VN-1 – Un Leopardo para las pampas Argentinas.

2

Por Carlos J. Borda Bettolli.

Con la colaboración de Infanteargentino.

Renders por Alejandro Klichowski.

VN1 EA MODIFICADO TEXTO

Vehículo de Combate Blindado a Rueda – VCBR.

 El requerimiento por parte del Ejército Argentino de contar con un Vehículo de Combate Blindado a Rueda (VCBR) nace con la firma de un memorando con Chile en el cual se estableció la formación de la Fuerza de Paz Conjunta (FPC) “Cruz del Sur”.
La FPC estaría conformada por componentes aéreos, navales y terrestres de ambos países, y el empleo de la misma estaría circunscripto al mandato de las Naciones Unidas, previa a la aprobación para su despliegue por parte de ambas naciones. Está previsto que la FPC “Cruz del Sur” opere bajo los parámetros y procedimientos del Sistema UNSAS (United Nations Stand-by Arrangement System).

 En referencia al componente terrestre de la FPC se estableció que ambas naciones deberían poner a disposición un Batallón (sic) de Infantería Mecanizada equipado con medios mecanizados a rueda. Es aquí donde se origina en el Ejército Argentino la necesidad de contar con un VCBR, ya que el mismo siempre priorizó medios mecanizados a oruga, siendo los Mowag Grenadier (ya retirados) y los Panhard AML-90 (próximos a retirarse) los únicos medios a rueda que prestaron servicio en la fuerza.
Como se mencionó previamente, el empleo de VCBR en el Ejército Argentino nunca estuvo extendido, limitándose a unidades de exploración de caballería mientras que del otro lado de la cordillera, el Ejército chileno cuenta con una basta experiencia gracias a que desde hace décadas opera los VCBR Mowag-Cardoen Piranha en sus versiones 6×6 y 8×8.

En vistas de la formación de la FPC, el Estado Mayor Conjunto libraría los fondos necesarios para la adquisición de VCBR. Por razones económicas, políticas y comerciales terminarían siendo adquiridos en China 4 Norinco WMZ-551B1. Con los nuevos blindados chinos se iniciaría dentro del Ejército Argentino la formación de doctrina en el empleo de VCBR.

[ad name=”ZM Blog B”]

Antecedentes.

Como se mencionó previamente, el Ejército Argentino contaba con cierta experiencia con medios blindados a rueda pero la misma se había limitado a unidades de caballería  de exploración, las cuales habían sido equipadas en las década del año ´70 con blindados Mowag Grenadier 4×4 y Panhard AML-90.

 El Ejército estuvo cerca de contar con una gran flota de blindados a rueda cuando inició los programas Vehículo Argentino de Exploración (VAE) y Vehículo de Apoyo de Exploración (VAPE). Tanto los prototipos del VAE como del VAPE serían desarrollado por empresas francesas (Panhard y Renault) en conjunto con la industria nacional (TENSA y ASTARSA respectivamente). Entre algunos de los requerimientos establecidos destacaban un chasis 6×6 común a ambos modelos, cañón de 20mm (VAE) y de 90mm (VAPE), motor diesel comercial, etc.

 Sin embargo ambos programas no seguirían avanzando por cuestiones presupuestarias, negándole al Ejército la posibilidad de haber contado con VCBR muy similares al VAB y ERC-90 franceses.

Las dos prototipos propuestos por Renault y Panhard respectivamente para el proyecto VAE.
Las dos prototipos propuestos por Renault y Panhard respectivamente para el proyecto VAE.

El WMZ-551B1 en el Ejército Argentino.

Más cerca en el tiempo, durante la primera década del siglo XXI, el Ejército realizaría estudios para equipar con VCBRs a una de sus Brigadas, lo que le permitiría un rápido despliegue y mayor independencia de carretones. Dicho plan se comenzaría a materializaría con la formación de la FPC “Cruz del Sur” y la posterior adquisición de los ya mencionados Norinco WMZ-551B1.
Pese a que el objetivo inicial era equipar al Regimiento de Infantería Mecanizado asignado a la FPC (RI Mec 12) con el nuevo VCBR, el plan se ampliaría, terminando por incluir a la Xma Brigada Mecanizada y a las diferentes unidades de Caballería de Exploración. De esta manera se unificaría la flota de VCBR en el Ejército, la cual prestaría servicio junto a la familia TAM, M-113 y Sk-105.

