Por Dr. Lee Willett, Londres – IHS Jane’s Navy International

El Ministerio de Defensa Nacional de China confirmó el 31 de diciembre de 2015 que un segundo portaaviones, y su primer portaaviones autóctono, se encuentra en construcción en el astillero de Dalian.

Según informes de prensa, el Ministerio de Defensa dijo que se encuentra en construcción un buque de 50.000 toneladas de propulsión convencional . Sin embargo, no se proporcionaron datos sobre la forma en que están progresando los trabajos de construcción.

Como ha señalado la BBC, el portavoz del Ministerio de Defensa Superior coronel Yang Yujun, dijo en una rueda de prensa que el portaaviones “se está desarrollando de acuerdo a diseños enteramente nacionales”. El portavoz añadió que la experiencia de la puesta en servicio y operación del primer portaaviones de China, el Proyecto 1143.5/6 de la Clase Liaoning, había proporcionado orientación sobre el diseño y la construcción e ideas para mejoras aunque, según informó la BBC, no se proporcionaron más detalles.

Asimismo el diario estatal Xinhua dijo que el portaaviones es el primero que China construirá “completamente por su cuenta”, sin necesidad de utilizar un casco fabricado en el extranjero o de una amplia asistencia extranjera.


La foto de arriba es una imagen tomada por satélite del portaaviones en construcción en Dalian, China. El casco se construye en dos piezas.

La imagen de abajo muestra el progreso en la construcción del portaaviones chino desde mayo de 2015.

El portaaviones, alternativamente conocido en las web de defensa chinas como CV-17 (el primer portaaviones de China, el Liaoning, es el CV-16) o Tipo 001A, tendrá un desplazamiento de 50.000 toneladas y “será una base para el J-15 (‘Flying Shark’) y otros tipos de aeronaves “, dijo un portavoz del Ministerio de Defensa.

El nuevo portaaviones tendrá probablemente un ala aérea embarcada de aproximadamente más de 40 aeronaves, incluidos los helicópteros.

Al igual que el Liaoning, el nueva portaaviones utilizará un “ski jump” para llevar a los aviones al aire, esencialmente una gran rampa colocada en un extremo del portaaviones para lanzar a los aviones hacia el cielo. Mientras que los diseños “ski jump” permiten cargas más pesadas en los aviones que los lanzados desde una cubierta plana, son incapaces de alcanzar la potencia de las catapultas utilizadas por todos los portaaviones occidentales, lo que resulta en aviones capaces de despegar a plena carga de armamento y combustible, cosa que no sucede con los aviones que despegan mediante el ski jump. Es por eso que China esta trabajando en un sistema electromagnético ( similar a la EMALS americana) para lanzar aviones. Sin embargo, el uso continuado del ski jump sugiere que aún no se ha perfeccionado esta tecnología.

Que solo un portaaviones este en construcción, y no dos, sugiere que China no está satisfecha con el método de despegar mediante el ski jump. Se cree que China ha tenido acceso a la tecnología de la catapulta de vapor a través del portaaviones de Brasil, pero parecen dispuestos a esperar a la solución de mayor tecnología de las catapultas electromagnéticas.

China parece estar conforme en construir poco a poco su capacidad de proyectar su poder en el océano , sin prisas de enviar varios portaaviones hacia el mar.

Aún así, con dos portaaviones activos, China se uniría a un club de elite , ya que, por ahora, solo sólo la India e Italia tienen dos portaaviones activos, mientras que los EE.UU. tiene al menos diez.

El primer portaaviones de China, el Liaoning, fue un casco vacío comprado a Ucrania por aproximadamente US$ 20 millones y fue reacondicionado y reequipado en el astillero CSIC Dalian.

El año anterior, 2015, estuvo marcado por tensiones entre China, por un lado, y los EE.UU. y otros países en el Mar del Sur de China, Japón, Filipinas y Taiwán, por el otro lado. Después de que el destructor de misiles guiados USS Lassen de la US Navy navegó dentro de las 12 millas náuticas del Arrecife Zhubi de las Islas Nansha el 27 de octubre, los funcionarios militares chinos incluso amenazaron con la guerra si tales patrullas sucedían de nuevo.

China reclama casi todo el Mar del Sur de China y últimamente ha construido una red de islas artificiales en las partes controvertidas del mar. Los Estados Unidos afirman que estas islas permitirían a los chinos controlar una de las más importantes rutas comerciales de energía del mundo, tal como la EIA, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, lo dijo.

http://www.janes.com/article/56980/china-confirms-build-of-second-carrier
https://www.vesselfinder.com/news/5038-China-confirms-construction-of-second-aircraft-carrier

Deja un comentario