El indice de capacidad de misión para toda la flota de 5.500 aviones de la Fuerza Aérea Estadounidense ronda desde un 46.98 por ciento para el bombardero B-1B a un 100 por ciento para el C-21C – un avion de estilo ejecutivo utilizado para el transporte de los altos jefes de la Fuerza Aérea.

De acuerdo con funcionarios del Air Combat Command de la Fuerza Aérea, del Comando de Operaciones Especiales y del Comando de Movilidad Aérea, el indice de capacidad se ven afectado por una serie de factores que incluyen: la misión de la aeronave, su edad y la sofisticación – o simplicidad – de su diseño.

Pero para las aeronaves que se enumeran aquí, el mayor impacto en su tiempo activo es el ritmo aplastante de su uso continuado apoyando la lucha en el Medio Oriente.

Un avión, dice el teniente coronel Robert Ehasz, jefe del equipo de sistema de armas F-22, “es una herramienta mecánica”. Es como un automovil: Con el tiempo comienza a degradarse. Ahora, si usted toma su automovil y le hace una revisión completa, al salir a la calle lo siente completamente nuevo, y eso es exactamente lo que hacemos con estos aviones. Los enviamos a un depósito y los profesionales lo reparan desde la nariz hasta la cola, tambien quitando todos los paneles y chequeando cada cable, cada tuerca y cada tornillo, y aseguramos de que ese avión esta básicamente nuevo como para volver al servicio”.

635884699447354247-AF-Plane-Grid

De acuerdo con el capitán Nick Plante, portavoz del AMC, “El “tempo” de las operaciones es una preocupación constante para los comandantes en el campo. Teniendo esto en cuenta, y viendo que la presión con el uso sobre los aviones pueden potencialmente conducir a peligros, el mensaje desde la superioridad hasta llegar a los aviadores que encienden los motores sigue siendo: “Seguridad, con mantenimiento de manual”. Somos capaces de mantener las tasas de misión tanto para los sistemas de armas KC-135 y C-130H a través de un esfuerzo concertado por parte de todos los sistemas de apoyo (mantenimiento, suministros y la Oficina del Programa de Sistema) para proporcionar tecnicos mecanicos calificados con las partes necesarias en el momento en que los necesitan para arreglar el avión, con la oficina del programa ayudando con las reparaciones no estándar, como la corrosión y la fatiga de las estructuras, a medida de que van surgiendo”.

La edad media de la flota es de 27 años -con algunos aviones con una edad de 53- pero los aviones más antiguos no son los que tienen la tasa más baja de disponibilidad. Por ejemplo, el venerable bombardero B-52 tiene una tasa del 72 por ciento, mientras que el CV-22 Osprey, con un promedio de 4 años de edad, esta activo sólo el 55 por ciento del tiempo, debido a “algunos desafíos a corto plazo de los aviones disponibles y con mantenimiento de horas-hombre por hora de vuelo. Estos tipos de problemas no son diferentes a lo que se enfrenta cualquier otro nuevo sistema de armas, y estamos llevándolos a la tarea de mantener nuestra capacidad operativa y la eficacia”, sostuvo un portavoz de AFSOC.

La disponibilidad del B-52, por su parte, dice el teniente coronel Todd Andre, jefe de la división de mantenimiento de aeronaves en la Fuerza Aérea Comando de Ataque Global, “viene de la ingeniería original y por el diseño simplista del sistema de armas. La mayoría de los subsistemas se basan en la tecnología de 1970. Esto proporciona facilidades para las reparaciones más eficientes / eficaces y en la solución de problemas”.

Fuente: http://www.airforcetimes.com/story/military/2016/01/19/worn-war-birds/78860920/

Deja un comentario