Japón trabaja en sistemas de guía para misiles Anti-Stealth

0

Japón planea desarrollar un sistema de guía de misiles antiaéreos para optimizar la ruta de vuelo y detectar blancos difíciles

Por Bradley Perrett | Semana de la Aviación y Tecnología Espacial

24 de agosto de 2015 – Los tecnólogos de la Defensa están trabajando en un sistema de guiado de misiles antiaéreos que mejoraría su reacción contra objetivos furtivos al predecir sus movimientos. Calculando donde estará un objetivo maniobrable, el sistema puede detectar aviones de baja sección radar transversal a mayores distancias y optimizar la trayectoria de vuelo del misil, dice el Instituto de Investigación y Desarrollo de Tecnología del Ministerio de Defensa (IIDT).

El trabajo es parte de un programa de adquisición de tecnología del IIDT para misiles aire-aire y tierra-aire y se lleva a cabo a medida que China y Rusia desarrollan aviones stealth.

No se especifico el método por el cual el sistema mejora la detección, pero parece basarse en la idea de que un sistema buscador tendrá más éxito si su campo de escaneado es más estrecho. El sensor, cuando se activa para la orientación terminal, es más probable que adquiera un objetivo fugaz si, gracias a una predicción bastante precisa de la ubicación de los aviones enemigos, puede concentrarse en un parche más pequeño del cielo. Las ilustraciones de IIDT muestran la tecnología empleada por los misiles de radar activo.

El proyecto comenzó en 2013 y está previsto que termine en 2017, dice elIIDT. Un diseño básico, Unidad de Guía Tipo 1, fue revisado en abril, con las pruebas en tierra previstas para más adelante en el 2015 con el fin de apoyar el desarrollo de la Unidad de Guía Tipo 2. Más pruebas en tierra están previstas para el 2017, junto con una “prueba física de simulación.” Los elementos clave del sistema incluyen un “tecnología de filtrado de estimación de blanco en movimiento” y “tecnología de guía de navegación basada en la predicción de destino de movimiento.”

.

Además de mejorar la detección, los japoneses tienen como objetivo guiar el misil en una trayectoria más corta, y por lo tanto, más rápida.

Los primeros misiles aire-aire y tierra-aire, en los años 1940 y 1950, simplemente se apuntaban a sus objetivos. Debido a que los objetivos se movían, los misiles seguían una trayectoria curva. Con la introducción de la navegación proporcional, los misiles posteriores se dirigían hacia donde estarían los objetivos manteniendo rumbo y velocidad, aunque los cambios de dirección y velocidad del blanco forzaban al misil a cambiar de rumbo, gastando su energía, perdiendo alcance y extendiendo el tiempo del combate.

Los diagramas de IIDT muestran que su sistema va un paso más allá mediante la predicción de donde se encontrara el objetivo maniobrando. Lo ideal sería que el misil también se ajuste a los cambios en la velocidad del blanco, pero el IIDT no menciona tal característica.

Con un objetivo directamente delante de la aeronave lanzadora y ambos volando a 12.000 metros (40.000 pies.) de altitud, la aplicación de la predicción de blanco en movimiento reduce el tiempo de vuelo del misil para interceptar en un 12%, de 15,0 a 13,2 seg. , dice el IIDT.

La tecnología de los sistemas de guía y seguimiento para misiles son secretos celosamente guardados en los países que manejan tal tecnología. Otros países pueden estar trabajando en la misma idea o incluso lo tienen en el servicio. Pero por lo menos es nuevo en Japón. En 2013 el fabricante europeo de misiles MBDA está trabajando en un sistema destinado a aumentar la eficacia de los misiles aire-aire mediante la predicción de maniobras del objetivo. Los detalles son escasos, pero se suponía que los algoritmos para hacer el misil más eficaz y dar al piloto una mejor idea de la probabilidad de un impacto y el momento adecuado para la retirada.

No está claro qué papel juega la aeronave lanzadora o el sistema terrestre de lanzamiento en el nuevo sistema de guía de IIDT.

Las armas planificadas y destinadas a beneficiarse de estos trabajos en Japón son el NSAM, un misil tierra-aire de medio-largo alcance y el Naam, el sucesor del actual misil aire-aire de mediano alcance Mitsubishi Electric AAM-4. La última versión de este último, el AAM-4B, tiene un buscador AESA. Esa tecnología por sí sola mejora el rendimiento contra objetivos furtivos, porque puede transmitir mayor potencia radioeléctrica para un tamaño de antena dada. Por otra parte, Japón, al igual que otros países, está trabajando en los radares usando transistores de galio nitruro, que aumentan aún más la potencia de transmisión.

Para la predicción de destino-ubicación, un radar AESA es capaz de ajustar de manera instantánea el campo del haz de exploración, lo que ofrecería la ventaja de conmutación ágil a una nueva ubicación estimada. Es concebible que también podría instantáneamente apretar o ampliar el campo de exploración según la confianza de una predicción de ubicación.

El IIDT tiene la intención de que el aparato de lanzamiento tierra-aire del NSAM dibujará información no sólo de los radares específicamente asignadas a la misma, como sería el caso de un sistema más antiguo, sino también una sola imagen aérea integrada por la información acumulada por muchos radares en una red . En diagramas que explican el concepto, el IIDT muestra un sistema tradicional con dos radares que no logran ver el objetivo, mientras que en una red integrada, el objetivo se detecta y sigue, gracias a la disponibilidad de diferentes tipos de radares que miran desde diferentes direcciones. Algunos son alejados del lanzador.

Los datos de los sensores se comprimen antes de ser enviados a la red, dice el IIDT.

Además del plan para incorporar predicción de movimiento del objetivo, ninguna otra información sobre el NAAM ha sido liberada.

-Con Bill Sweetman en Washington.

Fuente: http://aviationweek.com/defense/japan-working-anti-stealth-missile-guidance

Deja un comentario