El día Miércoles 25 el Ejército de los Estados Unidos notificó a los oferentes la cancelación de la etapa que desarrollaría el nuevo vehículo de combate (Ground Combat Vehicle) dentro del masivo programa de modernización denominado Brigade Combat Team (BCT). Este billonario proyecto fue cancelado y se ordenó la elaboracion de nuevas propuestas a ser presentadas dentro de 60 dias, las cuales deben ser de un costo mucho menor acorde a las circunstancias economicas y que de tener un ganador definido se acordaría aproximadamente a 6 meses de la fecha.

Equipos del Pentágono advirtieron sobre el costo de este proyecto lo cual llevo a su reestructuracion, cuestión que afecta directamente los intentos que hace años el US Army pretende para incorporar un nuevo vehículo de combate de infantería así también las proyecciones futuras y lo invertido de parte de las empresas que han participado y apostado en la concreción del mismo. Los principales contratistas son: Science Applications International, BAE Systems y General Dynamics y participando como sub-contratistas: Lockheed Martin, Boeing y Raytheon. Estas empresas presentaron sus propuestas en el mes de Mayo y se planeaba la asignación de los contratos para los prototipos en el mes de Septiembre

El Ejército estudia el impacto que tendrá esto en su presupuesto, que para el año 2011 ya contaba con 934 millones de dólares para el desarrollo de los prototipos. Al alcanzar la

produccion en serie, el programa manejaría cifras en las decenas de miles de millones de dólares aunque con certeza no se ha definido considerando que esto depende del costo de cada tipo de vehiculo asi como tambien de la cantidad a incorporar. Esta auditoria llego a la conclusión de que de no ser reestructurado, el programa no podría llegar ni dentro de los costos ni los tiempos establecidos.

Distintas fuentes consideran que mucho tiene que ver los anuncios que han realizado la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y la Armada de los Estados Unidos, demorando convenios como el nuevo avión de reaprovisionamiento en vuelo (KC-X) y de la nueva Fragata de acción litoral respectivamente, medidas relacionadas tanto al esperar que pasen las elecciones del mes de Noviembre (considerando que distintos anuncios podrían representar perdidas de empleos) y también en relacion a las medidas de ajuste propuestas por el Secretario de Defensa, Robert Gates y quienes las apoyan en el Congreso, marcando una diferencia cuando anteriormente se asignaba un contrato y luego se le practicaban los ajustes correspondientes. Voceros relacionados a la Industria de Defensa consideran que se perjudica con estas decisiones la capacidad futura de combate del Ejército y a la capacidad de los proveedores de cumplir con las necesidades a satisfacer posteriormente.

http://www.reuters.com/article/idUSN2513539520100825

zp8497586rq