Uno de los F-15K entregadosen el mes de Septiembre a la Fuerza Aérea de la República de Corea (ROKAF) de parte de Boeing, supuestamente por la mala calidad de los trabajos realizados en la planta de la localidad de St. Louis.

El 9 de Septiembre, Boeing entregó 3 aparatos de la segunda partida de 21 F-15Ks, pedidos en un contrato del año 2008, siguiendo a la entrega de 40 aeronaves del contrato original firmado en el 2002. Pero uno de los recién llegados sufrió un daño en uno de sus motores por la ingestión de un objeto, lo cual genero problemas en el sistema de combustible y de avionica según fuentes en la base aérea de Daegu, 300 kilometros al sur de Seul, hogar de los F-15 coreanos. El motor fue reemplazado por uno nuevo y el resto de los problemas reparados, siendo un nuevo motor entregado de parte de Pratt & Whitney a modo de compensación. “Cuando este motor ingiere el objeto y se daña, solamente el daño visible fue reparado y así fue como volaron a Corea” dijo una fuente al diario The Korea Times, “Arribada la aeronave a Corea, los técnicos verifican el motor y descubren daños los cuales exceden la capacidad de reparación de las instalaciones existentes a lo cual se hace necesario el reemplazo del motor.”

Al parecer, negligencia en las inspecciones de recepción realizadas en los Estados Unidos de parte del personal de la ROKAF así como otros problemas frecuentes también fueron atribuidos a estos. “Esta negligencia podría haber representado la perdida de una aeronave, especialmente sobre el mar donde jamas hubiéramos descubierto la verdad.” Distintos cuestionamientos a los inspectores se han planteado dando lugar a la pregunta si estos realizan su trabajo en la linea de montaje correctamente, con preocupación también de que otra de las 3 aeronaves tenga sus sistemas dañados. Especialmente sabiendo que uno de ellos es un oficial de artillería del Ejercito sin experiencia técnica. “Cuando el fabricante se ofreció a formarlo de forma gratuita, el se negó” también con problemas heredados de recortes presupuestarios que no permitieron dejar personal en Connecticut, donde se encuentra P&W dando un control esencial a los motores nuevos, aunque ahora compensado por la presencia de personal de Samsung Techwin, quienes fabricaran bajo licencia el motor en Corea del Sur y controlando los mismos, según uno de los oficiales asignados.

http://www.milavia.net/news/images/f-15k.jpg

Deja un comentario