Por Matt Bodner

MOSCÚ – Bajo el programa modernizacion del 2020, el Ministerio de Defensa de Rusia espera modernizar alrededor del 70 por ciento de sus fuerzas armadas. Si bien la mayor parte de la atención se enfoca en adquisiciones como los submarinos nucleares y cazas furtivos, el rejuvenecimiento de las fuerzas de tierra es una prioridad importante.

Un total de 20 billones de rublos se asignaron en 2011 (en aquel tiempo, el valor del programa fue de alrededor de $ 700 mil millones), con alrededor del 16 por ciento de ese dinero, o 3 billones de rublos, dedicados a adquisiciones para las fuerzas terrestres.

“El problema central es que todas las fuerzas de tierra necesitan atención”, dijo Henry Boyd, un experto militar del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) de Londres. Sin embargo, Rusia no ha sido capaz de avanzar mucho en adquisiciones nuevas.

De acuerdo con Ruslan Pukhov, director del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías, un think-tank de defensa con sede en Moscú, el Ministerio de Defensa no estaba satisfecho con la industria de tanques de diseño soviético y con los vehículos blindados a disposición.

En cambio, la industria durante los últimos años ha estado trabajando en el diseño de una nueva oferta de plataformas terrestres, conocida como el Armata, que incluye un nuevo tanque de batalla, el T-14, y una variedad de vehículos blindados y vehículos de combate de infantería.

“Las guerras actuales en las fronteras de Rusia y en otros lugares demuestran que las plataformas actuales son muy vulnerables a todo tipo de municiones – antitanque y aire-tierra -…tenemos que proteger a las personas”, dijo Pukhov.

Las nuevas plataformas zanja la filosofía de diseño de estilo soviético, que prioriza tanques baratos y fáciles de producir pudiendose hacer en cantidades masivas para abrumar a las plataformas enemigas.

En lugar de ello, la plataforma Armada coloca claridad sobre la supervivencia de la tripulación al separar el compartimiento de la tripulación del el compartimiento de municiones y el arma principal, que es controlada a distancia desde el compartimiento delantero. La plataforma Armata también posee una armadura compuesta avanzada que no se ve en otros diseños actuales.

“Por primera vez en nuestra historia no tenemos un enorme reservorio de personas”, dijo Pukhov, explicando el cambio de enfoque de diseño de la plataforma.

Aunque las nuevas plataformas han sido el elemento clave de las modernizaciones, su precio y la crisis económica que sufre Rusia está obligando al Ministerio de Defensa para ajustar las previsiones de contratación.

En marzo, el Ministero de Defensa Adjunto Yuri Borisov dijo que el Armata resultó ser mucho más caro de lo previsto y obligaría a los militares a comprar menos de ellos.

El presidente Vladimir Putin ha dicho en numerosas ocasiones, incluso en el Día de la Victoria, el 09 de mayo, cuando el Armata se dio a conocer oficialmente, que Rusia iba a comprar 2300 de los nuevos tanques.

Sin embargo, de acuerdo con Vadim Kozyulin, un experto militar en el PIR Center con sede en Moscú, la mayor parte de las adquisiciones de vehículos blindados para el año 2020 seran modernizaciones de unidades soviéticas y de los primeros diseños post-soviéticos.

“Esto significa que las fuerzas terrestres conseguirán modernizaciones de los tanques T-72B3, BMP-3 y BTR-82 … la industria rusa está familiarizada con ellos y son capaces de hacer este trabajo de manera efectiva”, dijo Kozyulin.

Más allá de la necesidad de modernizar sus plataformas de armas, uno de los principales problemas que enfrentan las fuerzas terrestres rusas es la calidad del personal.

El ejército ruso se centra en la creación de una fuerza terrestre híbrida – no completamente dependiente de los reclutas, pero no totalmente voluntaria – que ha tenido un éxito parcial, dijo Pukhov. Sin embargo, estos esfuerzos han sido sofocados por la falta de suboficiales de calidad, continuó.

“Todavía tenemos un gran problema con el cuerpo NCO . En todos los ejércitos profesionales, son los suboficiales los que dirigen el ejército, pero nosotros tenemos esta brecha; tenemos soldados y oficiales de alto rango, pero no suboficiales. Es por eso que hay novatadas, abusos, y lo que sea “, dijo.

Pero en general, Kozyulin argumentó, las fuerzas de tierra no son una prioridad para el ejército ruso, que dedica la mayor parte de sus recursos a lo nuclear, al aire y la modernización del unidades maritimas.

“Sin embargo, ellos se beneficiarán del esfuerzo general de modernización, ya que van a tener nuevos sistemas de comunicaciones, guerra electrónica y sistemas de defensa aérea … por no hablar de los nuevos sistemas de tanques, artillería, misiles, antitanque y otros”, que concluyó.

Fuente: http://www.defensenews.com/story/defense/land/vehicles/2015/10/11/russian-modernization-puts-focus-land-force-protection/73513960/

Deja un comentario