El día 14 de Octubre se dio la primera jornada como parte del Seminario sobre Proyectos y Desarrollos Tecnológicos del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF) en la Escuela Superior Técnica del Ejército Argentino

, un total de 8 se darán hasta fines del mes de Noviembre del corriente año.

Sobre las 15hs el Ing. Eduardo Fabre, Presidente del Instituto, abrió el evento en el cual la primera charla fue de parte del Coronel Oscar Giacomelli, en este caso refiriéndose al mantenimiento, recuperación y extensión de vida útil de munición. El Coronel describió una situación anterior, en donde solía destruirse el material cuando llegase a su vencimiento. En la década de los 80’s, las Fuerzas Armadas contaban con un gran stock de munición, la cual con el tiempo fue venciéndose, en los 90’s el entonces CITEFA, comenzó los procesos de recuperación de gran cantidad de munición vencida.

El CITEDEF cuenta con distintos procesos mediante los cuales finalmente logra recuperar el material que no se encuentra apto para uso. Recabando información del mismo, diseñando ensayos y pruebas a distintos lotes y muestras específicas dando lugar posteriormente a inspecciones, ensayos no destructivos, pruebas de laboratorio estáticas y dinámicas llegando a la etapa de ensayos destructivos y operativos de tiro.

Dentro de los ensayos no destructivos, se incluye la inspección visual, el gamagrafiado, la inspección por rayos X, el desmontaje de distintos componentes y la microscopía. En las pruebas de laboratorio se analiza la estabilidad de pólvoras y cargas, la corrosión de las mismas y el material, pruebas de vibración, caída e impacto junto a la revisión de distintos componentes mecánicos y sobre el tren de fuego. Se tiene en cuenta de forma muy importante el funcionamiento de distintos componentes y subsistemas. Giacomelli hizo referencia a una prueba donde una mina anti tanque EXPAL, sobre la cual se probó la efectividad de sus sensores, los cuales al tener regulada su iniciación cuando un peso de aproximadamente 300 kilos o superior hiciera presión sobre el mismo, probándose un peso de 150kg lo cual no provoco la detonación, validando la efectividad del instrumento. Destaca también las distintas pruebas de tiro, validando la velocidad inicial con un sistema de radar ,recientemente incorporado dentro de un plan de una cifra superior a los 5 millones de pesos para reequipamiento que se ha ejecutado en el Instituto, también en pruebas de distancia de seguridad donde la munición no debiera activarse considerando que su sistema de espoletado, contara con una distancia mínima en la cual no tuviera efecto, impactando sobre maderas y distintas placas para validar los mismos.

CITEDEF también se encarga de validar las especificaciones técnicas de nuevas municiones recientemente incorporadas tales como recientemente se ha dado una prueba de fuego en la localidad de Mar del Plata, junto a la Fuerza Aérea Argentina, probando la efectividad de la munición tanto a -50°C como a +50°C. El instituto ha realizado y actualmente sigue haciéndolo, mantenimiento sobre misiles tales como el Roland, Exocet, Martin Pescador, Aspide, Milán, AS-11 y AS-12.

Lanzamiento de misil Aspide repotenciado por CITEDEF

Esto finalmente representa un gran beneficio económico para las FF.AA. comparativamente a costos de reposición los cuales generan un ahorro aproximadamente de 130 millones de dólares y contando con la capacidad local de mejorar los estándares de seguridad y el seguimiento de stock.

Al dar finalizada la charla del Coronel Giacomelli, tuvo lugar un pequeño intermedio para un café y a las 16hs el Coronel (R) Tulio Andreussi estuvo encargado de desarrollar su exposición sobre Sistemas de Armas de Artillería.