 Pese a que todavía no se había optado por cual sería el futuro VCBR del Ejército, los 4 Norinco WZ-551B1 no solo permitirían dar los primeros pasos en el empleo de medios mecanizados a rueda sino que servirían como experiencia a la hora de adquirir nuevo material.
Resultaría llamativo que el VCBR chino fuese adquirido sin establecer claros requerimientos previos en el pliego de compra o que no fuese evaluado previamente en el terreno. Mucho tendría que ver el acercamiento del gobierno argentino con China, por lo que la compra de los WMZ-551B1 se podría considerar como un gesto político.
Sin embargo, el VCBR chino sería prontamente aceptado y probado por personal del Ejército, el cual no tardaría en elevar sus requerimientos y las modificaciones necesarias (en caso de que se ampliase el pedido) a los representantes de Norinco.

El Norinco WMZ-551B1 es un blindado a ruedas 6×6 con una tripulación de 3 hombres y una capacidad para transportar 8 infantes (considerando que el vehículo fue diseñado según parámetros orientales, dicha capacidad se vio reducida con el personal argentino).
El casco está construido con acero soldado, ofreciendo una protección de 360º contra munición 12,7mm (según fabricante) y permite ser equipado con diferentes tipos de torretas (ametralladora o cañón), lo que ha propiciado el desarrollo de variantes VCTP y de apoyo de fuego, entre otras. Cuenta con equipo de navegación GPS, comunicación integrada y visión nocturna para el conductor. La habitabilidad del compartimiento de tropa está un tanto limitada por lo mencionado previamente, contando con climatizador, protección NBQ, bancas de hierro y 2 troneras en los laterales. Los infantes ascienden y descienden del vehículo por medio de un portón trasero de apertura lateral.

VCBRs WMZ-551B1pertenecientes al RI Mec 12.
VCBRs WMZ-551B1pertenecientes al RI Mec 12.

En lo que respecta al aspecto automotriz, el WMZ-551B1 es impulsado por un motor diesel Deutz BF8L 413FC que proporciona 320hp, contando con una transmisión manual de 5 + 1 marchas, lo que le permite alcanzar 85km/h en ruta. Posee capacidad anfibia gracias a que cuenta con una tabla rompeolas dos motores marinos ubicados en la parte trasera del casco, los cuales una vez en el agua, lo impulsan a una velocidad máxima de 7km/h.
La versión adquirida por el Ejército Argentino está equipada con una torreta monoplaza accionada eléctricamente armada con dos ametralladoras, una de las cuales es una ametralladora pesada QTA-2 de calibre 12,7mm, mientras que la otra es una ametralladora media M1986 de 7,62mm. Sin embargo, pese al intercambio de experiencias entre el personal argentino y el de la empresa Norinco, el interés por el WMZ-551B1 se terminaría por diluir.

El proyecto VCBR.

Pese a lo ya previamente mencionado con respecto a la necesidad del Ejército Argentino de contar con VCBRs para equipar a la futura FPC “Cruz del Sur”, el proyecto para incorporar un medio mecanizado a rueda se gestó con anterioridad, principalmente influenciado por la evolución y auge de VCBRs en muchos ejércitos de otras naciones. La adopción de VCBRs generó un profundo cambio en los ejércitos acostumbrados a los medios pesados de la guerra fría, favoreciendo la creación de unidades ligera/medias que pronto pasarían a formar parte de unidades de despliegue rápido. Un claro ejemplo fue el nacimiento de las Stryker Brigade Combat Team en el US Army, las cuales se originaron ante la necesidad de contar con una fuerza de maniobra que pudiera ser desplegada en muy corto plazo y que fuera de más simple sostenimiento en comparación con las fuerzas pesadas.
Estas fuerzas de despliegue rápido permitirían un menor tiempo de respuesta, sobre todo para hacer frente a conflictos de baja intensidad o de mantenimiento de paz. Sin embargo, en caso de enfrentare ante un enemigo de mayor entidad, aún necesitarían del apoyo de lo medios pesados.

Interpretación digital del VCBR VN-1 del Ejército Argentino. Imagen - Alejandro Klichowski.
Interpretación digital del VCBR VN-1 del Ejército Argentino. Imagen – Alejandro Klichowski.

