Por: Stephen Trimble – Washington DC
Fuente: www.flightglobal.com
Traducción: Negro2000

KC-390

El vuelo del 26 de octubre en el centro de pruebas de Embraer en Gaviao Pexioto, Brasil, termina con una ausencia de ocho meses provocada por una crisis fiscal en Brasilia. Habiendo sufrido el real una devaluación de un 50% desde principios de año, el gobierno había reducido los pagos a Embraer en una serie de proyectos, pero ninguno más grande que el KC-390.

En julio pasado, Embraer anunció la firma de un convenio con la Fuerza Aérea Brasileña que extendió el programa de desarrollo del KC-390 por un año, con la entrada en servicio a partir de 2018. El acuerdo también incluyo la disposición para reembolsar a Embraer más de $ 370 millones adeudados por la fuerza aérea para el KC-390 hasta el momento.

Mientras tanto, funcionarios de la compañía también han reestructurado la división para seguir siendo rentables a pesar de los ingresos mucho más bajos, como se muestra en el balance general, que se convierte de repente mucho más valioso en dólares.

El segmento de Defensa y Seguridad ha hecho “un gran trabajo para ajustar rápidamente el negocio a la nueva realidad”, dijo el director ejecutivo de Embraer, Frederico Curado, quien se dirigió a los analistas en una tercera llamada de ganancias del trimestre, el 27 de octubre. “Es un año de transición,” dijo Curado.

El momento de la crisis económica de Brasil planteó una dura prueba para el programa KC-390 en particular.

Embraer completó un primer vuelo de 1,5 horas en Gaviao Peixoto, el 3 de febrero, pero nunca más voló otra vez hasta el 26 de octubre. Mientras tanto, el equipo de Embraer avanzó con las pruebas de vibración en tierra.

“Verán volar al avión, mucho más en los próximos meses”, dijo Curado.

Defensa y Seguridad redujo los ingresos de Embraer en $ 182 millones en el tercer trimestre, en comparación con los $ 346 millones en el mismo período hace un año.

El segmento se ha estabilizado en un nivel más bajo y la empresa debe seguir siendo rentable en 2016, dijo Curado. La disminución de los gastos de defensa de Brasil pueden ser compensados en parte por nuevas ofertas de exportación, especialmente del A-29 Super Tucano.

Embraer también ha comenzado el desarrollo del caza F-39 Gripen para la fuerza aérea brasileña como contratista principal de Saab.

https://www.flightglobal.com/news/a…s-flight-tests-as-defence-unit-rebaseli-418271/

Deja un comentario