LONDRES – Planificadores militares británicos están buscando una mejora importante de la defensa aérea con base en tierra en las Islas Malvinas en medio de señales continuas de que Argentina estaría buscando actualizar su fuerza aérea con aviones de combate modernos.

Rapier-Falklands

Argentina y el Reino Unido se enfrentaron en una breve pero sangrienta guerra por el territorio británico (NdeT: Territorio en disputa) en 1982. La disputa recibió nueva vida recientemente por la presidenta argentina, Cristina Kirchner al lanzar una guerra diplomática de palabras, en un esfuerzo para expulsar a los británicos.

Ahora se ha sabido que los británicos han estado planeando en reemplazar el sistema basado en tierra desplegado en las Malvinas con un paquete que incluye un sistema de comando de gestión de combate, control, comunicaciones, computadoras e inteligencia (BMC4I), un nuevo misil y un radar.

Recientemente, en diciembre, surgieron informes no confirmados de que Buenos Aires estaba en conversaciones con rusos sobre el posible arrendamiento de un escuadrón de Sukhoi Su-24 “Fencer”, en un movimiento que pondría en peligro el control británico de los cielos de las islas.

Los informes buscan una respuesta del Ministerio de Defensa del Reino Unido buscando ajustar las capacidades de defensa a un nivel adecuado para hacer frente a cualquier amenaza a las islas en disputa, que los argentinos se refieren como Islas Malvinas.

Gran Bretaña ha mantenido fuerzas en la isla desde la guerra. La fuerza incluye cuatro aviones Typhoon, misiles Rapier, medios navales y alrededor de 1.200 tropas.
El año pasado, los británicos gastaron £ 63 millones (US $ 95 millones) para la defensa de las Malvinas.
“Actualmente estamos evaluando opciones para satisfacer el requisito para el futuro sistema de defensa aérea de corto alcance” dijo una portavoz del Ministerio de Defensa.
url
El sistema BMC4I estara ligado a los FLAADS (L) (futuro sistema de defensa aerea- misil y lanzador-). Esto incluye el acoplamiento a radares Girafe-Agile multibeam”, dijo.
El portavoz dijo que no es posible aclarar cuando el sistema entrara en servicio, ya que el proyecto, que está financiado en su totalidad, esta sólo en su fase de evaluación.
Sin embargo, fue capaz de dar algunos otros hitos clave para el proyecto.
“La invitación a negociar el sistema BMC4I se prevé para el verano 2015 y su adjudicación se espera para el verano de 2016,” dijo.
“Nuestra postura militar global en el Atlántico Sur se basa en evaluaciones periódicas de la amenaza y que las Islas Malvinas sigan siendo bien defendidas.”
Un sistema BMCI similar al requerido entró en servicio con el ejército británico en octubre pasado. El sistema, conocido como Land Environment Air Picture Provision (LEAPP), fue construido por Lockheed Martin-UK en un acuerdo de £ 100 millones que la empresa firmó con el Ministerio de Defensa en 2008.
Ejecutivos de la industria dijeron que el número limitado de sistemas LEAPP suministrados pueden ser la razón de que el Ministerio de Defensa está llevando a cabo una contratación adicional para las Malvinas.
Richard Muir, el director de desarrollo de negocios de Lockheed Martin-UK Ampthill, quien dirige el trabajo LEAPP, dijo que el sistema podría proporcionar la gestión del espacio aéreo y la vigilancia de los cinco kilómetros hasta mucho más allá de 100 kilómetros.
“La alcance del LEAPP sólo está limitado por el radar”, dijo.
A pesar de que el LEAPP entro en servicio en los últimos meses, la portavoz del Ministerio de Defensa dijo que el elemento BMC4I de este sistema sera puesto a compulsa entre diferentes compañias durante la finalizacion del contrato del LEAPP.
De todas maneras el FLAADS (L) y el sistema Girafe de SAAB ya han sido adjudicadas.
Ciertamente, Lockheed Martin UK hará una oferta. Otros contendientes posibles incluyen a las firmas MBDA y Saab.
El radar Girafe ya es parte de la capacidad LEAPP, aunque por el momento el problema del sistema se produce por el envejecimiento de los misiles Rapier de MBDA. El cambio de estos misiles es una prioridad desde el cambio de decada.
La portavoz del Ministerio de Defensa reveló que el ministerio había firmado un acuerdo de demostración y producción con MBDA a finales de diciembre para el reemplazo del Rapier, que seria el FLAADS (L).
Este sistema es un derivado del misil modular común anti-aéreo de la compañía de misiles (CAAMM). Una versión naval conocida como Sea Ceptor, que utiliza el mismo misil, ya ha sido ordenada por la Royal Navy para equipar a las fragatas Tipo 23.
Brasil asi como tambien Nueva Zelanda han ordenado este sistema de armamento naval.

El esfuerzo británico para reforzar sus capacidades de defensa aérea en las islas del Atlántico Sur se presenta en función de que Argentina aun busca una manera de actualizar una fuerza aérea que está prácticamente volando el mismo avión que lo hizo cuando reconquisto las Malvinas.

Los argentinos, financieramente en apuros, han hecho varios intentos de comprar aviones de combate de segunda mano, como el Mirage 2000, sin éxito.
Recientemente, Buenos Aires marcó su interés en adquirir cazas Saab Gripen NG de una línea de producción brasilera.
Eso quedó en la nada después de que el gobierno del Reino Unido advirtió que bloquearían cualquier venta al negarse a aprobar la exportación de la cantidad sustancial de tecnología británica utilizada para la producción del avión de combate.

Aunque los informes de los medios de comunicación sobre que los argentinos están buscando al Su-24 han sido negado por Buenos Aires, los analistas en el Reino Unido dijeron que una eventual compra de un jet de combate creíble podría alterar el equilibrio de poder en el Atlántico Sur.
Francis Tusa, director de Análisis de Defensa, dijo recientemente que el tema Gripen destacó que si un acuerdo de esta naturaleza se adelanta, sería “dramática y peligrosamente” cambiante para la situación de Gran Bretaña sobre las Islas Malvinas.

http://www.defensenews.com/story/defense/international/americas/2015/01/11/uk-Malvinas-leapp-air-defense-argentinia/21497721/

Deja un comentario