Andreussi comenzó su exposición, explicando a los presentes el marco legal mediante el cual CITEDEF encuentra su razón para desarrollar y modificar sistemas de artillería. Con motivo de la normativa de la Ley 24.948 del año 1998, se establece el objetivo de recuperar, modernizar e incorporar material, teniendo en cuenta esto, se llegan a 3 parámetros de suma importancia donde los mismos son:

-Mayor alcance efectivo

-Menor peso

-Mayor movilidad (equivalente a un mayor grado de supervivencia)

Como forma de incrementar el alcance se decidió trabajar sobre la munición tipo “base bleed” y su mejora de balística, tanto interior como exterior. Para reducir el peso se ha considerado la utilización de distintas aleaciones de menor peso al Acero, tales como las aleaciones de Aluminio y Titanio, al alivianar este sistema dándosele mayor movilidad también se incorporarían nuevos sistemas de puntería con asistencia inercial y por GPS.

En base a esto se ha llegado al desarrollo del Cañón Liviano 105L39 CALIV, este como reemplazo de los Oto Melara M56, con un requerimiento de parte del Ejército Argentino de 90 piezas y 16 para la Infantería de Marina de la Armada Argentina. Dando un total de 106 unidades las cuales se estiman actualmente en un costo aproximado de 50 millones de dólares, lo que representa el 50% de la inversión requerida si se realizada una compra directa a un proveedor extranjero. Actualmente el Ministerio de Defensa ha asignado los fondos requeridos para su desarrollo para el año 2010, 2012 y 2013 mediante el Banco de Inversión Militar (BIM) y el Banco de Proyectos de Inversión Pública (BAPIN).

El CALIV contaría con estas características:

17km de alcance máximo (con la munición HEM1 actualmente utilizada por el Ejército Argentino)

19km de alcance máximo (con munición especial a desarrollarse localmente)

Con una cadencia máxima de 9DPM, media de 7DPM y sostenida de 5DPM teniendo su peso en aproximadamente 1.850kg.

Su longitud ,desplegado el mismo, seria de 7.6m y replegado de 4.95m, con una trocha de 2m, un despeje de 0.32m y la capacidad de elevación entre -3° y 67°.

En el año 2013, con posterioridad al diseño y desarrollo definitivo del CALIV, se procedería a la modernización del cañón CITER L33 155mm sobre camión, utilizando distintos componentes desarrollados para el CALIV y también con la incorporación de un sistema de bastidor municionado y desarrollando un sistema de puntería autónomo. Concretadas estas modificaciones llevando a un sistema conceptualmente similar al CAESAR francés, el Archer sueco, el Nora serbio y varios vehículos más, con una mejora en la supervivencia, velocidad de desplazamiento, puesta en posición así como en el momento de emprender la retirada para contrarrestar el efecto posible de fuegos contrabatería.

Sistema CAESAR del Ejercito de Tierra francés

Con el objetivo de mejorar la balística exterior, se resuelve nuevamente volver a desarrollar el sistema “base bleed”, el cual se había trabajado desde mediados de la década de los 80’s que aunque de reducido desarrollo había tenido un aceptable nivel de efectividad, lo cual al día de hoy se mejoraría para cumplir con los parámetros requeridos.

Este proceso también cuenta con la financiación necesaria del BIM y BAPIN para los años 2012 y 2013, donde finalmente este tipo de mejoras también incrementarían el alcance efectivo del cañón CITER, el VCA Palmaria y el cañón CALA sin pérdida de precisión.

Regresando al calibre 105mm, se trabajaría en incrementar su letalidad mediante la mejora de la fragmentación, mejorando también la resistencia estructural, aerodinámica y la estabilidad en trayectoria. Esta munición planeada sería comparable e incluso de mejores prestaciones a la EAB-68 de origen francés por distintas mejoras en su balística interior.

Ante esta clarísima y muy valiosa jornada, debo agradecer al Coronel Ing. Militar Alejandro Echazú, decano de la Escuela Superior Técnica, al Coronel Giacomelli, al Coronel (R) Andreussi y al excelente trato de parte de los representantes del CITEDEF.

1 Comentario

Deja un comentario