Con el proyecto VCBR en estudio, el Ejército Argentino evaluaría diferentes modelos, entre ellos el nuevo VBTP-MR Guaraní, el cual había sido diseñado por Iveco Brasil según los requerimientos del Exército.
Este moderno VCBR 6×6 sería evaluado por personal argentino, tanto en territorio brasilero como argentino, estándose muy cerca de adquirir un lote inicial para la FPC. Todo parecía indicar que la compra sería inminente, más teniendo en cuenta que había un marcado interés en cuanto al aspecto político/comercial, pero nuevamente la compra se terminó diluyendo. Mucho se ha hablado con respecto a las razones de la cancelación, lo que lleva a especular que la misma fue por razones técnicas, (El Ejército Argentino anhelaba contar con un VCBR 8×8, pero el VBTP-MR 8×8 recién estaba en la etapa de diseño) y políticas.
Con el proyecto aún en marcha, uno de los interesados en proveer el futuro VCBR al Ejército Argentino fue la empresa Norinco. Pese a que no se prosiguió con el WMZ-551B1, la experiencia y modificaciones sugeridas sobre el mismo llevarían a la empresa china a ofrecer desde el año 2012 la versión de exportación del VCBR ZBL-09/ Leopardo de la Nieves, el VN1.
Lo más interesante de la oferta china además del costo de los VCBR, era la disponibilidad casi inmediata de los mismos y que la empresa se ofrecía instalar una planta de montaje/fabricación en territorio nacional. Al parecer la puja fue constante entre Norinco e Iveco, pareciendo indicar que la balanza se inclinaría por esta última, ya que en gran parte se estaría cumpliendo con la tan mentada Integración Regional.

 Finalmente, el proyecto VCBR recibiría un gran impulso gracias a la visita realizada a la República Popular de China por parte de la primera mandataria Argentina junto a una importante comitiva. En dicha visita no solo se llevarían a cabo acuerdos económicos/comerciales sino que también incluirían negociaciones para equipar a las FFAAs con diferentes sistemas de armas ofrecidos por la industria militar china.
Uno de los memorandos firmados sería por la fabricación en las instalaciones del complejo CINAR de 110 VCBR VN1, los cuales contarán con las especificaciones requeridas por el Ejército Argentino, como por ejemplo la sustitución del portón de apertura lateral por uno similar al del VC M-113, una transmisión manual y equipos de comunicación y armamento de origen occidental. Las versiones adquiridas serían la VTP equipada con torreta/ametralladora y la VCTP dotada con torreta/cañón de 30mm, estando previsto que los VCBR equipen a una Brigada de despliegue rápido otorgándole una capacidad de desplazamiento autónoma a cualquier punto del país.
Según fuentes oficiales el costo inicial de la primera etapa del proyecto VCBR rondaría los doscientos millones de dólares.
A continuación se realizará una detallada descripción de lo que será el futuro VCBR del Ejército Argentino.

Interpretación digital del VCBR VN-1 del Ejército Argentino. Imagen - Alejandro Klichowski.
Interpretación digital del VCBR VN-1 del Ejército Argentino. Imagen – Alejandro Klichowski.

NORINCO ZBL-09 / VN1.

El Ejército de Liberación Popular no quedaría ajeno a la nueva doctrina de adoptar blindados de transporte de tropa a ruedas. Pese a reticencias iniciales, el PLA no demoraría demasiado en introducir en servicio un vehículo blindado en configuración 6×6, el NORINCO WMZ-551/ZSL-92, el cual se presentaba muy similar en cuanto a apariencia al VAB francés y del que cual se desarrollaría una completa familia de variantes. Llamativamente, la adopción de un medio 8×8 más capaz y que tuviera capacidades similares a modelos ya existentes, como el LAV Piranha o la familia BTR, se vería demorada.

 A fines de la década de los noventa, influenciado sobretodo por otras potencias extranjeras y por el satisfactorio rendimiento del WMZ-551, el PLA iniciaría estudios para adoptar un vehículo blindado 8×8.
Mientras el ejército chino realizaba los estudios pertinentes y solicitaba propuestas a varias empresas locales (entre ellas Cohngqing Heavy Vehicle Group, NORINCO y Jinan Heavy Automobile Group), NORINCO iniciaría por iniciativa propia el desarrollo de un transporte de tropas a ruedas 6×6 utilizando como plataforma el WZ-551. El mencionado prototipo se caracterizaría por la alta modularidad de su diseño, el cual consistía de 6 partes: motor, transmisión, tren de rodaje, suspensión, casco y estación de armamento.

