Queda poco para el recambio presidencial y la campaña en primera vuelta se fue sin pena ni gloria para la temática de defensa. Este asunto que todavía se muestra tabú para el debate, no significo prácticamente ningún tipo de apuesta en las plataformas de los diversos candidatos que se presentaron.

Si bien hubo proyectos en donde se nombraron a las Fuerzas Armadas bajo un punto conflictivo, debatible y polémico como lo es el yugo de la inseguridad, los argumentos para la utilización de las fuerzas cayeron en algo que ya esta implementado desde hace tiempo en la Ley 24.059 de “Seguridad Interior”. La labor de las fuerzas armadas ya se contempla como subsidiaria a las fuerzas de seguridad y cuerpos policiales.

El poco tratamiento que hubo sobre un tema tan central en la organización del estado como lo es su defensa, da luz sobre el verdadero interés que existe para revertir el estado actual de las diferentes instituciones que la componen.

Además de la poca y nula mención del estado y organización de la Defensa Nacional y de su instrumento militar durante la campaña electoral, la situación para el año que viene tendrá además la impronta financiera del gobierno saliente. El 8 de este mes se sanciono el presupuesto para el año 2016, dotando a la finalidad de Defensa una magra partida económica. Es entonces esperable que el silencio demostrado durante la campaña continúe durante al menos un año, y de manera económica sobre las necesitadas reformas estructurales del instrumento militar.

Buena parte de la influencia de este hecho tiene que ver en el hecho de que las alianzas, que van al ballotage para definir quien sera el Presidente de la Nacion a partir del 10 de Diciembre de 2015, aun no han tampoco definido publicamente quien sera el representante en la cartera de Defensa, lo que va a influenciar directamente debido a toda la impronta personalista de liderazgo, cuales seran las posturas principales especialmente en el volumen de trabajo en FF.AA. que burocraticamente han avanzado pero a nivel medios y capacidades continuaron progresivamente disminuyendo su poder militar.

Confuencias y conflictos desatados por la alianza encabezada por Mauricio Macri, debera determinar tanto en su propio juego politico interno, la puja de quien controlara esta importante cartera. Se entiende hasta ahora que el candidato de las fuerzas adjuntas sea el 3 veces ministro de Defensa, Horacio Jaunarena, y quien contara con el apoyo del PRO, fuera Juan Jose Gomez Centurion, Veterano del Conflicto del Atlantico Sur, condecorado con el mayor honor de la Republica, la Cruz al Heroico Valor en Combate y actualmente director de la Agencia Gubernamental de Control del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El mismo se encuentra entre otros a la vanguardia de los estudios relativos a la Defensa y Politica de Defensa en la Fundacion Pensar, el organo del Pro encargado de analizar, estudiar y definir futuras politicas publicas.

Elisa Carrio, Horacio Jaunarena y al extremo derecho, Juan Jose Gomez Centurion en la reciente exposicion sobre Defensa Nacional en la Universidad de Belgrano.

Horacio Jaunarena ha sido Ministro de Defensa en 3 oportunidades, siendo uno de los quienes se entiende con mayor comprension del ambito castrense dentro de las fuerzas politicas mas conservadoras especialmente de la UCR, sin embargo el mismo es el parte como puede facilmente verse en sus 3 participaciones al frente del ministerio, como tambien responsible de la situacion actual sea por accion o por omision, personalmente al momento de escribir este articulo, tengo serias dudas de que sea el mejor candidato al cargo. Aunque la excelencia en si misma debe ser el parametro de todo valor requerido, excelencia en el manejo politico y la gestion, por lo cual la condecoracion del Mayor retirado Gomez Centurion, tampoco seria una garantia de gestion afirmativa, sino un reconocimiento historico hacia su persona en tiempo y lugar.

Es entonces la posibilidad de hacerse cargo de esta conflictuada cartera, la oportunidad de definir una exitosa primera gestion, frente a una cuarta y a mi entender excesiva oportunidad a Jaunarena.

El mas dificil de analizar al dia de hoy resulta el futuro de quien pueda ser el propuesto por el candidato a Presidente de la Nacion, Daniel Scioli, el mismo se define como una continuacion del Proyecto politico actual, en la implementacion de un modelo. Ha trascendido el nombre de Alejandro Granados, sin embargo el mismo no necesariamente puede ser definitivo tambien considerando las diferencias internas entre quienes se identifican con Daniel Scioli y quienes son del nucleo mas duro del aparato que el acompaña, en el Frente para la Victoria.

Los 35.296,9 millones de pesos estimados para el 2016 seguirán siendo una difícil ancla que tendrán que administrar las distintas ramas de las Fuerzas Armadas y que no supondrían grandes cambios en cuanto a nivel de operaciones, nuevas incorporaciones o incluso recambios. Hay que tener en cuenta que esta suma no representaría incluso un porcentaje mayor a lo que se ha estimado como índice inflacionario, lo que marca otra dificultad con la que tendrán que lidiar los administradores de las diferentes fuerzas.

En cuanto a días de operaciones, tanto el Ejército Argentino, la Armada Argentina como la Fuerza Aérea prevén prácticamente la misma cantidad que el año 2015. Solo se pueden destacar aquellas partidas sobre algunos proyectos que ya vienen siendo implementados desde hace tiempo. Siendo pocos incluso, hay una importante incertidumbre en sus proveedores, ya que la mayoria de los componentes de avionica, electronica, municion y repuestos son importados, el cepo al dolar y la dificultad de las transacciones con la aduana nacional influencian negativamente, una situacion de la cual el propio estado es victima de si mismo.

[ad name=”ZM Blog A”]

No esperemos grandes cambios. Una modificación del insuficiente paradigma actual de la defensa viene necesariamente atado a un repunte de su situación financiera y de un manejo más responsable de sus recursos. Para el próximo año, los mismos ya están asignados lo que estima que los lineamientos se mantengan por lo menos de manera estática hasta la sanción de un nuevo presupuesto, o que el próximo gobierno apele a partidas extrapresupuestarias para remachar los diversos problemas por los que atraviesan las fuerzas, sin agotar su capital politico en el proceso.

Lo que será claro: muchas decisiones no tomadas durante años para resolver necesidades imperativas en las fuerzas se han acumulado, lo que motiva a que sea necesariamente un próximo gobierno quien tenga que domar con determinación los espacios vacios que dejan la baja de muchos sistemas de las 3 fuerzas. Espacios vacios politicos y materiales en los cuales se dan demuestran las debilidades del Sistema de defensa nacional que deben ser encarados en la accion del Congreso de la Nacion, en la aplicacion , discusion y ejecucion de nuevas politicas o la mejora de las existentes, en donde la discusion y generacion de normas era casi monopolio del oficialismo ante la atomizacion del proceso de las fuerzas opositoras, aunque ahora acorde al saldo de la primera vuelta presidencial, esto deberia estar mas equilibrado. Sumado a la inversion mixta necesaria para el concreto resurgir del complejo militar industrial argentino y sus consecuencias politicas y economicas, tan necesarias para un pais en desarrollo como el nuestro.

2 Comentarios

  1. Va a ser Gomez Centurion el ministro y gente d ela fundacion pensar y adenhauer el resto del ministerio, estuve presente en la conferencia dada en la Universidad de Belgrano estan bien situados y hay un plan bien armado para reconstruir las fuerzas

Deja un comentario