Por Tony Capaccio

23 de enero 2014

El Pentágono descubrió que el nuevo avión de vigilancia de la Boeing Co. desplegado en Japón el mes pasado aun no es efectivo a la hora de cazar submarinos o llevar a cabo misiones de reconocimiento sobre grandes áreas, dos de sus misiones principales.

Michael Gilmore, jefe de la oficina de evaluación del Pentágono, escribió en su informe anual sobre los principales programas armamentísticos, que todavía tiene que ser publicado, que los defectos en el programa de 35 mil millones dólares incluyen el rendimiento del radar del avión, la integración de sensores y transferencia de datos. Él mismo dijo que el nuevo P-8A Poseidon exhibió “todas lasdeficiencias principales ” identificadas en ejercicios anteriores cuando se lo sometió a pruebas en las situaciones de combate más realistas y estresantes desde septiembre del 2012 a marzo del 2013.

“Muchas de estas deficiencias” llevaron a Gilmore a determinar que el P-8A “no es eficaz para las misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, y no es eficaz para las tareas de búsqueda antisubmarina en extensas áreas”. La Armada tiene previsto realizar pruebas adicionales “para verificar la corrección de algunas deficiencias”, escribió.

Las conclusiones de Gilmore sugieren que las aeronaves iniciales del programa – Boeing 737-800 modificados con radar y sensores – no están listas para su despliegue. Entre sus principales misiones está el seguimiento de los submarinos chinos. Seis de los aviones han sido desplegados en Japón apoyando las tareas de patrullaje marítimo de la Séptima Flota desde la base aeronaval (Naval Air Facility) Atsugi como parte del pivote estratégico de EE.UU. para la región Asia-Pacífico.

El Vicealmirante Robert Thomas, comandante de la 7 ª Flota, dijo en un comunicado de prensa del 10 de enero que la aeronave “representa una mejora significativa” sobre los viejos P-3 Orion de la Lockheed Martin Corp., “ofreciendo la oportunidad de detectar, rastrear e informar sobre más objetivos que nunca antes”.

13 Entregados

Boeing, con sede en Chicago, entregó el mes pasado el decimotercer ejemplar de lo que va a ser un programa de 113 aviones. La Marina en noviembre certificó el avión como listo para el despliegue de combate después de determinar que los criterios para la realización de patrullas eficaces “se cumplieron,” declaró la Teniente Caroline Hutcheson, portavoz de la Marina, en una entrevista telefónica.

“El P-8A estaba listo, era necesario en el teatro y sigue cumpliendo con las expectativas de los comandantes de la flota”, dijo. Hutcheson dijo que la oficina de Gilmore “ha puesto siempre de manifiesto tanto las buenas características de combate (del avión), así como recomendaciones para las áreas revisar.”

“La mayoría de los problemas citados han sido identificados colectivamente,” y la Armada ha desarrollado “actualizaciones de software para corregir las deficiencias”, dijo.

El portavoz de Boeing Charles Ramey dijo en un comunicado por correo electrónico que no había visto el informe de Gilmore y no podía comentar directamente.

Comentario de Boeing
“Los comentarios que hemos recibido hasta la fecha es que la Marina está muy contenta con el rendimiento del P-8A”, dijo. “Como siempre, Boeing trabajará de la mano con la Marina para resolver cualquier problema que surja.”

El secretario de Defensa Chuck Hagel, elogió las “tecnologías de vanguardia” del P-8A durante un viaje a Japón en octubre.

La portavoz de Gilmore, Jennifer Elzea, declaro la oficina de la prueba llegó a la conclusión que la aeronave era eficaz para las tareas de búsqueda en áreas pequeñas, prestaciones similares a la de los aviones P-3C Orion que está reemplazando.

El avión también es eficaz en la realización de “misiones sin armas de guerra anti-superficie”, y su radar y sensores de apoyo “proporcionan una buena capacidad de búsqueda y rastreo de blancos de superficie todo tiempo”, dijo en un comunicado por correo electrónico.

La oficina de Gilmore también concluyó la estructura del avión es fiable, ofreciendo “importantes mejoras en la confiabilidad del hardware, facilidad de mantenimiento y disponibilidad” sobre los P-3C. En general, el sistema de Boeing “proporciona mayor alcance, carga útil y la velocidad”.

Radar Raytheon

El informe de Gilmore declara que las pruebas recientes en situación de combate confirmaron los resultados anteriores sobre las deficiencias en el radar del P-8 “y puso de manifiesto las implicaciones operativas de las limitaciones del radar para algunos blancos.” Los detalles son clasificados. Raytheon Co. Fabrica el radar de vigilancia terrestre y marítima del P-8.

El reporte habla de deficiencias en la electrónica de a bordo para detectar radares antiaéreos enemigos “limitando la detección de amenazas” y “degradando en gran medida el desempeño y la capacidad de supervivencia del avión durante sus principales misiones”.

Elzea dijo que la Marina está llevando a cabo pruebas adicionales “para evaluar varias mejoras técnicas del sistema” que serán evaluados por la oficina de Gilmore “, mientras se van entregando.”

La Armada tiene planes para alinear a dos series de actualizaciones para los aviones P-8 para “mejorar la capacidad de guerra antisubmarina durante varios años” y ha desarrollado “un plan de pruebas y evaluaciones adecuado” para evaluar las mejoras, dijo.

Fuente:

http://www.businessweek.com/news/2014-01-23/boeing-surveillance-plane-found-not-yet-effective-for-missions

Deja un comentario