Por James Drex, Washington DC – Flightglobal.

Traducido por Grulla.

Un avión espía de gran altitud Lockheed Martin U-2 ha permitido a una estación de control de misión buscar dinámicamente un nuevo objetivo a un misil antibuque LRASM simulado, utilizando datos que le paso un F-22 Raptor, en los desiertos del sur de California en un reciente ensayo de vuelo.

Durante las pruebas, los datos de orientación fueron pasados por el F-22 a una estación de tierra a través de un módem L-3 Communications en el U-2, dice Scott Winstead, director de desarrollo estratégico para el programa U-2 de Lockheed Martin. Esto permitió a la estación de tierra volver a apuntar el LRASM simulado, esencialmente un sistema de misión del misil de crucero volando a bordo de un avión comercial.

Además, el U-2 fue capaz de traducir y transmitir datos entre el F-22 y un Boeing F-18 Hornet durante la serie de vuelos, que tuvo lugar en junio. Las pruebas fueron diseñadas para evaluar el nuevo sistema de misión abierta (OMS) estandar de Fuerza Aérea de Estados Unidos utilizando un producto de Skunk Works llamado Enterprise OMS.

Funcionarios de la compañía dijeron a Flightglobal en una reciente entrevista que el banco de pruebas U-2 fue cedido por la flota operativa, y se ha modificado para cumplir con los estándares abiertos que la fuerza aérea ha venido desarrollando a través del “consorcio de OMS” con la participación de los principales fabricantes y proveedores de aviones .

Un F-22 Raptor de la 1st Fighter Wing se alista para reabastecerse de un KC-135 Stratotanker de 756th Air Refueling Squadron. Imagen: USAF - Master Sgt. Jeremy Lock.
Un F-22 Raptor de la 1st Fighter Wing se alista para reabastecerse de un KC-135 Stratotanker de 756th Air Refueling Squadron. Imagen: USAF – Master Sgt. Jeremy Lock.

Estas pruebas recientes se basan en el éxito del proyecto Missouri financiado internamente por Lockheed en 2013, que puso a prueba el Enlace Link-16 de comunicación entre un F-22 y F-35 Joint Strike Fighter. También siguio la integración de sensores de imágenes multiespectrales Syers-2C y la prueba de diciembre pasado.

Renee Pasman, gerente senior de la hoja de ruta de arquitectura de sistema abierto de Lockheed , dice que el equipo del programa fue capaz de integrar siete cargas útiles OMS conformes con el U-2 Dragon Lady modular en tan sólo tres meses, en comparación con los 12 a 24 meses que normalmente se tarda para integrar una nueva pieza de equipo con un avión militar.

Ella agrega que el trabajo apoya el proyecto OMS de la fuerza aérea, establecido para acelerar y reducir el costo de la integración de nuevas capacidades por tener interfaces y software estandarizados.

“Las cargas útiles para esta última demostración fueron principalmente cargas útiles de comunicaciones, por ejemplo terminales Link-16, así como otros equipos de radio y algunas cargas útiles de inteligencia de señales y de comunicaciones integradas por nuestros socios de la industria”, dice ella. “La carga útil de comunicaciones era un traductor de cuarta a quinto generación, caza a caza.”

Detalle del equipo de Enterprise OMS montado en el U-2 Dragon Lady. Imagen: Lockheed Martin.
Detalle del equipo de Enterprise OMS montado en el U-2 Dragon Lady. Imagen: Lockheed Martin.

No es casualidad que Lockheed está probando relés de comunicación, ya que la fuerza aérea está explorando un programa denominado Sistema de Procesamiento Adaptable Multi-Dominio (MAPS) que permitiría a los nuevos y viejos aviones de combate compartir información en el campo de batalla.

“Esta demostración no se hizo en apoyo del programa MAPS, pero sin duda el enfoque que ha demostrado y las tecnologías que hemos demostrado sería aplicables a la solución de los requisitos MAPS”, dice Pasman.

Los estándares abiertos se están desarrollando como un requisito para cualquier plataforma en desarrollo destinada a reemplazar al Northrop Grumman E-8C Joint Surveillance Target Attack Radar System (JSTARS) como parte de la iniciativa “ser dueño de la línea técnica de base” de la USAF. También podría ser utilizado en el entrenador de próxima generación TX y en el Bombardero LRS-B. La fuerza aérea también está explorando maneras de hacer estos estándares interoperables con las normas de sistemas de misión abierta diseñados para el ejército de Estados Unidos y la Armada.

El banco de pruebas U-2 está actualmente estacionado en las instalaciones de Lockheed Skunk Works en Palmdale y será devuelto a la flota operativa en diciembre.

U-2 Dragon Lady empleado durante las pruebas con F-22 Raptor. Imagen: Lockheed Martin.
U-2 Dragon Lady empleado durante las pruebas con F-22 Raptor. Imagen: Lockheed Martin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí