El nuevo misil antibuque Kh-35 amenaza a los buques de Corea del Sur. ¿Quién se lo vendió a Pyongyang?

PorZacharyKeck
13 de junio 2014

a6ab6c4becaf285
Corea del Norte mostró recientemente un peligroso misil anti-buque nuevo, lo que provocó la obvia pregunta de qué país lo vendió a Pyongyang.

Según el Chosun Ilbo, un conservador medio de comunicación de Corea del Sur, un reciente video de propaganda transmitido en la televisión estatal de Corea del Norte mostró un nuevo misil antibuque por primera vez. Un funcionario militar de Corea del Sur no identificado dijo al diario que el misil es “probablemente un Kh-35 Uran de fabricación rusa o una copia.”

El Kh-35 es un misil de crucero antibuque que la Unión Soviética concibió en la década de 1970, y ordenó su producción en la década siguiente. No fue sino hasta la década de 1990 que el misil entró en servicio en lo que por entonces ya era las fuerzas armadas de la Federación Rusa.

El Kh-35 es a menudo comparado con el Harpoon de Boeing. Diferentes variantes pueden ser lanzadas desde una variedad de plataformas, incluidos buques de superficie, sistemas costeros, helicópteros navales y aviones. En la película de propaganda, el misil se muestra en un buque de superficie de Corea del Norte.

El misil tiene un alcance de unos 130 kilómetros llevando una ojiva de alrededor de 150 kilogramos. Viaja a una velocidad de unos 300 m/s. Más notablemente, sobre todo desde la perspectiva de Corea del Sur, debido a “su de radio-altímetro de alta precisión,” el misil puede volar a una baja altura de 10 a 15 metros, en ruta, y tan bajas como 5.3 metros en la etapa terminal.

Esto plantea cuestiones importantes para la cada vez más sofisticada Armada de Corea del Sur. Aunque los buques de guerra más avanzados de Corea del Sur, tales como sus Aegis y otros destructores, están bien equipados para defenderse de misiles, sus envejecidas corbetas de clase Pohang y lanchas patrulleras no lo están, según el Chosun Ilbo.

Esto es problemático, ya que estos son los principales buques que Corea del Sur utiliza para la defensa costera a lo largo de la Línea Límite Norte (LLN), la frontera marítima de facto entre las dos Coreas. Por otra parte, Corea del Norte tiene antecedentes de hundir corbetas de Corea del Sur. En 2010, por ejemplo, utilizó un torpedo para hundir el ROKS Cheonan, una corbeta de la clase Pohang, mientras el buque estaba patrullando cerca de la LLN.

Los Kh-35 de Corea del Norte representa una mejora significativa sobre los anteriores SSN-2-C (Styx) de corto alcance, misiles más antiguos; también de origen soviético. Con un rango limitado de unos 85 km, la variante de tierra-mar del misil Styx no planteaba una amenaza significativa para los buques de Corea del Sur. En 2011, sin embargo, Corea del Norte probó un misil Styx modificado lanzado desde un bombardero IL-28 en el Mar Amarillo. Si una aeronave capaz de portar misiles antibuque volara a través del NULL y hacia el espacio aéreo de Corea del Sur, los Styx podría amenazar los barcos surcoreanos. Sin embargo, los propios aviones estarían en grave peligro debido a los sistemas de defensa aérea con base en tierra y navales.

Así, los nuevos Kh-35 son una importante actualización de las capacidades antibuque de Corea del Norte. Es notable que Pyongyang los muestra en un momento en que las armadas de las dos Coreas y sus guardacostas han intercambiado fuego a lo largo de la LLN de forma bastante frecuente. Esto sugiere que Corea del Norte ha tenido probablemente los misiles Kh-35 durante algún tiempo, y ha decidido mostrarlos ahora para enviar una advertencia a Seúl.

Independientemente de la fecha exacta de la compra de los misiles, la pregunta obvia es ¿qué país los vendió a Corea del Norte? Una posibilidad, por supuesto, es que Rusia vendió el Kh-35 directamente a Pyongyang. De hecho, Rusia ha exportado el Kh-35 a una serie de diferentes países, entre ellos la India, Argelia y Vietnam.

Sin embargo, el hecho de que Rusia ha exportado los Kh-35 a numerosos países hace más difícil establecer claramente el proveedor de Corea del Norte. La fuente más probable es Myanmar. Como The Diplomat ha informado anteriormente, las fragatas de la clase Aung Zeya de Myanmar están equipadas con Kh-35. La fuerza aérea de Myanmar también se cree que tiene una versión de lanzamiento aéreo de los Kh-35. Aunque Rusia no parece haber reconocido estas ventas, los Kh-35 de Myanmar casi con seguridad vinieron de Moscú. Es posible, pero menos probable que Myanmar los haya adquirido de otros países que los importan de Rusia, como la India o Vietnam.

Myanmar y Corea del Norte tienen una larga historia de cooperación militar, que incluye la venta de tecnología de defensa y armamento. Por el contrario, mientras que la Unión Soviética sin duda proporcionó armas a Corea del Norte durante la Guerra Fría, hay menos evidencias que indiquen que continúa haciéndolo hoy en día de forma significativa.

Dado que los Kh-35 no se terminaron hasta después del colapso de la Unión Soviética, esto deja a Myanmar como la fuente más probable de nuevos misiles antibuque de Corea del Norte. Si es así, el momento exacto de la adquisición se vuelve importante porque – a pesar de que Myanmar ha vendido durante mucho tiempo armas a Corea del Norte – ha asegurado a los EE.UU. en los últimos años que ha roto todos los lazos militares con el Norte y está cumpliendo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte. Han habido considerables evidencias que sugieren que esto no es del todo sincero. Sin embargo, la venta de los Kh-35 después de haber dado esas garantías sería una provocación particularmente atroz.

Fuente: Who Sold North Korea a New Anti-Ship Missile?

Deja un comentario