BATERIAS – El transporte multipropósito ARA “Hércules” zarpó el jueves desde la dársena de Puerto Belgrano, para participar junto a personal de la Infantería de Marina y la Aviación Naval, en una nueva operación anfibia, que tuvo como punto de culminación la playa Azul en la Base de Infantería de Marina Baterías.

Cerca del mediodía, se dio inicio al adiestramiento con el embarco de la compañía de tiradores eco del Batallón de Infantería de Marina Nª 2, que continúo con la zarpada del “Hércules”, en dirección al fondeadero, en las proximidades de la costa y a pocos metros de donde se encontraba la Fragata ARA “Libertad”.

Una vez allí, se incorporó al cuadro de acción un helicóptero Alouette, que realizó unos siete navizajes sobre la plataforma del buque.

“Más allá de las prácticas de aterrizaje y despegue, la operación fue importante porque se pudo llevar a cabo la puesta en marcha del Alouette desde el servicio de electricidad del buque”, destacó el comandante, capitán de fragata Juan Carlos Fuentes.

Posteriormente, se dio inicio al trasbordo de la compañía de tiradores Eco de la Infantería de Marina, desde el buque hacia los botes MK5, que se movilizarían para establecer una base de operaciones temporarias en las proximidades de Baliza Chica.

Al mismo tiempo, pero en la costa, la agrupación de Comandos Anfibios de la sección de Largo Alcance realizaba una incursión en el terreno, tras ser lanzados en paracaídas, para realizar el marcado de la playa.

En tanto, según explicó el jefe de la compañía, teniente de navío Pablo Cabrio, la primera ola de vehículos anfibios estuvo a cargo de la compañía Delta.

“Se conquistó la playa y se procedió a realizar una seguridad inmediata de lo que iba a representar la Base de Operaciones Segura, que se instaló allí para la siguiente incursión anfibia”, agregó.

Una vez asegurado el terreno, la ola de botes de asalto se hizo presente sobre el horizonte de la costa.

En la playa, los infantes aseguraron las primeras alturas y, junto a la compañía Delta, se conformó el dispositivo de seguridad para el posterior desembarco de elementos logísticos y de apoyo del fuego.

El ejercicio continuó con maniobras en tierra y, una demostración continua en tiro de combate, en las cercanías de la cota 50.

Desde el Hércules

En el fondeadero, las actividades continuaron una vez llegada la noche. Fue entonces que los oficiales del buque multipropósito y de la fragata ARA “Libertad”, realizaron las tradicionales visitas de cámara, para dar cierre a una excepcional jornada de navegación.

Por la mañana del viernes, ambas embarcaciones se hicieron presentes en la dársena de Puerto Belgrano.

“Resultó una gran satisfacción, no sólo el haber pasado la noche en compañía de la fragata, sino también el haber podido participar, junto a la Infantería de Marina y la Aviación Naval, en una operación exitosa”, dijo el comandante del transporte.

“No caben dudas que el Hércules y la IM están totalmente integrados, y que es esta relación la que nos ha permitido hoy poder navegar y operar”, finalizó.

Gaceta Marinera

2 Comentarios

Deja un comentario