrummondGranvilleaproximandodomolhemedia
Dos fotografias del “Granville”; notar la pieza de 100 mm en la proa

Ahora surgen informes de que el reciente acercamiento entre Argentina y el gobierno francés puede dar como resultado (si no se ha producido) la obtencion de dos o tres barcos más del modelo A69.

La Marina Nationale tiene nueve buques de este tipo, pero a pesar del tiempo de operaciones que han tenido – más de 30 años – su uso sigue siendo intenso.

El mando de la Armada decidió quitar las armas pesadas de los barcos – los misiles de lanzamiento mar-mar MM-38 Exocet, tubos lanzadores de torpedo y lanzadores de cohetes – y convertirlos a patrulleros clásicos océanicos, dotado sólo de cañones de 100 mm, otro de 20 mm y ametralladoras.

http://www.planobrazil.com/mercado-de-usados-marinha-argentina-da-parecer-favoravel-a-aquisicao-pelo-governo-macri-de-avisos-franceses-do-projeto-a69/

5 Comentarios

  1. Si bien constituye una buena noticia la incorporación de buques de combate, no debemos dejar de considerar que estas incorporaciones, definitivamente dejarían de lado la construcción en nuestros astilleros de los patrulleros de Alta Mar, tantas veces postergados. Hago esta consideración, por cuanto, estas naves A-69 se incorporarán al Area Atlántica como Patrulleros, y, no en BNPB como parte de la alicaída Flota de Mar.

    • El tema es a considerar si la Armada quiere eso realmente, hay un proyecto y la gente de ARS dijeron que están ofertandosele POM a Prefectura y la Armada seria triste que la Armada prefiera los A-69 a construir algo un poco mas moderno y lo nuevo termine en manos de prefectura

  2. Qué porquería. Yo que creía que iban a dar de baja las A-69 por obsoletas y traen más. Es como si se reflotara la compra de los Mirage F-1 para la FAA. Qué cagada.

Deja un comentario