Rusia devolverá un adelanto que le realizó Irán de 166,8 millones de dolares para la compra del sistema de misiles de defensa aerea Almaz S-300.

El Presidente Dimitri Medvedev canceló el convenio porque iría en contra de la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el mes de Junio. Los Estados Unidos junto a Israel, presionaron para que este no se concretara considerando que podrían estos misiles ser instalados en las cercanías de instalaciones nucleares las cuales serían parte de un programa de armamento atómico.

Deja un comentario