El Caza KF-X de Corea del Sur tiene asegurado un lento progreso en el 2016

0

Por Bradley Perrett | Daily Aerospace & Defense Report | 24 de septiembre de 2015

BEIJING – Es probable que el programa del caza autóctono KF-X de Corea del Sur se mueva lentamente en el 2016, con el Ministerio de Finanzas proponiendo una financiación que parece inadecuada para el comienzo del desarrollo a gran escala.

El programa también corre el riesgo de que Indonesia retire el 20% comprometido para el desarrollo, que se suponía iba a ser dirigido por Korea Aerospace Industries (KAI).

Además, la Administración del Programa de Adquisición de Defensa (DAPA), después de haber luchado para conseguir tecnología crítica de Estados Unidos para el KF-X, ahora admite que tendrá que acercarse a los proveedores de Europa u otro lugar.

El Ministerio de Defensa propuso que el parlamento asigne 160 mil millones de won (US$ 133 millones) para el desarrollo del KF-X en 2016, una cifra que parecería apenas suficiente, incluso para el primer año de desarrollo a gran escala. El Ministerio de Finanzas, a cargo de la propuesta final del gobierno al parlamento, ha reducido la solicitud a solo 67 mil millones de won.

La razón para no buscar más dinero puede ser que el Ministerio de Defensa aún no ha firmado un contrato con KAI, a pesar de la elección de la empresa en marzo como el contratista principal.

El Parlamento debe decidir antes de fin de año cuánto va a asignar al KF-X en el 2016. La tendencia siempre es no excederse en las peticiones del ministerio de finanzas, pero podría hacerlo.

El año pasado el Ministerio de Finanzas dio la aprobación general para pasar 88 billones de won en el desarrollo completo del KF-X, pero, de nuevo, el Parlamento tiene la última palabra en las asignaciones del año a año.

Indonesia ha estado pagando el 20% del costo de desarrollo preliminar del KF-X, y también asigno ingenieros a la oficina de diseño dirigida por la Agencia para el Desarrollo de Defensa del Ministerio de Defensa, el principal defensor de la construcción del caza. Funcionarios surcoreanos no están seguros de que Indonesia se quede en el programa. Indonesia, con un presupuesto muy dependiente de las exportaciones de productos básicos en un mercado débil, ha visto su moneda caer alrededor de un 18% en el último año.

Un tercer problema, aunque uno que era bastante previsible, es que los EE.UU. no suministraran a Corea del Sur la tecnología que esta necesitaba para el KF-X, aunque la DAPA esperaba que la selección del Lockheed Martin F-35 Lightning para el programa FX Fase 3 seguraría el know-how.

La DAPA dice que los EE.UU. se han negado a proporcionar la tecnología para un radar AESA y también está reteniendo el know-how para el sistema de búsqueda y seguimiento por infrarrojos. Los EE.UU. suministrarían el equipo pertinente, pero no la información de ingeniería necesaria para que Corea del Sur pueda ser capaz de controlar su integración. Insatisfecha, la DAPA podría en su lugar buscar dichos sistemas en el extranjero. Corea del Sur quiere desarrollar sensores autóctonos para las versiones posteriores del KF-X.

Para otras dos tecnologías que los EE.UU. no compartirá – los sistemas de guerra electrónica y la integración de un contenedor de punteria – la DAPA buscará directamente el desarrollo nacional.

Fuentes de la industria han dicho durante años que los EE.UU. no compartirian este tipo de tecnologías sensibles para el KF-X.

La DAPA ha sido objeto de severas críticas en la prensa de Corea del Sur por lo que se sugiere que en última instancia sería capaz de persuadir a Washington de estar de acuerdo, aunque por ahora es obvio que no puede hacerlo.

Sin embargo, se espera que Lockheed Martin proporcione tecnologías menos sensibles.

Fuente: http://aviationweek.com/defense/south-korea-s-kf-x-set-slow-progress-2016

Deja un comentario