Sumido en el clima tipico previo a las elecciones, El Ministerio de Defensa australiano ha reabierto las negociaciones con los Estados Unidos para adquirir el RQ-4 Global Hawk.

RQ-4 Global Hawk

El ex Ministro de Defensa, Joel Fitzgibbon con motivo de la crisis de finales de 2008, había pospuesto los planes de su incorporación hasta el año 2019, sin embargo los recurrentes casos de botes y todo tipo de embarcaciones de inmigrantes han modificado la escala de prioridades especialmente teniendo en cuenta la salida de servicio futura del P-3C Orion que actualmente la Real Fuerza Aérea Australiana tiene en servicio, Este plan cuenta con el apoyo también de la oposición, los cuales han declarado que ademas de los 3 aparatos que pretende la RAAF, que ellos quisieran incorporar 5 maquinas mas, en este caso la totalidad de lo

requerido.

AP-3C Orion de la RAAF

La urgencia de este contrato se basa en la incertidumbre de la vida futura del Orion, en relación a la entrada en servicio del P-8 Poseidon, entonces la RAAF eligiendo una aeronave confiable que puede proveer la capacidad de vigilar mas de 40.000 millas náuticas cuadradas, especialmente también vigilando la zona noroeste donde existen plataformas para la explotacion de petroleo y gas e incluso el Ministerio del Interior esta interesado en la utilización de sus capacidades en roles de inteligencia gracias a su equipamiento.

http://www.theaustralian.com.au/national-affairs/defence/unmanned-patrol-planes-back-on-defence-agenda/story-e6frg8yo-1225911087938

zp8497586rq