Prototipo inicial del ZBL-09. Se aprecia claramente su configuración 6x6.
Prototipo inicial del ZBL-09. Se aprecia claramente su configuración 6×6.

El modelo resultante inicialmente estaría destinado al mercado de exportación, pero luego de realizar las pertinentes pruebas (y de no recibir pedidos), el PLA se mostraría más que interesado en el rendimiento del mismo, pero propondría que el diseño original fuese modificado a una configuración 8×8 para que se adaptase a sus nuevos requerimientos. El producto final sería denominado dentro del PLA como ZBL-09 雪豹 (Leopardo de las nieves), mientras que su versión de exportación recibiría la designación VN1.

El primer prototipo del ZBL-09 pudo ser visto en el año 2006, pero recién en octubre del año 2009 se presentaría al público en el desfile llevado a cabo en Beijing, el cual conmemoró el 60mo aniversario de la creación de la República Popular China. El VN-1 sería presentado unos meses antes, en la exhibición de defensa IDEX.
Al igual que muchos modelos de blindados de combate a rueda, del ZBL-se desarrollaría una importante cantidad de variantes.

Leopardo de las Nieves.

El nuevo blindado 8×8 de Norinco fue diseñado para proveer a la infantería ligera y mecanizada de una adecuada plataforma capaz no solo de proporcionar una considerable potencia de fuego, sino también de un respetable nivel de protección y movilidad.
El ZBL-09 cuenta con un casco construido con láminas de acero soldadas, que le proporciona una protección de 360º contra munición 7,62×54 del tipo perforante, disparada desde 100 metros, mientras que su arco frontal es capaz de resistir impactos de 12,7mm desde una distancia de 100 metros (en parte gracias a que la planta motriz está ubicada en el módulo frontal). Gracias a su diseño modular, al ZBL-09 se le puede añadir placas de blindaje compuesto las cuales elevan considerablemente la protección, otorgando a los laterales resistencia contra disparos de 12,7mm y contra munición de 25mm (a 1000 metros) en su parte frontal.

Al igual que sus contrapartes occidentales, el ZBL-09 no solo está diseñado para resistir la detonación de 6 kilogramos de TNT debajo de su casco (similar a STANAG Level II) sino que también cuenta con asientos diseñados para absorber los efectos de la deflagración (montados sobre los laterales/techo y no sobre el piso) y con un sistema automático de extinción de incendios.
La configuración interna del leopardo de las nieves es muy similar a otros modelos de blindados 8×8, ubicando al conductor en la parte central del frente del vehículo. El comandante y artillero se acomodan en la torreta biplaza, disponiendo de una escotilla sobre el casco y de un pasillo interno que les permite comunicarse tanto con el compartimiento del conductor como con el de tropa.

Los infantes (usualmente 7, pero dependerá de la configuración y variante del vehículo) viajan en la parte trasera del vehículo. Por lo poco que se pudo ver en algunos videos e imágenes, cuentan con un amplio espacio interno, pero no hay que olvidar que el diseño del ZBL-09 fue hecho según parámetros orientales. La experiencia con el WZ-551 ha demostrado ser uno de los factores negativos del mismo. Para realizar fuego desde el interior del blindado, los infantes tienen a su disposición 3 troneras, 2 ubicadas en los laterales y una en el portón trasero.
Con respecto a las condiciones de habitabilidad que ofrece el ZBL-09 a sus tripulantes, el diseño del mismo fue orientado para ofrecer un ambiente seguro y confortable. Es por ello que fue dotado con un equipo de aire acondicionado y calefacción, con los ya mencionados asientos atenuadores de explosiones y con un adecuado aislamiento, tanto sonoro como de calor.

ZBL-09 perteneciente al Ejército de Liberación del Pueblo lanzando un misil anti-tanque Red Arrow.
ZBL-09 perteneciente al Ejército de Liberación del Pueblo lanzando un misil anti-tanque Red Arrow.

