Foto: Anabella Reggiani

Un artículo del portal de noticias Infobae critica y desacredita la función como el objetivo de la recientemente creada Universidad de la Defensa Nacional (UNDEF) pero ¿Cuánto de lo que dice es cierto y cuánto no? ¿Qué debemos hacer con ella?

Foto de portada: Anabella Reggiani.

El día Domingo 28 de febrero por la mañana, me encuentro en el portal de noticias Infobae, una noticia titulada “UNDEF, una universidad creada por el kirchnerismo, sin presupuesto y con escasas funciones”. Con reservas en tanto al análisis volcado de parte de su autor, Juan Pablo Parrilla y tanto a la concepción del común de la gente acerca de la Defensa Nacional, pensé en encontrar posiblemente un desarrollo en lo que es una entidad urgentemente necesitada. Para mi desagrado, no fue el caso sino todo lo contrario.

Mediante la Ley 27.015 del mes de Diciembre de 2014, se le da entidad de la Universidad de la Defensa Nacional, un sueño desde hace más de 3 décadas impulsado por el actual Secretario del Estrategia y Asuntos Militares, Ángel Tello, durante su periodo como funcionario del gobierno de Raúl Alfonsín. Definitivamente una tarea no menor teniendo en cuenta el esfuerzo que represento la sanción de la nueva Ley de Defensa Nacional en el año 1988 en un contexto de un fresco regreso a la democracia que aún mantenía algunos hechos de conflicto internos propios de las Fuerzas Armadas, los juicios por violaciones a los derechos humanos así como la crisis económica que afectaba al país y sus consecuencias políticas.

El esfuerzo entonces se concentraba en la  creación de una Escuela de Defensa Nacional (EDENA) la cual brindaría formación académica en materia de Defensa Nacional, tanto para militares en actividad, funcionarios públicos y todo ciudadano interesado en capacitarse en la temática. En este caso llega a dar una formación terciaria tanto en cursos y maestrías, el primero sin necesidad de una carrera de grado previa y la segunda, como perfeccionamiento para profesionales.

La Defensa Nacional constituye un concepto político para la defensa del Estado, este conocimiento y apreciación tanto de las necesidades como de las obligaciones de parte del mismo es una habilidad política que es complementaria del instrumento militar. En muchos casos oficiales y suboficiales militares en actividad, asisten y se capacitan en lo que les da nuevas herramientas para analizar los motivos políticos a nivel estratégico y por ende comprender mejor los objetivos de la República Argentina en la defensa de los intereses y la soberanía relativos a la interacción con otras naciones.  Vale realizar esta aclaración ya que en toda su extensión, el artículo citado jamás explica ni la oferta académica ni mucho menos el campo de estudio de esta casa.

La UNDEF, dentro de sus objetivos busca unificar administrativamente las casas de estudio de las 3 FF.AA., el Instituto Universitario del Ejercito, el Instituto Universitario Naval y el instituto Universitario Aeronáutico. Estas casas de estudio brindan títulos terciarios y carreras de grado para oficiales militares argentinos como otros extranjeros los cuales pueden disponer de cupos para su formación. Sin embargo, las mismas también son abiertas al público en general, sino el IUA una de las más importantes facultades en relación a sus trabajos en ingeniería aeronáutica, esta ha formado buena parte de los ingenieros que por ejemplo actualmente se encuentran trabajando tanto en el sector privado como en la Fabrica Argentina de Aviones (FAdeA) así como en distintos ámbitos de nuestras FF.AA. Este decreto marca las posibilidades en donde UNDEF sirve de integrador de los citados institutos en los cuales busca tanto postular en una oferta de carrera de grado relativa a las ciencias políticas propia así como estandarizar los contenidos y las normas frente a los parámetros regidos desde la Comisión Nacional de Acreditación y Evaluación Universitaria (CONEAU).

A diferencia de lo que se hace alusión, de mi propia experiencia en haber asistido al curso de Defensa Nacional durante el año 2014, no ha habido adoctrinamiento alguno de parte del MinDef ni condicionamientos en tanto de lo que se podía comentar o realizar dentro del carácter académico de la entonces Escuela, más allá de una presentación de un libro a la cual era optativo asistir. La plantilla de docentes y formadores se caracterizaba tanto de parte de oficiales militares retirados, profesores de universidades nacionales y académicos en un alto y metódico nivel de exigencia tanto en la formación en ciencias políticas, relaciones internacionales, geografía y el marco legal de la Defensa en la República Argentina. Vale destacar que he tenido de compañeros a militares argentinos, brasileños y venezolanos junto a estudiantes y graduados de carreras sociales así como empleados y simples ciudadanos con hasta entonces, ningún conocimiento de la Defensa más que la mera curiosidad.  Esta libertad no ha sido modificada al menos hasta el momento que por motivos personales no pude continuar con el curso, de la misma manera que curiosamente mi abuelo, 20 años atrás, también  alumno de la Escuela de Defensa Nacional  tuvo  las mismas condiciones y como cientos de otros más.

