Daniel Wasserbly, Washington, DC – IHS Jane’s Defence Weekly.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF) está incrementando los fondos para reemplazar al Boeing LGM-30G Minuteman III con un sistema estratégico de disuasión basado en tierra (Programa GBSD).
En el presupuesto previsto para el año Fiscal de 2017 (FY 2017) el programa aplaza el año de despliegue del sistema de 2027 a 2028 y pospone la decisión para el inicio del desarrollo del diseño e ingeniería de Marzo de 2019 a Junio de 2020, según un documento de presupuesto de la USAF publicado el pasado 9 de Febrero.
Para su desarrollo, pruebas y evaluación, el GBSD tiene previsto recibir 113,9 millones de dólares para 2017, que se irán incrementando para los años siguientes (294 millones en 2018, 321,1 millones en 2019, 1034 millones en 2020 y 1576 millones en 2021).
Se espera que el GBSD, anteriormente conocido como Minuteman IV sea un muy caro programa, por lo que los mandos se encuentran estudiando posibles recortes y reducciones de costos; una de las propuestas es lograr compatibilidad con el futuro misil balístico lanzable desde submarinos de la US Navy (SLBMs)

“En términos de compatibilidad, hemos firmado una carta de entendimiento con –el oficial de adquisiciones de la USN- Sean Stackley y con William LaPlante –mismo cargo de la USAF- quines nos darán su visión para lograr una aproximación común al futuro misil, dijo el Almirante Cecil Haney, cabeza del Comando Estratégico de Estados Unidos, el año pasado”
ICBMs y SLBMs son sistemas diferentes pero pueden emplear ciertos elementos comunes como las ojivas, algo que ya se ha realizado en el pasado, junto con otros componentes de los misiles. “Hemos comenzado algunas charlas, que todavía no han madurado, pero estamos encaminados” dijo el Almirante Haney.

Traducido por: Nopelovic

Deja un comentario