A la hora de montar y desmontar del blindado, los soldados disponen de un portón trasero de apertura lateral el cual muy posiblemente sea remplazado en el VN-1 por una rampa accionada por cadenas y de apertura similar a los M-113 y VCTP en dotación en el Ejército Argentino. (Y que en su momento contaba inicialmente el prototipo del ZBL-09). Finalmente, sobre el techo del compartimiento los infantes también cuentan con dos escotillas.

 En lo referido a las capacidades automotrices, el ZBL-09 se encuentra impulsado por un motor turbo diesel de 6 cilindros enfriado por agua Deutz BF6M1015 el cual es fabricado bajo licencia en China y otorga una potencia de 440CV. Certificado por norma EURO II con respecto a emisiones, el motor Deutz se ha mostrado confiable a lo largo de las pruebas realizadas, siendo capaz de ser encendido a una temperatura de -31º C y de tener una prolongada vida útil.
En conjunto con el motor Deutz se encuentra una transmisión mecánica automatizada, y una unidad de poder de 15 kw/t, las cuales unidas a la dirección de potencia hacen que la conducción del ZBL-09 sea relativamente sencilla.
A la motorización y transmisión se le suma una suspensión mixta independiente de tipo McPherson (en los 2 ejes delanteros) e hidroneumática (en los 2 ejes traseros).

Todo el conjunto mecánico le permite al vehículo circular a una velocidad máxima de 100 km/h en ruta y de 40 km/h sobre el terreno, con un alcance estimado en 800 kilómetros. Las capacidades todo terreno del ZBL-09 le permiten franquear zanjas de 1,5 metros de ancho, pudiendo circular en terrenos con pendiente de 30% y ser capaz de superar obstáculos de 0,5 metros de alto. Para permitir una mejor circulación por terrenos arenosos o con barro, el ZBL-09 cuenta con un sistema de control de presión para las cubiertas 14.00R20-18PR, las cuales al ser de tipo radial con refuerzos de acero le permite continuar marchando unos 100 kilómetros (a una velocidad de 30km/h) si han sido pinchadas por impactos o esquirlas.
En caso de tener que hacer frente a un curso de agua, el ZBL-09 es completamente anfibio y no necesita de grandes preparaciones con la excepción del despliegue de un escudo frontal de vadeo. La propulsión en el agua es realizada por dos turbinas localizadas detrás de las ruedas traseras, las cuales permiten una navegación a una velocidad máxima de 8km/h.

Los dientes del Leopardo.

A los fines de proporcionar apoyo de fuego a la infantería desmontada, el ZBL-09 dispone de un importante poder de fuego que le permite batir una variada cantidad de objetivos.
La torreta biplaza, la cual es de acero soldado y está tripulada por el comandante y el artillero, está armada con un cañón de alimentación doble de 30x165mm similar al 2A72 ruso (que es de dotación en el BMP-3 y en el BTR-80A). Junto al cañón se encuentra una ametralladora coaxial de calibre 7,62x54mm mientras que a ambos laterales de la torreta se dispone de un lanzador de misiles anti-tanque Type 73C (HJ-8) Red Arrow los cuales, pese a ser de tecnología superada, ofrecen una capacidad de penetración de 1000mm contra objetivos localizados a 6 kilómetros. Completan el armamento mencionado dos lanzadores séxtuples de granadas de humo de 76mm.

Detalle del armamento disponible en el ZBL-09.
Detalle del armamento disponible en el ZBL-09.

 Sin embargo una de las desventajas que adolece el ZBL-09 es que posee un sistema de control de tiro básico y que su torreta no está estabilizada, disminuyendo considerablemente la precisión cuando se realiza fuego en movimiento. En comparación con otros modelos de blindados 8×8, el ZBL-09 queda muy por detrás en lo que a optrónica se refiere.
En lo que respecta a la comunicación, el ZBL-09 cuenta con equipos de transmisión digital, tanto de voz como de datos, los cuales al parecer están coordinados en un sistema de gestión de batalla el cual presenta los datos (navegación, GPS, fuerzas propias, enemigas, etc) al comandante del vehículo en pantallas LED.
Completan el equipamiento del ZBL-09 un sistema IFF, equipos de presurización y filtrado NBQ y periscopios de visión nocturna para el conductor.

Variantes.