El autor se limita a hacer énfasis en las malas prácticas de parte de la última administración,  con el ingeniero Agustin Rossi como Ministro de Defensa y el discutible accionar del nombrado director, Jorge Fernandez, quien de manera polémica al ser afirmado en su posición durante Octubre de 2015, se mantendría en funciones hasta el año 2020, incluso luego de finalizada la actual administración nacional del Presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri y su representante, Julio Martinez como Ministro de Defensa. Este beneficio de la política, tal y como se ha visto en el último periodo de la administración CFK,  perjudica directamente la relación que pudiera existir entre la UNDEF y  la nueva administración del MinDef. Estos favores políticos y una militancia a ultranza de parte de quienes no fueron los elegidos en las últimas elecciones presidenciales, considerando el momento político actual, pueden representar un punto de inflexión con consecuencias muy graves para la formación en Defensa Nacional de la República Argentina.

El artículo muestra rencillas profesionales lamentablemente típicas en nuestras FF.AA., en donde uno de los directivos de uno de los institutos actualmente comprendidos por la UNDEF, meramente justifica su funcionamiento con el hecho de crear una estructura para no desarrollar sino beneficiar aliados y seguidores políticos. El autor confunde en todo caso la función y las determinaciones de una Universidad e institutos con un objetivo directamente relacionado a la Defensa Nacional con la oferta académica tradicional de universidades nacionales. Si bien conceptualmente hay algo que es cierto, la Maestría en Defensa Nacional, realizada en la ahora UNDEF es respaldada por la Universidad de Tres de Febrero (UNTREF), una alternativa más simple podría haber sido la creación de una Licenciatura en Defensa Nacional también en la UNTREF pero no es esta la propuesta que se realiza.

Difícilmente esta sea la decisión a tomar de parte del MinDef y tanto el cierre de la UNDEF como su impacto en EDENA, tendrían consecuencias serias dentro de lo que es la única formación gratuita y libre específicamente de la Defensa Nacional en la Argentina. Ya el presupuesto sancionado por la administración CFK al momento de su salida tenía un impacto muy serio en toda la cartera de Defensa, UNDEF no se encuentra exenta de esto ya que al mes de febrero aún subsisten distintos problemas tanto para el pago de salarios como para el normal funcionamiento de la misma.

La puja política y el aún vigente conflicto con la militancia que “resiste” en distintos ámbitos del Estado profundizan el conflicto existente. No es entonces un argumento de refuerzo y reforma sino uno utilitarista en base a la “chapa” o el prestigio que pueda tener un título de otras universidades nacionales a diferencia de esta. Esta administración tiene la posibilidad de abrir el juego, en restituir la discusión en la sociedad de toda nación que se precie de ser, aprendiendo de los errores de administraciones pasadas sin necesariamente apelar al adoctrinamiento de la militancia sino al consenso, una de sus banderas políticas, justamente frente al crecimiento de la comunidad académica y la integración de un ámbito normalmente acotado y en muchos casos instalado en planteamientos periféricos.

¿No deberíamos en todo caso redondear para arriba y ampliar la oferta educativa en vez de limitarla aún más? ¿Todas las necesidades en materia académica y política para la Defensa Nacional se encuentran satisfechas? Una de las ventajas que representaría esta situación actual es la posibilidad de un crecimiento incomparable en relación a un modelo existente que podría encontrarse colmado o agotado de energías, más en la necesidad de configurarnos regional y localmente en un mundo cambiante que necesita aún más que nos encontremos en capacidad de analizar, comprender y actuar en consecuencia. Una base de la grandeza que puede devolver e intentar resurgir un pensamiento y desarrollo de las ideas nacional con un caldo de cultivo apropiado. Con un marco teórico moderno que desarrolle e incluso las estructuras obsoletas burocráticas de nuestro sistema de Defensa Nacional

Podemos reconocer sin lugar a dudas en que la Argentina y su sistema de Defensa Nacional se encuentran en un momento crítico, algo que ninguno de los miembros de las FF.AA, como instrumento militar de la misma pueden negar y que la disminución de oportunidades resultara una derrota para la Defensa Nacional y el triunfo de la ignorancia.

4 Comentarios

  1. Una excusa más para crear cientos, o miles de empleados públicos que nunca aportarán nada al crecimiento o defensa del país. Excelente oportunidad para que personal militar pueda ubicar a sus hijos, amigos o vecinos en un cargo bastante piola y bien remunerado.

  2. Esta nota es la que usan para justificar un monton de ñoquis y no renunciar como corresponde sus autoridades con un cambio de gobierno, se hicieron los plazos de sus autoridades para perpetuarse en el poder como puede ser que se niegue a a obedecer al Mindef y ir a contramano de las directivas y preceptos y ademas pretender que les bajen plata cuando estan “amotinados” incomprensible

    • La leiste? en ninguna parte habla de continuidad a cualquier costo ni de autoridades ni de forma, sino apela a una reforma extensiva en vez de un planteo simplista de cierre. Saludos!

  3. Como todo lo hecho por la mafia kirchnerista solo sirve para que ellos se llenen los bolsillos y perpetuarse. Estas basuras que dicen ¨¨resistir¨¨ ( resistir a que) no saben que vivimos en democracia??? O prefieren que los corran a tiros para , una vez más, victimizarse???

Deja un comentario