Al igual que muchos modelos de VCBR 8X8, Norinco iría desarrollando diferentes variantes utilizando al ZBL-09 como plataforma base, algunas de las cuales podrían presentar cierto interés para el Ejército Argentino.

 Para misiones de apoyo de fuego/caza tanque, el Ejército Popular de Liberación adoptó el ZTL-09 (también designado PTL-09), el cual está armado con un cañón de 105mm de carga manual (basado en el popular modelo británico L-7) con la capacidad de hacer fuego con munición HEAT, APFSDS y HE tanto de origen chino como OTAN, especulándose que puede emplear misiles anti-tanque guiados similares al 9M117 Bastion ruso.
Gracias a que el armamento mencionado se encuentra asociado con un moderno sistema de control de tiro, el ZTL-09 tendría capacidad para batir blancos entre los 5.000 (misil guiado) y 2.000 (munición convencional) metros de distancia, con un alto porcentaje de impacto en el primer disparo. Como armamento secundario cuenta con una ametralladora coaxial Type 80 de 7,62mm y en la escotilla del comandante una ametralladora pesada W85 de 12,7mm. Completan el armamento 12 tubos lanzafumígenos, dispuestos en ambos lados de la torreta.
En lo que respecta a protección y capacidades automotrices, las mismas son similares a las ya mencionadas en el ZBL-09.
Cabe mencionar que esta variante, la cual ya dispone de un modelo para la exportación denominado ST1 (el cual ha sido provisto con una torre muy similar al TAM), podría ser de interés para el Ejército Argentino a los fines de actualizar sus Regimientos de Caballería de Exploración.

Versiones de apoyo de fuego ZTL-09 y ST1.
Versiones de apoyo de fuego ZTL-09 y ST1.

También es ofrecida una versión de obús autopropulsado de 122mm, el cual ha sido denominado PLL-09. Este VCA está armado con un cañón Type 96 de carga semi-automática (la copia china del popular obús D30 soviético) con capacidad para disparar munición HE-FRAG, incendiaria, humo e iluminante a una distancia de 18 kilómetros. En caso de contar con munición asistida, el alcance se extiende hasta los 27 kilómetros.

Vehículo de Combate de Artillería PLL-09.
Vehículo de Combate de Artillería PLL-09.

 Para defensa aérea de corto alcance se han desarrollado dos modelos: El BK1060 equipado con una torreta armada con un cañón de 35mm muy similar al Oerlikon GDF-06/07, y el CA/SA5, el cual está dotado con una torreta armada con un cañón de 30mm tipo Gatling y dos montajes dobles de misiles de guía IR FN-6. Esta última versión es capaz de batir objetivos aéreos que estén volando a una altitud de hasta 3 kilómetros y a una distancia de entre 4 (cañón) y 5 kilómetros (misil).

Versión de defensa aérea de corto alcance CS-SA5
Versión de defensa aérea de corto alcance CS-SA5

 Otras variantes que se han podido apreciar en los últimos años fueron:

  • Vehículo de Transporte de Personal.
  • Vehículo de Combate Puesto de Comando.
  • Vehículo de Combate Comunicaciones Satelitales.
  • Vehículo de Combate Recuperador.
  • Vehículo de Combate de Ingenieros.
  • Vehículo de Combate Lanzapuentes.
Versiones del ZBL-09 para Ingenieros y Recuperador de Tanques.
Versiones del ZBL-09 para Ingenieros y Recuperador de Tanques.
Versiones de Comunicaciones Satelitales y Puesto de Comando.
Versiones de Comunicaciones Satelitales y Puesto de Comando.

 Gracias a los detalles mencionados a lo largo de este artículo, podemos concluir que estamos ante una familia de VCBR de una gran flexibilidad de diseño, cuya incorporación al Ejército Argentino no solo significará un importante paso en lo que respecta a la modernización del material sino que también tendrá un profundo impacto en el aspecto doctrinario.

Interpretación digital del VCBR VN-1 del Ejército Argentino. Imagen - Alejandro Klichowski .
Interpretación digital del VCBR VN-1 del Ejército Argentino. Imagen – Alejandro Klichowski .

Aclaración del autor: Este artículo no hubiera podido ser realizado sin la invaluable colaboración de Infanteargentino y de Alejandro Klichowski. Mi enorme agradecimiento hacia ellos por sus aportes y paciencia.

2 Comentarios

Deja un comentario